El patrimonio cultural

Cuando hablamos de patrimonio nos referimos a todo el conocimiento de un pueblo transmitido de generación en generación. Es aquello que nos hace únicos como nación y que nos diferencia del resto.  La palabra patrimonio viene del latín pater(‘padre’) y monium (‘recibido’), que significa etimológicamente  «lo recibido por línea paterna». Estamos describiendo la herencia cultural de un pueblo.

El patrimonio cultural tiene algunos conceptos definidos para facilitar así su conservación. Tenemos el patrimonio material mueble, el patrimonio material inmueble, el patrimonio inmaterial, el patrimonio cultural subacuático, el patrimonio industrial y el patrimonio documental. Aunque nos suene algo enredado, el comprender su significado nos facilitará a todos los actores involucrados en el tema cultural, su conservación.

El patrimonio material es todo aquello que es tangible, que se puede tocar. Tenemos patrimonio cultural inmueble, que son todos los bienes culturales que no pueden trasladarse como por ejemplo un sitio arqueológico, una casona colonial, un edificio republicano. Está en un lugar y hay que cuidar ese patrimonio y sus alrededores para garantizar una permanencia que nos permita un circuito cultural y turístico. El patrimonio cultural mueble, son por el contrario todos los bienes culturales que pueden trasladarse como los huacos, esculturas, pinturas, monedas , textiles, etc.. Aquí es importante estar atentos al tráfico ilícito de bienes culturales.

Contamos además con el patrimonio inmaterial, tan vasto y rico en nuestro país. Aquí nos referimos a toda nuestra cultura viva, el folclor con sus danzas y música, la medicina tradicional, las leyendas y mitos, la gastronomía, la artesanía, las costumbres. Este patrimonio es el que con mayor precisión se transmite de generación en generación, el conocimiento pasa de abuelos a hijos y nietos y en muchos casos no son documentados a través de escritos sino a través de la oralidad. Práctica tan milenaria y peruana.

Tenemos también el patrimonio cultural subacuático al que hace referencia la UNESCO como “todos aquellos rastros de existencia humana que estén o hayan estado bajo el agua, parcial o totalmente y que tengan un carácter cultural o histórico. Este patrimonio es importante, así como la formación de arqueólogos marítimos”. En el mar territorial peruano hay gran cantidad de tesoros aún por descubrir.

El patrimonio industrial son todos los bienes muebles e inmuebles relacionados a la industria, al pasado que ha dejado vestigios de la mano de obra del hombre transformadora de  una sociedad en particular. Como por ejemplo el ferrocarril de  la Hacienda Chiclín, en  Trujillo.

Por último hay que hablar del patrimonio documental, que se refiere a todos los documentos que guardan diversas instituciones  y que hablan de la historia del país, así como también el patrimonio bibliográfico que está compuesto de los libros, revistas, periódicos, folletos, carteles, etc.

Los conceptos y categorías, no están hechos para confundirnos, sino más bien para entendernos en un solo lenguaje. Y es fundamental para hablar de cultura, conocer primero la riqueza patrimonial de nuestro país. Sólo a partir del conocimiento, preservación y salvaguarda de nuestro patrimonio, podremos comprender y aprehender nuestra propia identidad, esto tratando de aceptar   nuestra diversidad cultural. Porque la cultura es finalmente lo que somos y los que nos hace ser lo que somos.

@fatimasaldonid




Viernes 08 de Mayo de 2015

Muchas veces queremos discernir qué abarca la cultura, qué es y qué no es cultura, surge entonces la pregunta y...

Viernes 22 de Mayo de 2015

La labor del periodista es a veces ingrata y toca ser portador de malas noticias. Esta semana he informado sobre...