El adelanto social Pepekausa

 

Todos los análisis honestos sentencian que el gobierno pepekausa no tiene una estrategia integral para mitigar, prevenir y reducir los conflictos sociales sobre todo alrededor de los sectores extractivos (minería, hidrocarburos). Quienes conocemos de cerca el tema sabemos que el camino es largo pero los pasos dados por el gobierno hasta el momento son rengos, tienen cojeras. Es cierto que a diferencia de la gestión nacionalista, el gobierno pepekausa tienen un sincero deseo de prender los motores económicos sobre todo el minero cuya inversión total ha pasado de US 10 000 millones en 2013 a solo US$ 2,000 millones en el 2016. En este contexto el gobierno ha publicada el Decreto Legislativo que crea los denominados Fondos de Adelanto Social. Sí el gobierno pepekausa cree que con esta iniciativa se solucionan los problemas de conflictividad social, pues se equivoca de cabo a rabo.

Ahora bien, los Fondos de Adelanto Social no es cosa nueva. Por el contrario, existen experiencia buenas y no tan buenas. ¿De qué se tratan? Un Fondo de Adelanto Social es una especie de fideicomiso en el que una empresa -digamos minera- invierte un presupuesto determinado que provienen del canon y regalías en una zona geográfica aledaña (de influencia directa e indirecta) a un proyecto minero. Estos presupuestos serán utilizados anticipadamente en obras de infraestructura (educación, agua potable, salud) y sociales. Bueno pues, como decíamos, el gobierno ha presentado a los Fondos de Adelanto Social como una nueva estrategia, sin embargo, no es tan nueva.

Como indicamos, las experiencias de los “adelantos sociales” son buenas y no tan buenas. Por ejemplo, en Las Bambas, en Apurímac, existió un Fondo Social (Fosbam o Fondo Social Las Bambas) que operó durante cuatro años pero la conflictividad no se redujo sino recrudeció. Las protestas de setiembre del año pasado corroboran lo que indicamos y las marchas y contramarchas en las negociaciones entre el Estado y las comunidades campesinas continúan. La Asociación Los Andes en Cajamarca (Yanacocha) también es una experiencia positiva con respecto al cumplimiento en la transferencia de recursos y ejecución de obras pero vaya que la conflictividad en la región aún es latente, sobre todo en Conga ¿Imagínense si no habrían Fondo Sociales en aquellos lugares? 

Ahora bien, como ya sabemos la instalación y creación de los Fondos Sociales no necesariamente llevaron a la reducción de los conflictos. Entonces habría que conocer las opiniones de los propios funcionarios mineros y aquí muchos de ellos dirán que los Fondos Sociales son un mal camino porque burocratizan ya que la estructura orgánica las hace demasiado rigurosos y poco participativas (cuando debería ser todo lo contrario)

El gobierno pepekausa tiene esta iniciativa y es urgente saludarla, sin embargo no debería apostar todas las balas. Se necesitan una estrategia integral que combine el liderazgo, la participación de las comunidades, la decisión de las autoridades locales y el brazo de la ley.

Iván Arenas 

 

 




Lunes 12 de Setiembre de 2016

A propósito del próximo Congreso del Partido, quiero compartir estas palabras de forma particular con mis queridos compañeros de Lima...

Viernes 27 de Enero de 2017

 

En los buenos manuales del arte de la guerra se dan dos consejos. El primero de ellos dice...