El outsider somos todos

De Gastón Acurio a Daniel Urresti, pasando por varios “pitufos políticos”, la izquierda y los que no saben, nunca han sabido, por quién votar; vienen rogándole a todos sus santos que aparezca alguien que “salve el Perú”. Suena ridículo pues, estos mismos grupos “anti políticos”, no saben a qué se oponen, no proponen nada concreto y menos aún tienen idea de cómo “salvar el Perú”.  Lo que ocurre, a modesto entender, es que gran parte de la población y la prensa se aburre de las mismas opciones. Sin embargo, no se dan cuenta que, petardeando a los partidos e inflando candidaturas cómicas o tragicómicas como la de Urresti, lo único que logran es socavar el sistema de partidos que tanto reclaman porque se renueve y fortalezca. Esto, claro está, no quita los errores de conexión con el pueblo que puedan haber tenido los partidos más representativos con la población.

Pero, ¿es acaso posible que se repita el escenario de 1990? No lo creemos. Es muy difícil que un ilustre desconocido, como lo era Fujimori en aquel tiempo, logre, en una campaña relámpago, la presidencia de la República. Además, terminó en dictadura. Ollanta nunca fue un outsider, los que crean que sí están muy equivocados. Los Humala-Heredia no han pasado de aventureros. Los que no votamos por Humala pensamos en un proyecto familiar con ideología trasnochada que iba a ser una mala copia de Velasco. No fue así, mejor dicho, ni siquiera fue así. Con lo mal que lo han hecho los nacionalistas era lógico que aparecieran nuevas opciones fuera de los partidos para el 2016. La realidad, por dura que esta sea, es que Gastón Acurio está muy lejos de ser la solución a los problemas del país. Es más una insistencia de alguna prensa que del propio pueblo. Sobre Urresti no hay mucho qué decir sino que “por sus tuits y sus juicios por asesinato lo conoceréis”.

Un outsider que refresque la política, contribuya a fortalecer la democracia y haga remecer los partidos para fomentar su renovación es algo que no está en el horizonte electoral. Alan García acaba de proponer nuevas elecciones internas en el APRA para renovar dirigentes a nivel nacional, esperemos emerjan outsiders congresales desde ahí. Los otros partidos aun no dicen nada sobre renovar sus cuadros. El PPC se va a achicando cada vez más y si eligen a Alberto Beingolea de candidato tienen asegurado una nada auspiciosa campaña el 2016 ¿no hay outsiders en el PPC?

Un outsider no es malo para la política, lo malo es que uno de ellos sea un ex ministro acusado de asesinar a un periodista. Además, deberían ser de los partidos que surjan outsiders para el Congreso. ¿Dónde están los outsiders del APRA y de los demás partidos? La prensa y la ciudadanía deberían exigir que los primeros outsiders aparezcan en los partidos más fuertes en el país y no en la cocina, o en un juicio por asesinato, o en el twitter.




Viernes 20 de Febrero de 2015

La última gran frase de Ollanta Humala en la televisión nacional es: no somos políticos tradicionales, entramos para construir un...

Miercoles 04 de Marzo de 2015

Conexión, Redes y Futuro Digital.

En medio del Mobile World Capital, que se lleva a cabo en Barcelona, cabe reflexionar sobre...