Las Obras del Corazón

Actualmente, en el PAP, están en plena efervescencia las elecciones internas que elegirán nuevos dirigentes distritales, provinciales y regionales en todo el país. En un partido vivo y democrático, como el APRA, esta actividad genera apasionadas defensas y los más encarnizados ataques. Ataques que quedan de lado el 3 de mayo, dia de la votación en las internas apristas. Pero, más allá de las internas apristas, los militantes, parecen olvidar, al menos eso parece, que el activo más importante para la campaña que se viene son las obras del segundo gobierno aprista.  

Hace un poco menos de un mes, Alan García, recorrió Chiclayo a plaza llena y visitando las obras que hizo en su gobierno del 2006 al 2011. Un buen ensayo de lo que debería hacer todo aprista, sin esperar que su líder vaya, en cualquier parte del país. Entiendo que la militancia del partido del pueblo ha entendido bien el mensaje del pueblo. A la gente le interesa saber qué obras se han hecho y que obras quedan por hacer para que este país, y su gente valiente y trabajadora, retomen el camino del crecimiento sostenido. A la gente le interesa, no el cargo de dirigente, que tanto luchan los militantes casi sin mirar por la ventana hacia afuera, sino mas bien cual es el cargo que se ejerce en la calle, en la conversación con el vecino, tratando de interpretar a la gente y sus sueños para hacerlos realidad.

Un buen ejercicio en cada aprista sería tratar de escribir, a modo de tarea, cuales son los temas que conectan con la gente de a pie. Es más importante el cargo de ser nexo con la sociedad, que el de estar de vigilantes de un templo sin mirar hacia afuera. Se puede ser dirigente, como no, pero más importante es ganar la elección en el corazón de la gente. No podemos esperar una elección para empezar a contarle a la gente que Alan García hizo más de 130 mil obras en 5 años, que crecimos como ningun pais en latinoamerica, y como pocos en el mundo; y que recuperamos para la clase media el optimismo y la esperanza de ser un país desarrollado. Es bueno el momento para inyectarle a la gente que va en micro 4 horas al dia la alegria de saber que viene un quinquenio mejor para su hijos. Obra por obra, provincia por provincia, distrito por distrito, centro poblado por centro poblado; desde Lagunillas hasta Santa María de Nieva, desde Lima hasta Malvinas, de Torata hasta Tumbes; el quinquenio del 2006 al 2011 fue mucho mejor que el que estamos sufriendo en este instante de 2%, proyectos mineros estancados e inseguridad a todo galope.

Esperemos que los peruanos de militancia aprista se den cuenta que las obras, del 2006 al 2011, están por todo el país y son la mejor propaganda para decirle a la gente que confíe y vote para que una vez más el Pueblo tenga en Alan García, el Presidente del Crecimiento, al conductor que lleve definitivamente, y sin vuelta atrás, al Perú de los que aún faltan en la lista de los más felices directamente a la vida feliz y plena que todo peruano anhela.

@primerafuente1




Miercoles 08 de Abril de 2015

El lunes Alan García presento 5000 paginas llenas de sueños hechos realidad. Escritos o dichos, nadie puede negar que el...

Miercoles 22 de Abril de 2015

Sobre la amistad hay tanto por decir que, aun estando lejos de todos los que quiero aquí en Moquegua, me...