Lima Provincias: A los compañeros de la región

A propósito del próximo Congreso del Partido, quiero compartir estas palabras de forma particular con mis queridos compañeros de Lima Provincias, no obstante, quizá, se pueda desplegar a todas las regiones.

Como ya sabemos se ha fijado fecha para el Congreso del Partido, evento en el que se cambiará a la dirigencia nacional. Otros nombres y hombres tomarán la dirección del Partido cuando faltan apenas unos pocos años para el centenario del este gran movimiento continental que fundara Víctor Raúl Haya de la Torre. Como el Congreso tiene características de una batalla, se han ido formando los grupos para el encuentro. De allí que ya se han construido contradicciones propias como Alan versus Haya o Alan versus renovación. Considero que esta no es la verdadera contradicción.

Sin embargo, es bueno saber que uno de las corrientes lo lidera Enrique Cornejo y aunque no hay nombres oficiales, todo parece indicar que la contienda será entre varios compañeros, incluso habrá alguien apoyado por Alan García. Es justa las proyecciones de cualquier aprista de ser candidato; obviando descalificaciones. Como la “renovación” ha sido el adjetivo usado de forma constante, es de suponer que un poco o mucho de renovación habrá en todos los bandos en disputa. El Perú entero espera no solo la renovación de los cuadros del aprismo sino una propuesta honesta para el futuro de la República.

En ese sentido la nueva dirigencia que saldrá del próximo Congreso deberá responder a las preguntas del Perú del siglo XXI. De allí es que quizá veamos a un Comité Ejecutivo Nacional alejado del viejo “centralismo democrático” que tanto daño ha hecho a las regiones y tengamos un CEN renovado con juventud. Si el nuevo CEN centraliza las decisiones desde Lima y posterga a la juventud a sitios irrelevantes entonces el fracaso será estrepitoso. También se pretende modificar la forma de elección a través de “un aprista, un voto”. La pregunta es, ¿desde cuándo? ¿En este Congreso o el próximo?

Todos los compañeros sabemos que en Lima el Partido mantiene cierta presencia importante aunque no decisiva. Pero en las regiones, el Partido apenas logra constituirse con una fuerza ya que la primacía la tienen los movimientos regionales. Mucho de esa culpa es de las dirigencias regionales pero quizá la mayor de ellas es de “verticalidad” dirigista de la dirección central.   

Por eso es importante que los compañeros de la región Lima construyamos una agenda propia. Si deponemos posiciones personales podremos construir una agenda mínima para que sea llevada al Congreso y podamos tener representantes locales en el CEN. No dejemos que la próxima dirigencia vuelva a mirar con desdén controlista a las regiones y provincias porque el Partido no es patrimonio de algunos sino de quienes forman parte de la familia aprista. Si sucede lo contrario, el Perú verá extinguir a este glorioso y viejo partido.

Compañeros de la región Lima, volquemos miradas en lo nuestro, unámonos con quienes desean un partido abierto, flexible, renovado y joven. Gastar fuerzas en crear idolatrías o construyendo caudillos mágicos no aliviará nuestros problemas. Construyamos un Partido pensando en el Perú.




Viernes 11 de Diciembre de 2015

A pesar de lo mucho que se ha dicho con respecto a las debilidades de los partidos políticos nacionales,...

Viernes 20 de Enero de 2017

 

Todos los análisis honestos sentencian que el gobierno pepekausa no tiene una estrategia integral para mitigar, prevenir y reducir...