Progresismo de Centro:

Hemos sostenido doctrinariamente nuestra posición y consideramos que sobre el particular se ha escrito bastante. Democracia, Libertad y Progreso.

Por ello debemos poner manos a la obra y difundir estas ideas en nuestros jóvenes, en nuestra clase política. Ser una voz de resonancia regional que tiene amplio sustento y fundamento histórico.

Hoy, los pueblos de la América Libre y Democrática tienen una conciencia macro nacional. Hoy, hablar de los Estados Unidos de Sud América ha dejado der una utopía, es consenso regional; está arraigado, nos sentimos uno solo, amamos y defendemos con solvencia nuestro terruño, pero nos sentimos parte de un todo americano, mestizo y moreno, capaz de negociar de tú a tú con el Norte.

En esa perspectiva, y para citar otro ejemplo, de los varios escritos y tratados sobre doctrina social demócrata peruana contemporánea, proponemos el libro de María Pilar Tello: “EL NUEVO PROGRESISMO EN AMERICA LATINA”, (1) en el que señala que “El Aprismo como cuerpo ideológico inspirador en el continente, potencia una izquierda de centro, que se autocalifica democrática… impulsa un camino propio, ajeno a los extremos”. En el análisis de la autora, “el segundo gobierno de AGP no fue un gobierno del partido aprista, sino un gobierno de la apertura y la participación plural. Un gobierno de Centro Progresista.”Este es el nuevo sentido doctrinario del Aprismo adecuado al Siglo XXI, realizado en el segundo Gobierno de Alan García.

Insistimos en que es errada la denominación de centro izquierda, como ampliamente ya lo hemos sustentado. Sin embargo, el neo progresismo social demócrata es nuestra bandera, y, consideramos, que fue la bandera del segundo gobierno.

Veamos algunos fundamentos más de ésta apuesta, que enumera bien la precitada María del Pilar Tello, y que, además, consideramos, deberían ser tema de discusión doctrinaria en una combinación de características ideológicas y praxis política: El APRA, con agregados nuestros, debe:

(i)                Educar: Enseñar la vida y obra de Haya de la Torre en los Colegios. Sentar la base moral peruana de lucha contra la corrupción.

(ii)              Abogar por las demandas sociales en búsqueda de la igualdad y el progreso dentro de las reglas de la economía de mercado y de la globalización, para enmarcar los procesos de cambio en democracia.

(iii)            Combatir la violencia política y los erróneamente llamados populismos como nuevos conceptos para orientar la acción social sin despilfarro clientelista hacia los menos favorecidos.

(iv)            Recuperar la vigencia del aprismo como parte de una cultura política de centro con énfasis en el desarrollo y la cohesión social.

(v)              Promover la participación ciudadana, la austeridad y la transparencia gubernativa en todos los niveles. Guerra contra la corrupción.

(vi)            Impulsar la descentralización a través de la entrega del poder político,  administrativo y financiero a los gobiernos regionales y locales; y otra vez: guerra contra la corrupción.

(vii)          Buscar la estabilidad mediante una gobernabilidad consensuada, con lealtad de la oposición y transparencia de los intereses en juego.

(viii)        Incorporar la modernidad en los objetivos de cambio social para la cohesión y el respeto al medio ambiente y a las instituciones.

(ix)            Promover un marco de institucionalidad social ciudadana y popular democrática, desde el crecimiento con desarrollo humano, respeto a los derechos humanos, programas de erradicación de la desnutrición infantil, analfabetismo y la pobreza, así como el apoyo a la formalización del sector informal.

(x)              Introducir el concepto de medio de producción a partir de la información y de la revolución del conocimiento científico y la tecnología: trabajar cerca al emprendedor urbano y agro rural.

Consideramos que estas líneas programáticas, y otras que se puedan proponer y estudiar. Hecho esto, volvamos al camino de la Unidad Continental.(2)

Francois Novaro

Abogado y Analista Político

(1)    El Nuevo Progresismo en América Latina. María del Pilar Tello. USMP. Lima, 2009. P. 201.

(2)    Víctor Raúl Haya de la Torre. Obras Completas. Editorial Juan Mejía Baca. Tercera Edición. 1984.

 




Lunes 22 de Enero de 2018

Haya de la Torre siempre tomó posturas trascendentes. Por ejemplo recordemos que al darse la segunda guerra mundial, como debió...

Martes 20 de Febrero de 2018

Resulta claro que las doctrinas y sus posiciones políticas, válidas en el siglo pasado, no tienen ya nada que ver...