En serio, desactivemos el MIDIS

Dedico este espacio a responder a la columna de Álvaro Zapatel publicada el 09 de abril en Punto de Encuentro, donde me critica de imprecisiones respecto a mi columna “Desactivemos el MIDIS”, en la que afirmo que la creación de este ministerio no ha tenido una incidencia real en el proceso de desarrollo. Agradezco el tiempo para contestarme, y paso a hacer las siguientes precisiones que son la columna vertebral de mi argumento y se mantienen:

  1. La pobreza el año 2014 no se ha reducido. Es más, desde la creación del MIDIS a finales del 2011 la pobreza monetaria se ha reducido en tan solo 1.9%[1]. Es decir, independientemente de lo que diga Zapatel o algún académico sobre el horizonte de desarrollo, es que con más dinero están teniendo menos resultados que los gobiernos de Alan García, Toledo o Fujimori. 
  2. La focalización de programas sociales del MIDIS no es nada nuevo. Cambiarle de nombre a un programa y ponerlo en un ministerio con tu gente para pagarles más no significa focalizar de forma diferente. Siempre estos programas han buscado mitigar problemas paulatinamente acompañando políticas de desarrollo. Crear un ministerio aparte sólo para hacer programas sociales es como pensar que solucionaremos la delincuencia sin el concurso de los Ministerios de Educación y  Trabajo.  A eso me refería cuando afirmé que el fracaso del MIDIS es concentrar los programas.
  3. Un problema aparte es el del funcionamiento de los programas como Qali Warma, que al descentralizarse territorialmente con “comités evaluadores” para otorgar licitaciones a proveedores en todo el país han creado un caldo de cultivo para la corrupción. Mucho más efectivo era licitar una vez para poder controlar mejor.
  4. Los programas sociales deben seguir existiendo tranquilamente como estrategia transversal al resto de ministerios. Lo que no sirve es la burocratización de la asistencia, porque el dinero se termina evaporando en sueldos y oficina, en vez de beneficios para las personas.

Por último, Zapatel me acusa de “intereses subalternos” como si yo no hiciera pública mi opinión política en diversos medios, o como si ser aprista me impidiera plantear mi posición. Creo que podemos elevar el nivel un poco más, no basta con que el BID diga que los beneficiarios de Beca 18 son mejores estudiantes que el otro 99% de estudiantes que no tienen ese apoyo, eso no dice absolutamente nada sobre el problema de la pobreza y el desarrollo. Tengo confianza en que mi temporal detractor lo puede hacer mejor, le otorgo la última palabra.



[1] INEI ENAHO 2009-2013




Domingo 05 de Abril de 2015

A medida que se acerca el fin de la era Humala hay una tarea que debería estar en todos los...

Viernes 17 de Abril de 2015

Estaba en el Vichama el fin de semana cuando un viejo amigo que no veía hace mucho me afirmó: “la...