Ppk, el fiel y leal norteamericano

Un presidente extranjero es lo peor que nos podría pasar. Es peor aún si, como conocemos todos, hoy se puede corroborar todo en un momento y saber si alguien dice ser lo que es o si lo que dice es solo una mentira porque ve en la presidencia del Perú un botín. PPK es ciudadano norteamericano, es un hecho. Lo que no dice, el lobbysta-candidato, es que no ha recuperado aun su nacionalidad peruana.

No vamos a entrar a la lista interminable de hechos en los que este texano de pura cepa ha estado vinculado en la historia del país. Basta con decir que, mientras tuvo cargo en los dos gobiernos de Belaunde y Toledo, siempre hubo problemas, sospechas y acusaciones. Una de ella, en los 60s, terminó con un gringo corriendo hacia la frontera norte por una página perdida. Siempre, cuando PPK asumió como ministro, el Perú perdió algo sin necesidad de una guerra.

Pero sigamos con el tema de la nacionalidad perdida, la peruana. Si, como lee, PPK, antes ministro-lobbysta y ahora lobbysta-candidato, perdió la nacionalidad peruana al jurar LEALTAD y FIDELIDAD a los Estados Unidos. Leamos el juramento al asumir la ciudadanía norteamericana a continuación:

¨por la presente declaro bajo juramento, que absolutamente renuncio y abjuro de toda lealtad y fidelidad hacia cualquier príncipe, potencia, estado o soberanía extranjera, de quien o de la cual haya sido hasta el presente ciudadano o sujeto; que apoyaré y defenderé la constitución de los Estados Unidos de América contra todo enemigo, nacional o extranjero..  ¨

El día que PPK se juramenta norteamericano, renuncia y abjura de toda lealtad y fidelidad al PERÚ. Más claro, ni el agua. No es Peruano. Lo peor, no ha movido un dedo por recuperar la nacionalidad peruana. Sin embargo, esto no es impedimento para que el fiel y leal norteamericano quiera ser Presidente del Perú. No siendo Peruano ha sido ministro y se ha encargado de varios negocios poco rentables para nuestro país.

Pero si esto no es suficiente, les damos un dato más. Para renunciar a la ciudadanía norteamericana, el Lobbysta-candidato, debió llenar y firmar un simple formulario de renuncia, el DS4080, que dice lo siguiente:

¨Yo deseo y por la presente hago a renuncia formal de mi nacionalidad estadounidense…por la presente absoluta y enteramente renuncio a mi nacionalidad Estadounidense  junto con todos mis derechos y privilegios y a toda tarea y lealtad y fidelidad correspondiente¨

Sin embargo, y solo en el afán de ganar votos, NOS ENGAÑÓ el 2011 presentando el DS4079, que es un formulario solo para informar sobre situación migratoria. ¿Qué raro no? La simple firma del formulario DS4080 dejaba sin efecto su ciudadanía norteamericana,

Quizás esté pensando en el exit tax, se le cobra a todo ciudadano renunciante a la nacionalidad americana, que implica el pago del equivalente a 10 años de impuestos. ¿No deja la americana por que le sale caro, y deja la peruana por que el pasaporte tiene pocas páginas? según acaba de declarar en una entrevista en el comercio, el impuesto de los eua para quienes renuncian a su nacionalidad es leonino. ¿Quién lo entiende? Luego afirma que el trámite para renunciar a la nacionalidad norteamericana es cortísimo, pero no lo hace hasta hoy. Que feo andar calculando de qué país le sale más barato ser ciudadano.

¿Qué puede llevar a una persona, si no es el dinero, a engañar de manera tan descarada a un pueblo, que aun no siendo el suyo, merece respeto por todo lo que le ha dado sin saber que no es peruano? Estamos seguros que la gente, el pueblo, los jóvenes, los de provincia y los de la capital, no quieren ver a un extranjero por segunda vez en palacio. Y aun recuperando la nacionalidad peruana, en un acto carente de sinceridad y solo por la presión de los medios, ppk terminaría siendo una especie de peruano a la fuerza. No queremos un candidato que está regateando que nacionalidad le sale más barata.  

 

 

 




Lunes 03 de Agosto de 2015

Se ve que, al final de su mandato, el Presidente de turno junto a su esposa y asesora en temas...