Los “minions” de PPKenji y la antipolítica

La antipolítica basa su discurso en que los políticos y los Partidos no son necesarios; en su variante mercantil-tecnocrática plantea que la interacción de los agentes económicos es suficiente para resolver los problemas de la sociedad y para cuando algo se salga de control allí estarán los tecnócratas para “solucionarlo”. Como estamos en democracia –muy a pesar de ellos- los promotores de esta mirada que desprecia a las organizacionales políticas constituidas (peor si son populares) tienden a fabricar a sus referentes con la fuerza de varios de los medios de comunicación que forman parte de su red. De tal modo que impulsar un candidato se asemeja a vender perfumes o promocionar un nuevo modelo de celular. Es la banalización de la política y la extirpación de su contenido social.
 
Sus dos últimos experimentos sociales son Julio Guzmán y Kenji Fujimori, el dibujo animado de la derecha, su caricatura más faltosa. Ellos son promovidos sistemáticamente y son los claros alfiles de la antipolítica en 2021, aquellos que facilitarian que la misma gente siga gobernando tras bambalinas el Perú, como lo vienen haciendo desde que Humala se les entregó en cuerpo y alma.

Al menor de los Fujimori le endilgan una notoriedad exacerbada, sin mayor sustento; no se le conoce un solo planteamiento o idea, una sola ley de fondo; tampoco ha demostrado compromiso con la construcción de un partido, al contrario ha dinamitado su propio partido, traicionando a sus colegas y a su propia hermana, por la libertad canjeada del papá. Está claramente digitado por Alberto y su cúpula de los 90 y es el arlequín de una derecha irresponsable y frívola, a la que parece que el país le importa poco con tal de seguir haciendo lobby y negocios. 

El grupo que acompaña a Kenji en su show, la mayoría con mentiras flagrantes en sus hojas de vida o declaraciones que revelan una ignorancia monumental, no es más que un rebaño guiado por el interés de sacarle alguito al Gobierno y de congraciarse con el ex dictador. No son para nada "avengers" , son "minions", pequeños personajes con poca habilidad y poca autonomía , sirvientes de un villano igual de incapaz: Kuczynski es su "Gru". 

Por el bien del Perú, la ciudadanía debe ser consciente del peligro de la relevancia que se le dan a estas expresiones que no tienen más que ofrecerle al pueblo que un circo poco edificante, mientras los problemas de las mayorías siguen agravandose y los poderosos que los promueven siguen haciendo de las suyas.
 




Martes 30 de Enero de 2018

Algunos se preguntan en estos días “¿Por qué el APRA debería colocarse en la oposición férrea ante la administración...
Jueves 15 de Febrero de 2018

Es realmente satisfactorio ver tanta valentía y convicción democrática en los cancilleres del "Grupo de Lima" que han respaldado...