La farsa de la "inclusión social" de los Humala

Nadine y Ollanta, almas gemelas, no han tenido ningún empacho en mentir respecto a los logros de este gobierno en materia social.

En el mensaje presidencial Ollanta Humala expresó  “Hoy, Perú es líder en la gestión de las Políticas Sociales en América Latina “.

Indicó que en su Gobierno 1 millón 300 mil peruanos han salido de la pobreza. Deberían avergonzarse, pues disponiendo con el doble de presupuesto para los Programas Sociales, este resultado, por decirlo menos, es MEDIOCRE, comparado con los 6 millones de peruanos que salieron de la pobreza en el anterior gobierno (la pobreza se redujo del 48 al 28 %).

En ese mismo sentido, manifestó que el programa CUNA MAS (ex Wawa Wasi) ha atendido a 315 mil niños a la fecha, cuando en la misma página institucional resalta que han atendido a 128 mil niños, de los cuales la mitad sólo recibe la visita de un facilitador una hora a la semana y organizan con las familias sesiones grupales cada quincena, demostrando DESCONOCIMIENTO.

En ese sentido se ufanan que el promana JUNTOS cuanta con 828 mil hogares afiliados, es decir, el doble de beneficiaros del gobierno anterior, salvo un pequeño detalle: con 491 mil beneficiarios al 2011 se redujo la pobreza extrema de 15.6% a 6.3%. ¿Cómo es que duplicando la cantidad de beneficiarios de este programa, solo ha podido reducir la pobreza extrema a 4.3%?, PURA INEFICIENCIA.                                                                     De 

De igual forma mienten cuando indican que el programa Qali Warma (ex Pronaa) ha beneficiado 3 millones 100 mil niños, cuando el MIDIS informa que son  2 millones 538 mil los niños atendidos, este último vocablo es un eufemismo, porque todos sabemos de  los problemas de cobertura y poca seriedad de sus proveedores y la falta de control de calidad de los alimentos que consumen los hijos del pueblo. INEFICACIA COMPROBADA.

Pensión 65 fue creado con el objetivo de atender con una pensión no contributiva a los adultos mayores de 65 años en condición de extrema pobreza. Según el INEI existen alrededor de 2 millones de adultos mayores de 65 años en el Perú, siendo alrededor del 5% de extrema pobreza para dicho grupo etario, deberían recibir este beneficio alrededor de 100 mil adultos mayores. En su mensaje indicó Humala que son 500 mil los beneficiarios ¿Estarán realmente los adultos mayores de 65 años en extrema pobreza en este programa Social? O como vimos en varios programas periodísticos, están los parientes de autoridades políticas o gestores inescrupulosos q llegan incluso a robarles su plata.

Los Humala mienten, su política de la “inclusión Social” es un gran fracaso. No se trata de organizar mítines proselitistas convocando y manipulando a los beneficiarios de los programas sociales, ni organizar reuniones internacionales en hoteles de lujo para el autoelogio en materia social, ni tener miles de impresiones en papel couché de textos de PROPAGANDA de los programas con sus nuevos nombrecitos, ni gastar cientos de millones de soles en publicidad que a veces compran conciencias y voluntades o capacidad crítica de medios de comunicación, ni gastar en consultorías a pseudo especialistas en la materia, mayoritariamente de una antigua y conocida universidad expertos en diagnosticar pero son nulidad absoluta en gestionar y gerenciar lo social.

Se trata de mostrar resultados,  las gestiones gubernamentales se miden por los resultados y en ese campo este Gobierno no muestra nada, pues no ha descendido los niveles de pobreza y pobreza extrema de manera significativa, no ha incrementado el porcentaje de peruanos que gozan de algún  tipo de seguro, ha incrementado el hambre y  la anemia en nuestra niñez, no ha reducido drásticamente la desnutrición crónica infantil, ha aumentado la mortalidad materna infantil, ha reducido la cobertura de vacunas en los niños menores de 3 años, se han tardado 4 años en repartir los micronutrientes, está aumentando el desempleo ante la caída del crecimiento económico, mientras que la delincuencia alcanza grados de impunidad.

 

MEDIOCRIDAD, INEFICIENCIA, INCAPACIDAD, FRIVOLIDAD CARACTERIZA LA FARSA DE LA INCLUSION SOCIAL DE LOS HUMALA.