Entre el narcisismo y la indiferencia. Refugiado es la palabra del año

¿Cómo es que pasamos de Selfi (sin e al final) a Refugiado como la palabra del año? Será que los constantes titulares, noticias, reportajes, debates dieron al fin algunos frutos. Frutos que ojalá sirvieran para ayudar a las familias que vienen huyendo de la guerra con la esperanza de un futuro mejor.

La Fundación del Español Urgente (Fundéu), promovida por la agencia EFE y el BBVA seleccionan anualmente a la palabra del año. La cual es escogida entre 200 candidatas. Este término, que no es nuevo, ha marcado la actualidad informativa y ha sabido crear conciencia, sobre una realidad que no nos es ajena.

Para la fundación refugiado cumple con las condiciones solicitadas: que haya estado en las noticias y conversaciones del 2015 y que tenga un cierto interés, además de ser un término común en todo hispanohablante. Que sea una palabra nueva o no, no es importante para la decisión.

Pero qué significa refugiado: es aquél que ‘se ve obligado a buscar refugio fuera de su país a consecuencia de guerra, revoluciones o persecuciones políticas’.

Hasta el momento, las cifras de refugiados a nivel mundial ascienden a más de 60 millones de personas. De los cuales Alemania ha recibido solo un millón. Sin embargo, estos números están lejos de reducirse, porque el conflicto en el medio oriente está lejos de solucionarse.

El estatuto de refugiados de 1951 se creó para proteger a los europeos que habían huido de la Segunda Guerra Mundial, este protocolo se modificó en 1967 incluyendo al resto del mundo. Ahora son estos países los que cierran sus fronteras y ponen alambres y cercos.

La nueva corriente de refugiados, a principios del 2015 llegó, en su mayoría, al sur de Italia desde el norte africano, mientras que a finales del año pasado la mayoría de migrantes arribó a Europa desde Turquía, cruzando el Mediterráneo a Grecia siguiendo la ruta de los Balcanes hacia el norte europeo.

Cada mes se escuchaba un nuevo record, y la cifra iba en aumento hasta que rápidamente superó el millón. Estos números que solo son comparables a los registrados en la Segunda Guerra Mundial o la desintegración de Yugoslavia en la década de 1990.

Casi la mitad de los recién llegados a Europa son sirios, quienes escapan de una de las peores guerras en los últimos tiempos, el 20% son afganos y un 6% son iraquíes. Estos dos últimos son sobrevivientes de las guerras infundadas y las ocupaciones estadounidenses fallidas.

A pesar de la indignación internacional son, cada vez más, los países que deciden cerrar sus fronteras. Un futuro debate sobre la suspensión del libre pase está en la mesa. Y cada día millones de personas caminan con lo poco que les queda rezando por la esperanza que todo tenga un final feliz.

 




Miercoles 09 de Diciembre de 2015

Hace unas semanas estos hasgtag: #25N #TodasLasMujeresContraTodasLasViolencias #DíaqNOViolenciaContraLasMujeres #Notecalles #NoViolencia #NoalaViolenciadeGenero invadieron las redes sociales.

Ya son 16 años que las marchas, lazos blancos,...

Miercoles 27 de Abril de 2016

En época electoral es bueno recodar que recién desde hace 60 años las mujeres podemos votar. Que recién hace 60...