Democratizar la inversión

La propuesta de Hernando de Soto para que los ciudadanos ubicados en la zona de impacto de un proyecto extractivo sean parte de las acciones de la empresa no parece haber tenido mucho eco en la opinión pública y menos en el empresariado, a pesar que es una alternativa viable que existe en otros países. ¿Es tan difícil conceptualizar que si un mineral es encontrado debajo de la casa de alguien, esa persona debería ser beneficiada a largo plazo por el descubrimiento? Más increíble es que no esté en la agenda pública cuando lo ha propuesto nuestro economista con mayor fama internacional que para nada puede ser tildado de anti inversión.

La propuesta ya había sido lanzada por Iván Vásquez[1] de la fundación liberal Cato Institute, argumentando que el tema de fondo en los conflictos sociales es el derecho de propiedad, lo que causa que la población sea espectadora y no partícipe de los procesos de inversión.  Una versión de esta idea es la que se ha impuesto vía el canon regional, en el cual el Estado distribuye vía los gobiernos regionales y locales las ganancias que obtiene de la concesión minera, pero como se puede ver por los índices de pobreza y desnutrición crónica en la mayoría de regiones mineras, este proceso no ha sido efectivo para solucionar los problemas de la gente. La CONFIEP dirá que las mineras y petroleras hacen su parte al tributar, pero la verdad es que a la gente poco le importa a donde vaya el dinero si es que no les llega a ellos.

Se debe elaborar legislación que permita en los próximos 3 a 4 años la formalización de un sistema de concesiones participativo en donde la población del área de influencia se conviertan es socios estratégicos y organicen ellos mismos el esquema de participación ciudadana. Esta fórmula depende también de fomentar la formalización de las tierras no es un proceso fácil, pero es absolutamente necesario para el futuro de la inversión en el país que las empresas colaboren con el proceso de formalización y así ponerle barreras a la minería informal y al narcotráfico. De lograrse, podríamos extenderlo también a proyectos de irrigación para hacer nuestras tierras más productivas.



[1] http://goo.gl/KFS5XA




Jueves 17 de Setiembre de 2015

Por Luis Zaldívar

La captura del presunto narcotraficante Gerald Oropeza esta semana ha sido percibida para la mayoría como una...

Martes 06 de Octubre de 2015

La crisis por la guerra en Siria ha desatado una controversia internacional por la falta de solidaridad de muchos países...