El show de Odebrecht y el Apra

 

En los buenos manuales del arte de la guerra se dan dos consejos. El primero de ellos dice que nada daña más al adversario que crear zozobra en él. Alterar las contradicciones internas propias del adversario y generarle caos lleva como consecuencia a su debilitamiento. Hoy vemos como en el Apra ha surgido un lío interno descomunal. La crisis desangra no solo a los líderes sino además al mismo Partido mismo.

El segundo consejo es que nada puede ser más decisivo que imponer el terreno o el campo de batalla y tener la capacidad de asignar los papeles y roles. El gobierno pepekausa tiene un objetivo: pasar por agua tibia la relación de PPK y Toledo. De allí que ha logrado imponer su propio terreno y el Apra ha caído. En los próximos días solo se hablará del Apra y García

Muy raro que los primeros en caer en la trama de corrupción de la empresa brasilera sean ex funcionarios del segundo gobierno aprista. Ojos, funcionarios y no militantes. Es evidente que existen indicios y pruebas irrefutables indican que funcionarios del gobierno apristas están implicados de cabo a rabo en cobros de coimas de la empresa brasilera pero tampoco somos tontos. El gobierno pepekausa tiene una mano en el Ministerio Público y sabe que el Partido Aprista es una buena piñata. Eso de que los primeros caídos sean ex funcionarios del gobierno aprista huele muy raro y en política no se puede ser tonto. Al gobierno pepekausa le conviene el show mediático mientras no se ausculte lo hecho hasta hoy, que es poco comparando con lo esperado.

La izquierdista Susana Villarán y Alejandro Toledo pasan por agua tibia. ¿Hasta cuándo? Otra rareza de estos días. Es increíble que el chakano siga campante como si nada hubiera ocurrido. Ramón Avilés sostiene que existen sobradas evidencias para que el Ministerio Público dicte prisión preventiva para Toledo pero no ¡no se  oye padre! ¿Y la de chalina verde? Bueno pues, pasa piola porque si Alan tiene su Cristo, Villarán su arena.

Imagínense por un momento que en Estado Unidos una asociación de periodistas recibe miles de dólares de parte de una empresa corrupta china. ¿Creen ustedes que los periodistas no habrían hecho mínimo un “mea culpa”? ¿O no hubiesen renunciado a sus cargos periodísticos? ¿Mínimo, no es cierto? Por decoro los periodistas del IPYS que recibieron dinero de Odebrecht deberían renunciar. ¿O acaso no sabían que la empresas brasilera estaba metida en mañas? Allí está la vara pues. ¡Pero aquí no pasa nada!

Iván Arenas

 

 




Viernes 20 de Enero de 2017

 

Todos los análisis honestos sentencian que el gobierno pepekausa no tiene una estrategia integral para mitigar, prevenir y reducir...

Viernes 03 de Febrero de 2017

 

Dos recientes hechos han desubicado a la izquierda. La primera: Donald Trump. El polémico presidente estadounidense retira a su país...