Lo que falta por decir y por escribir

El lunes Alan García presento 5000 paginas llenas de sueños hechos realidad. Escritos o dichos, nadie puede negar que el autor de "El Futuro Diferente" ha sido, es, y lo mas probable es que siga siendo, protagonista de 5000 paginas mas de historia teñida de blanco y rojo. Probablemente solo sus 130 mil obras, del 2006 al 2011, puedan superar los tomos de su ultima entrega literaria.

Pero, mas allá del comentario a la obra presentada, hay muchas cosas aun por escribir y decir en este país. Un país que actualmente tiene un Presidente que escribe mal y dice peor, hace extrañar, primero, la conexión con la gente. No hablamos de hablarle a la gente, hablamos de conectar con la gente, de buscar enlaces con el pueblo. Algo que hoy ha perdido un ejecutivo que solo sabe de hablarse al espejo. Creemos que lo próximo por decir, por Alan García, será el tema de los jóvenes pequeños, micros y mediano empresarios. Hay toda una generación de jóvenes que han invertido su dinero y sus sueños en cafés, restaurantes, pequeñas agroindustrias y un etc sin fin. Gracias a Dios, todo estos jóvenes, no han sufrido el estancamiento económico del humalismo catatónico, sino mas bien guardaron pan para mayo y están resistiendo hasta que llegue el próximo gobierno. No cabe duda, el próximo quinquenio tienen que surgir empresarios medianos masivamente para ser, de nuevo, el Puma de Sudamérica. Si, ese puma que ya había tomado impulso y había superado por lejos al cóndor chileno. Por escribir, hay mucho también. Leyes que agilicen y faciliten la creación de estas empresas jóvenes, seguridad que pase de la ley a la calle, prestamos que no ahoguen a la joven empresa. y normas y reglamentos que protejan a la nueva fuerza productiva del país. La fuerza de la producción de ideas convertidas en negocio rentable y sostenible que, además, se ha prueba de gobernantes improvisados. Tenemos que pasar de ser a uno de esos intentos de negocio a ser un país de la proliferación de negocios de todo tipo y tamaño.

En lo político también quedan cosas por decir. Alan García sabe que conectar a los jóvenes con la política, va mas allá de banderolas y buenos spots publicitarios. Hablamos ya del joven empresario y la joven empresa, pero aun queda el joven desanimado y que se cree condenado a vivir entre el polvo, la pandilla y el sueldo mínimo. Acaso si, este mensaje, a este joven mayoritario y repartido por todo el país, sea el gran salto entre hacer del Perú un puma imparable. Las familias jóvenes de la zona rural y el cono limeño necesitan un mensaje claro y que vaya ligado a un proyecto de vida ordenado que tenga como norte el progreso imparable. Acá entran títulos, prestamos, salud y educación técnica superior. Solo un mensaje que se origina de lo practico y lo cotidiano puede tener un buen destino en lo político. La gran mayoría quiere sabe para que le sirve la política y los políticos. Si la política puede servir para tener una mejor sueldo, un mejor trabajo, u mejor transporte y mejores leyes para que mi familia este segura mientras no estoy en casa, pues me sirve realmente. Los debates, los analistas en la tele, la pregunta del día del noticiero, todo eso, todo junto y licuado, no le interesa mas que a un pequeño porcentaje, que dicho sea de paso no tiene porque ser el mas culto o el mas informado, sino solo, el mas cómodo. El gran Perú se va a dormir pensando que mañana tiene que llegar al paradero a tiempo para llegar temprano a su trabajo, y que de ese solo instante, depende en mucho empezar un día alegre. Lo bueno es que Alan García sueña lo que sueña el pueblo y no los analistas, ni los que debaten en el congreso. Ahí comienza la conexión, en soñar con todo lo bueno que el pueblo quiere.

 

@primerafuente1 




Miercoles 01 de Abril de 2015

No imagino al jefe de la confiep manejando una coaster sin permiso de circulación.

No vamos a hablar de...

Miercoles 15 de Abril de 2015

Actualmente, en el PAP, están en plena efervescencia las elecciones internas que elegirán nuevos dirigentes distritales, provinciales y regionales...