Los objetivos inmediatos de don Pedro

Por algo pasan las cosas decía mi abuela. La caída del gabinete Jara, y la designación de Pedro Cateriano  como nuevo Presidente Consejo de Ministros en jueves santo tienen una simbología. Cómo si el destino, le hubiera dado la oportunidad al nuevo Premier de tener unos días de reflexión, antes de iniciar su trabajo al mando del Consejo de Ministros. Las reuniones con los líderes de políticos, son más que necesarias; la imagen de don Pedro no es la de un político componedor ni mucho menos la de un artesano de las conciliaciones políticas. Él debe cambiar y sino actuar, mientras esté al mando del Consejo de Ministros. Don Pedro, debe conseguir paciencia y buen humor para administrar políticamente el poder que tiene, y usar bien las riendas  para llevar con éxito la función que tendrá también como “parachoques” del gobierno. El margen de 30 días que le da la Constitución, para presentarse al Congreso y exponer la Política General de Gobierno y conseguir la confianza del legislativo, no es una tarea sencilla en las actuales circunstancias políticas y económicas. Su plan, debe estar sobre la base de las demandas que seguramente le están haciendo saber los líderes políticos en sus reuniones previas, pero también debe contener las demandas de la población. Debe hacer coincidir la agenda del Ejecutivo con la del Legislativo, pero además los temas que a la población le interesa. Para poder lograr la confianza del Congreso, debe tener de todas maneras la confianza de la población. Ojo que la oposición en el Congreso, antes de dar una opinión o voto de confianza, estará mirando la calle, es decir su discurso lo dirigirá conforme el nuevo premier vaya o no teniendo la aprobación de la población. 




Domingo 05 de Abril de 2015

La política también es percepción, y ¿Qué percibimos al ver que el nuevo Presidente del Consejo de Ministros es Pedro...

Miercoles 15 de Abril de 2015

No cabe duda que el diálogo, iniciado la semana pasada por el Presidente del Consejo de Ministros está generando sus...