ELECCIONES LIMPIAS

Aunque faltan unos cuantos meses para los comicios de octubre, es tiempo de tomar medidas y hacer ajustes para que las elecciones no solo sean limpias, como deben ser, sino que además lo parezcan y es que, se dice, y con fundada razón, que la democracia puede y debe constituirse en nuestra mejor defensa contra la corrupción.

Para que ello resulte siendo así, es necesario que la sociedad en su conjunto, y entiéndase por esta a los electores, a los candidatos y partidos políticos, a los organismos electorales y a los medios de comunicación, unan sus esfuerzos en un solo sentido y le den “el mantenimiento” necesario para que esta cumpla con el enunciado inicial.

Y es que como todo en la vida, la democracia necesita un mantenimiento cuasi permanente, pues constantemente se ve amenazada y como tal, resultasiendo vulnerable a una serie de aspectos que la comprometen, por mencionar solo ejemplos,debe ponerse mucha atención al origen de los candidatos así como al financiamiento de campañas, pues el dinero ilegal que ingresa en estasfinanciandoa algún candidato, se traduce posteriormente en una autoridad deudora del aportante, lo que se decanta en el otorgamiento de beneficios, concesiones, contratos muchas veces ilegales.

Como es sabido, cuando el germen de la corrupción incursiona en la política, el resultado no puede ser otro que una mala gestión pública de parte de la autoridad electa, pero ello es solo la punta del iceberg pues bajo este se genera un sin fin de aspectos no deseados, los cuales, cual efecto dominó, incluyen sucesivamente: mayor pobreza, mayor inestabilidad social la cual propicia la proliferación de conflictos y descontento social.

Una de las formas de estar atentos a ello, nace del propio derecho de cada elector de estar informado y conocer al candidato.

Todos los electores necesitamos acceder a la información básica de cada candidato, lo que nos permitirá evaluarlos así como a los partidos que los proponen. Es por ello que las hojas de vida que publica el Jurado Nacional de Elecciones por cada uno de ellos, con la propia información proporcionada por éstos, constituyen el paso inicial en tal objetivo y por tanto le compete a cada elector denunciar las posibles falsedades que cada quien pueda consignar en sus hojas de vida.

De igual manera, un elemento que resulta absolutamente indispensable y en ello la ONPE deberá hilar fino, lo constituye la rendición de cuentas y fiscalización de las cuentas partidistas, es decir, contrastar cuando gastó cada candidato en campaña y determinar la licitud del origen de los dineros que sirvieron para financiar el gasto de campaña, lo que incluye el cruce de información con proveedores, la comparación de precios, la revisión de aportantes entre otros aspectos. La transparencia de los procesos se apoya en un elemento esencial y este es sin duda la fiscalización.

Esperemos que la limpieza y transparencia de los candidatos en las próximas elecciones de octubre, sean una de las características principales que enmarquen dicho proceso.

 




Lunes 05 de Febrero de 2018

Tal como ocurre siempre, las diversas fuerzas que integran el Parlamento sufren variaciones. La foto inicial de los integrantes de...

Lunes 19 de Febrero de 2018

Una de las garantías que deben enmarcar todo procedimiento electoral, lo constituye sin duda el profesionalismo de los integrantes de...