AFP vs. ONP en campaña

Las AFP han entrado a la campaña electoral gracias a la torpe decisión de cambiar sus tasas de mortalidad en medio de una insatisfacción generalizada con el sistema que promueven y nunca ha terminado de convencer a buena parte de peruanos. Frente a ello la respuesta de todo el espectro político ha sido de negar en todos los idiomas una relación con éstas empresas; desde el ministro de economía que afirma que no puede entrar en vigencia si no se entiende¹ a la Defensoría del Pueblo instando a la Superintendencia de Banca y Seguros suspender la aprobación de dicha norma². Entre los candidatos, el APRA no esperó en poner el tema en agenda desde el discurso inaugural de Alan García, con Velasquez Quesquén incluso interponiendo  en el congreso un pedido para remover del cargo al titular de la SBS, y hasta el privatista PPK ha propuesto ya algunas reformas. ¿Deberíamos eliminar las AFP? El debate tiene connotaciones globales.

Una herramienta interesante para comparar los planes de pensiones alrededor del mundo es el índice de Pensión Global Melbourne Mercer  del Centro de Estudios Financieros de Australia³, el cual compara los diferentes fondos teniendo en cuenta cómo el sistema beneficia a las clases medias y bajas, la regulación, mantenimiento y sostenibilidad de cada fondo. En dicho index, los países con un mejor sistema son Dinamarca, Holanda, Australia y otros países nórdicos, encontrándose Chile bastante bien posicionado en el segundo pelotón, por encima de Estados Unidos, Francia, Alemania. Siendo el sistema peruano poco más que un copia y pega del chileno, no podríamos decir que sus fallas son intrínseca o estructurales, sino más bien de aplicación.

Un panel de discusión del Comité de Asuntos Económicos y Sociales de  la ONU que comparó los sistemas públicos y privados alrededor del mundo4 concluyó que los fondos privados resultan efectivos cuando la masa de asegurados es grande, pero que los sistemas públicos pueden ser efectivos y lograr pensiones sociales justas con beneficios que no se logran en ningún mercado privado, como de hecho es en los mencionados países nórdicos. Sin embargo, el sistema público no toma en consideración la cantidad de contribución que ha dado cada ciudadano (que sí lo hacen los sistemas privados) potencialmente igualando hacia abajo en sistemas con alta informalidad como el peruano.

Es decir, la discusión depende de los valores que cada uno tenga como individuo: unos preferirán el sistema privado por promover la responsabilidad individual y que cada uno elija su tipo de plan de retiro, así como desconfían que los gobiernos tengan una agenda política para sus fondos.  Otros, en donde me incluyo, preferimos un sistema de pensiones redistributivo que asegure un mínimo de cobertura para todos, reduciendo el riesgo especulativo de los mercados y fortaleciendo con nuestro aporte a la agenda del Estado peruano. Por el momento, colocar a las AFP´s peruanas y sus abusos en el centro de la agenda para las elecciones ya es un paso importante, y los peruanos debemos pensar seriamente si queremos mantener a las AFP, reformarlas o pasar al sistema público de la ONP.

http://www.americatv.com.pe/cuarto-poder/reportaje/afp-tabla-mortalidad-noticia-35993

http://larepublica.pe/impresa/economia/716465-la-defensoria-del-pueblo-demanda-la-sbs-suspender-tablas-de-mortalidad

http://www.globalpensionindex.com/

http://www.un.org/esa/esa98dp1.pdf

 




Miercoles 21 de Octubre de 2015

El MIDIS está organizando la “Semana de la Inclusión Social” para compartir experiencias internacionales sobre la reducción de la desigualdad...

Martes 24 de Noviembre de 2015

La nueva ley universitaria no es la panacea ni mágicamente va a cambiar las cosas, pero es un...