Patrimonio y municipalidad

¿Cuál es la responsabilidad de un municipio frente al patrimonio cultural? La verdad es que mucha. Sin embargo son pocos, lamentablemente, los alcaldes que comprenden que una buena gestión no sólo significa realizar obras materiales.

Podemos clasificar a nuestros alcaldes en torno a la cultura y el patrimonio. Hay algunos que ni siquiera en sus discursos electorales, mencionan la palabra cultura, menos aún tienen una política cultural de llegar a ser elegidos. ¿Se imaginan entonces que sucede cuando asumen la alcaldía con el área de cultura? La respuesta es obvia.

Hay otro grupo de alcaldes, que se dan cuenta al sentarse en el sillón municipal que hay que hacer “cultura” pero al poco tiempo creen que algo tan intangible como la cultura no permite visibilizar rápidamente que está trabajando, a diferencia de una obra de concreto. Y es donde muchos dejan de darle importancia a la realización de actividades culturales y viran hacia la realización de más obras.

Hay otros que tienen un interés por la cultura, pero dicen que no pueden hacer nada porque no hay presupuesto, sin darse cuenta que por lo general para la cultura no hay fondos y lo que hay que hacer es gestionar ingresos que permitan realizar diversas actividades.

Sin embargo, la especie de alcalde, más peligrosa es aquella que desconoce por ignorancia o dejadez el patrimonio y su significado, y en vez de proteger y preservar, se dedica a “innovar” en un país que lo que más necesita es cuidar y mantener  su patrimonio cultural.

Son pavorosos todos los casos que vemos a diario en los distintos medios. Si en Lima pasa, en provincias los alcaldes se creen dueños de todo y destruyen muchas veces patrimonio que está ahí hablándonos de nuestra cultura ancestral.

Lo que los alcaldes deben  hacer en primer lugar es entender que somos un país rico culturalmente y que en cada ciudad existe algún resto arqueológico, alguna huaca,  casonas coloniales, patrimonio industrial, etc. Lo segundo es apostar por la cultura como un eje importante de desarrollo económico para su ciudad. Si ponemos en valor nuestro patrimonio podremos generar muchísima actividad económica en beneficio de los vecinos. Lo tercero es que cuenten en sus equipos de trabajo con un gestor cultural, un periodista cultural y un comunicador, un componente mínimo que se encargue de organizar y estructurar el trabajo de la ciudad en torno a su cultura. Y finalmente entender que si no hay presupuesto, hay que generarlo, hay muchas empresas interesadas en apoyar cualquier iniciativa cultural que parta del municipio.

Los alcaldes son los representantes de los vecinos. Y así como merecemos vivir en una ciudad limpia, segura y ordenada, también necesitamos fortalecer nuestra alma a través de la cultura, necesitamos fortalecer nuestra identidad a través de la historia de la ciudad y necesitamos dejarle a las futuras generaciones el orgullo de ser de determinado distrito, que en conjunto se convertirá en orgullo nacional. Hay alcaldes, muchísimo que hacer.




Viernes 17 de Julio de 2015

¿Cómo hacemos  sostenible lo que vivimos actualmente respecto a la actividad cultural?. Es importante primero reconocer que los creadores, es...