Política es confianza

La política es acción con sentimiento, es transformación. Es dialogar para organizar y así poder transformar la sociedad. Y en este siglo XXI el gran reto de la política es mitigar las desigualdades sociales, porque de lo contrario la vida de todo sistema democrático estará en juego.

Un punto fundamental para esto es aceptar que tiene que haber una alianza entre el Estado y el capital privado para asegurar la generación de empleo digno, entendiendo además que la inversión en infraestructura social es una inversión que beneficia a todos.

Esta alianza necesita que desde la política, tanto como acción y como profesión, se garanticen estabilidad y justicia para que cualquier ser humano tenga la oportunidad de salir adelante, porque cuando hay demasiada desigualdad, los de adelante siempre van adelante y los de atrás no tienen posibilidad de pasar adelante.

Para ello, la vida estatal y la vida de los partidos políticos tiene que ser totalmente transparentada. Cada acción estatal, salvo casos muy excepcionales tiene que ser de información pública. De igual manera, los partidos políticos tienen que convertirse en una red de cooperación mutua, que en cada nuevo nodo de acción social vea una acción política para hacer alianzas.

Pero por sobre todo, la política tiene que asegurar que el poder económico no traspase su campo de acción, tanto formal como informal, evitando a los malos lobistas, evitando a la corrupción. Y la corrupción se evita con transparencia, que la gente sea partícipe de lo que hacen los partidos políticos, que vea lo malo y lo bueno, pero que la inviten a participar siempre para que se logre desarrollar la confianza. Que participe como ciudadano, enseñando máximo su documento de identidad.




Martes 24 de Febrero de 2015

En el Perú, cada 5 años aparece un autodenominado salvador de la patria dispuesto a acabar con los “políticos tradicionales”,...

Martes 10 de Marzo de 2015

El voto voluntario es la mejor oportunidad para acercar la política a la gente, pues ya no será la mayoría...