La política también es observar

Si algún atributo tiene que tener el presidente del consejo de ministros en los tiempos de Ollanta Humala ese es el de ser incondicional. Cumplido ello puede agregarse otro tipo de característica pero aquel es el valor fundamental. El nombramiento de Pedro Cateriano va en esa línea: es incondicional de la pareja presidencial y trae como valor agregado el combo de ser amigo del garante Mario Vargas Llosa y de ser un político consumado. Esto último le ha servido para anunciar, sin remilgo alguno, que cambiará su estilo para ser menos polémico  y que tendrá una administración, con la oposición, de puertas abiertas. Ni dudo que así será. Habrá invitaciones nuevamente de parte del gobierno, el problema es saber si los miembros de la oposición asistirán.

No tengo dudas en que el Congreso le otorgará a Pedro Cateriano el voto de confianza. Los 72 votos que hubo en la censura no se repetirán. El nuevo Premier sabe que su voz es desde hace unas horas la voz oficial del gobierno y por lo tanto no podrá caer en el infantilismo de lanzar tuits cada 5 minutos como fue en el pasado reciente. La oposición, por otro lado, no necesita confrontar con el Presidente del Consejo de Ministros para hacerse notar. Hay otros objetivos y otras situaciones para ese objetivo. El gobierno tendrá suficientes problemas con la inseguridad creciente y el deterioro de la economía por lo que la oposición sabe que un ejercicio antagónico excesivo puede ser usado por el gobierno para victimizarse y decir que “no los dejan conversar”.

Así que creo que no habrá el conflicto que algunos reclaman. Si lo buscan o lo anuncian se desilusionarán. Más bien será una oportunidad para que la oposición concentre sus objetivos en algo más importante: tomar el control de la Mesa Directiva del Congreso.




Viernes 27 de Marzo de 2015

Nos encontramos en una zona geográfica donde suele haber fenómenos naturales que causan mucho daño a los pobladores. Los huaicos...