PPK Y EL CNM

El 28 de Julio, el gobierno presentó el proyecto de reforma de la conformación del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), organismo independiente encargado de la selección y el nombramientode los jueces y fiscales de todos los niveles, previo concurso público.

Según el proyecto de ley anunciado por Pedro Pablo Kuczynski en el mensaje presidencial, se reducirá a cinco el número de miembros del CNM y se establecerá una conformación diferente mediante la participación de los poderes ejecutivo y legislativo[1].

Actualmente, los miembros del Consejo son siete y se eligen bajo las modalidades que establece el artículo 155° de la Constitución.[2] El CNMademás de nombrar a los jueces y fiscales determina su ratificación en el cargo cada siete años; aplica la sanción de destitución a los Vocales de la Cortes Suprema y Fiscales Supremos y, a solicitud de la Corte Suprema o de la Junta de Fiscales Supremos, respectivamente, a los jueces y fiscales de todas las instancias; y extiende a los jueces y fiscales el título oficial que los acredita[3]. Asimismo, se encarga de nombrar a los jefes de la ONPE y el RENIEC.[4]

Con la conformación vigente el CNM ha desarrollado importantes funciones; sin embargo, en los últimos años la entidad ha estado en el ojo de la tormenta debido al accionar de algunos de sus miembros, y por resoluciones que en su momento emitió, ratificando o nombrando a jueces y fiscales cuestionados. Además, se responsabiliza al Consejo por la deficiencia y corrupción en la administración de justicia, la cual no solo está cargo de los jueces y fiscales que  nombra y ratifica, sino que también recae en manos de magistrados supernumerarioso provisionales.

No cabe duda que el CNM necesita cambios, por esas razones la propia institución en uso de su derecho de iniciativa legislativa, presentó un proyecto de ley de reforma constitucional, la cual dirigió al presidente de la Comisión de Constitución y Reglamento (por eso el proyecto no tiene número de ingreso ni figura en el portal web del Congreso).

Los planteamientos que se efectúan en la propuesta abordan dos temas fundamentales, primero que el Consejo tenga la titularidad exclusiva de los procesos disciplinarios de los jueces y fiscales en todos los niveles, pues actualmente solo la tiene para los jueces y fiscales supremos. En las demás instancias los procesos disciplinarios están a cargo de la Oficina de Control de la Magistratura - OCMA en el Poder Judicial, a través de las ODECMA; y de la Fiscalía Suprema de Control Interno en el Ministerio Público, mediante las Oficinas Desconcentradas de Control Interno.

Segundo, que los siete miembros del CNM sean elegidos democráticamente mediante votación universal, directa, libre y secreta de todos sus pares; de esa forma ya no serían solo los Jueces Supremos y Fiscales Supremos quienes elegirían a los representantes del Poder Judicial y Ministerio Público, pues participarían todos los jueces y fiscales de todos los niveles a nivel nacional. De igual modo se plantea que los representantes de las universidades sean elegidos por todos los profesionales colegiados y no por delegados; y que en la elección a cargo de las universidades públicas y privadas, participen todos los miembros de los órganos de gobierno de las casas de estudio.

Según la opinión de diversos analistas políticos, la nueva conformación que propuso PPK politizará la institución; incluso se ha señalado que el planteamiento es inconstitucional. Los miembros de CNM se han manifestado en contra, al señalar mediante un comunicado que el proyecto de reforma constitucional presentada por el Ejecutivo, “quebranta las bases fundamentales de la Constitución Política del Estado de 1993 que estableció al CNM como un organismo autónomo al poder político” y “se pretende eliminar la participación de la sociedad civil representada por las universidades públicas y privadas, así como por los colegios profesionales de abogados y no abogados”.

En conclusión, considero que los problemas que afronta el CNM no son producto de su conformación, y no se van a solucionar modificando la forma de elección de sus miembros. Coincido con el expresidente de dicha entidad, Gastón Soto Vallenas, quien manifestó que quienes fallaban no eran las instituciones, sino las personas que las integraban; por ello, ninguna fórmula de conformar el CNM funcionará si las personas que se eligen no son las idóneas. Por lo tanto, la propuesta del Ejecutivo no es la solución al problema, pues la administración de justicia no va a mejorar porque se modifique la proporción del ente que nombra a los jueces y fiscales. Insistir solo en ello, es desconocer absolutamente nuestro sistema de justicia, el cual requiere una reforma integral que permita por ejemplo, que todas las plazas de jueces y fiscales sean ocupadas por magistrados titulares que provengan de un concurso público, eliminándose la provisionalidad o suplencia (los llamados jueces supernumerarios que son designados por los presidentes de las Cortes Superiores); o que los procesos disciplinarios de los jueces y fiscales en todos los niveles,sean de competencia exclusiva del Consejo Nacional de la Magistratura.


[1]Son miembros del Consejo Nacional de la Magistratura, conforme a la ley de la materia:

  1. 1.    Uno elegido por el Poder Ejecutivo, designado mediante Resolución Suprema con el voto aprobatorio del Consejo de Ministros.
  2. 2.    Uno elegido por el Poder Legislativo, con el voto de los dos tercios del número legal de congresistas.
  3. 3.    Uno elegido por el Poder Judicial, entre los magistrados de la Corte Suprema jubilados y en actividad, conforme al procedimiento determinado en la Ley Orgánica del Consejo Nacional de la Magistratura.
  4. 4.    Uno elegido por el Ministerio Público, entre la Junta de Fiscales Supremos jubilados y en actividad, conforme al procedimiento determinado en la Ley Orgánica del Consejo Nacional de la Magistratura.
  5. 5.    Uno elegido por los miembros señalados precedentemente de acuerdo a lo que establezca la Ley Orgánica del Consejo Nacional de la Magistratura”.

[2]Según la Constitución Política de 1993:

  1. 1.    Uno elegido por la Corte Suprema, en votación secreta en Sala Plena.
  2. 2.    Uno elegido, en votación secreta, por la Junta de Fiscales Supremos.
  3. 3.    Uno elegido por los miembros de los Colegios de Abogados del país, en votación secreta.
  4. 4.    Dos elegidos, en votación secreta, por los miembros de los demás Colegios  Profesionales del país, conforme a ley.
  5. 5.    Uno elegido en votación secreta, por los rectores de las universidades nacionales.
  6. 6.    Uno elegido, en votación secreta, por los rectores de las universidades particulares.

[3]Los artículos 150° y 154° de la Carta Magna.

[4]Los artículos 182° y 183° de la ley de leyes.

 




Jueves 27 de Julio de 2017

El mensaje a la nación es en realidad un mensaje al Congreso de la República, el cual representa a la...