La necesidad de una Ley de Innovación Tecnológica

#MinisterioDeLaJuventud


Conforme han evolucionado nuestras sociedades hemos ido descubriendo que los valores que le otorgamos a ciertos bienes, van variando dependiendo de la época y la coyuntura en la que vivimos; los valores más preciados hace miles de años debieron ser cinceles, martillos y otras herramientas confeccionadas con huesos de animales, luego pasaron a ser los animales domésticos, parcelas de tierra, embarcaciones, oro, especias,  dinero, hidrocarburos, etc.

Sin embargo todos estos bienes materiales tienen un valor intrínseco y por tanto inseguro, hoy en día ya no tomamos esos riesgos, los bienes más valiosos son sin lugar a dudas los bienes intangibles.

Son bienes intangibles, por ejemplo; una marca, una patente de invención un modelo de utilidad, un conocimiento de implementación empresarial (knowhow), bases de datos, software, tecnología web y cualquier bien cuyo importe no sea su valor individual y tangible sino la información y la implementación útil que pueda obtenerse de él.

Sin embargo no todos los bienes intangibles son útiles, ¿de qué nos serviría descubrir la penicilina en el siglo XXI, si Flemming ya la descubrió en  1928? El valor que tienen los bienes intangibles dependen del momento de su descubrimiento y su aplicación, para lo cual hay que estar siempre un paso más adelante, hay que innovar.

Pero el concepto de innovación no es abstracto ni lejano, hoy en día está muy vigente el modelo de negocio de los “startups” o empresas de emprendimiento, que son aquellas empresas que buscan iniciar un nuevo proyecto empresarial con ideas de negocio apoyadas en la tecnología y en la innovación. Por lo general tienen gastos muy reducidos al inicio, ya que pasan por una etapa de improductividad hasta que logran encontrar una utilidad real para su innovación, desde ese momento su crecimiento es exponencial y no tiene límites, vemos ejemplos como Facebook, Uber, Dropbox, Snapchat, Waze, e infinidades de modelos empresariales que probablemente empezaron innovando en un garaje y que hoy son dueñas de imperios económicos.

Por otro lado este modelo de negocio tiene una contraparte, que es el que permite ese crecimiento exponencial, es el lado monetario entre la sinergia entre tecnología e inversión económica, y son aquellas empresas conocidas como los Business Angels o Inversores de Proximidad, cuyo giro económico es invertir en empresas desarrolladoras de nuevas tecnologías para darles ese empuje que permitirá su crecimiento desmedido.

La mezcla y sinergia entre los Startups y los Business Angels en un lugar geográfico determinado crean lo que se conoce como un “Hub tecnológico”, que para redundar en su definición son sitios específicos en los que por la presencia de estos dos componentes empresariales se ha creado una capital regional tecnológica. Ejemplos de estos Hubs son, Silicon Valey en California, Tel Aviv en Israel, Dublin, Berlin y Londres en Europa y en Asia Singapur y la India.

Pero ¿qué pasa con Latinoamérica? América latina no se está quedando atrás existe mucho movimiento en el campo de los startups, actualmente Chile y Brasil lideran los primeros puestos en la carrera para convertirse en los nuevos referentes tecnológicos de la región, sin embargo el Perú es mucho mejor candidato, considerando que estamos mucho mejor ubicados geográficamente que Chile y tenemos la ventaja del castellano en comparación al Brasil. Las grandes empresas de tecnología están buscando un aliado estratégico en América Latina y nosotros estamos destinados a serlo

Actualmente la ciudad de Arequipa, por ejemplo, es conocida por sus desarrolladores de software y expertos en programación, el año pasado más de 3000 empresas de innovación se postularon  al concurso organizado por Startup Perú ; sin mencionar que la creatividad que nos caracteriza a los peruanos impide que alguien pueda dudar de la existencia de miles de jóvenes innovadores en potencia.

Convertirnos en un Hub o referente tecnológico en América Latina haría que empresas de la talla de Google, Microsoft, Facebook, Youtube, entre otra inmensa cantidad de conglomerados que facturan miles de millones de dólares al año, pongan sus centros de operaciones regionales en el Perú, lo que crearía una importante cantidad de puestos de trabajos formales, trabajo indirecto para una cuantiosa masa de trabajadores independientes y educación y experiencia para futuros jóvenes  emprendedores en el campo de la Innovación

Pero, ¿cómo nos convertimos en un referente regional? Veamos el caso de Irlanda, se percató de los enormes beneficios que conlleva ser un referente tecnológico en su región y otorgó beneficios tributarios; acto seguido, todas las empresas de tecnología e innovación mudaron sus sedes a Dublín.

El Perú tiene que crear Zonas Francas en las que se otorguen beneficios tributarios a todas las empresas de desarrollo e innovación, tanto para las Empresas Emprendedoras de Innovación (Startups) que son las que hacen el desarrollo y la innovación, para los Inversores de Proximidad (Business Angels) que son los que invierten dinero en empresas de innovación, como para las sucursales de empresas extranjeras que estén interesadas en poner sus matrices regionales en el Perú.

Estos beneficios fiscales fomentarán la inversión y el desarrollo en innovación tecnológica y atraerán nuevas inversiones extranjeras, además al exigir ciertas formalidades para acogerse a estos beneficios impedirán que las empresas nuevas  funcionen de manera informal, lo que a la larga generaría que el fisco recaude menos tributos que los que si recaudará con empresas formales que cuenten con exoneraciones tributarias.

Lo que caracteriza a la innovación es, justamente, actuar y poner en práctica nuestros conocimientos en el momento indicado, innovemos, no esperemos a que sea muy tarde, innovemos e implementemos las normas correspondientes a tiempo para que no caigan en obsolescencia jurídica, innovemos.

 

 




Lunes 23 de Marzo de 2015

Y es que hay que tener arte y poca vergüenza para ir un martes de la semana con un ramo...

Miercoles 02 de Marzo de 2016

Todos conocemos ya, todas las bondades de las redes sociales; el usuario puede crear y elegir el contenido que quiera....