Reduciendo asimetrías

 

Dejandoal lado la discusión si deben o no existir, dejando de lado el análisissi han aportado o no al fortalecimiento democrático o si socavan nuestro precario sistema partidista, lo concreto es que las organizaciones políticas locales, tanto provinciales o distritales, pueden solicitar su inscripción en el Registro de Organizaciones Políticas y en la medida que lo logren, podrán participar en las Elecciones Municipales del 2018 y por tanto, presentar candidatos a alcaldías y regidurías en las provincias y distritos donde desarrollen sus actividades.

Sin embargo, su participación no será en igualdad de condiciones frente a las organizaciones de mayor envergadura, llámese partidos políticos o movimientos regionales, quienes gracias a una desigual legislación, parten con notoria ventaja.

¿A qué ventajas nos referimos?Primero a la identificación con un símbolo. Tanto los partidos políticos como los movimientos regionales, desde que se inscriben, poseen un símbolo que los identifica y les permite darse a conocer ante el colectivo ciudadano que podríavotarles. Es decir, aun cuando no se haya convocado un proceso electoral, éstos pueden dirigirse al electorado mostrando un símbolodistintivo y que el elector apreciará claramente el día de la elección cuando tenga a la mano la cédula de votación. Para ellos el “posicionamiento de la marca” es concomitante con su nacimiento.

Sin embargo, esta posibilidad no la tienen las organizaciones de menor tamaño pues nuestra legislación les negó el derecho a usarun símbolo, con la agravante que solo en fecha cercana al proceso electoral para el que se inscribieron y previo sorteo, recién recibirán un número que los identificará en la cédula de votación. Como se aprecia, el tiempo del que dispondrán para posicionar su “número” ante el electorado es mucho menor y ello sin duda es una desventaja.

Pero esa no es la única. Para los partidos políticos no existe umbral electoral en las elecciones municipales (ni en las regionales), para los movimientos regionales sí la hay, de modo tal que solo aquellos que participando en el proceso alcanzan un mínimo de votos, conservarán su inscripción en el Registro, pero a las organizaciones locales nuestra legislación les reserva un final tan anunciado como distinto. No importa que tal les haya ido en el proceso, incluso pueden haber ganado, sin embargo, ello no seráimpedimento para que se cancele su inscripción, pues por mandato legal el Registro de Organizaciones Políticas debe cancelar, de oficio, la inscripción de todas las organizaciones provinciales y distritales sin importar su performance electoral.

Una democracia que se precie de poseer estándares de calidad, debe procurar una competencia electoral en igualdad de condiciones para todos los actores políticos, por ello, al margen de discutir la pertinencia o no de mantener en nuestro sistema legal a organizaciones políticas de alcance local, en la medida que estás puedan participar en las elecciones consideramos que deben hacerlo en las mismas condiciones que los demás actores políticos.

Si bien el debate sobre la reforma electoral se viene decantando por temas sin duda más relevantes como la democracia interna, el voto preferencial, el financiamiento de campañas, entre otros, ello no debe ser obstáculo para que se ocupe de promover una competencia en igualdad de condiciones en los niveles provinciales y distritales. Sin duda los electores lo agradecerán.

 




Martes 20 de Junio de 2017

 

Antaño, todo elector que emitía su voto en favor de algún candidato, lo hacíaen atención al mayor o menorgrado de...

Domingo 02 de Julio de 2017

 

Salvo que esté absolutamente desinformado, no encuentro en la prensa ni en redes sociales algún pronunciamiento contundente de parte de...