Inclusión para la foto de Nadine

El MIDIS está organizando la “Semana de la Inclusión Social” para compartir experiencias internacionales sobre la reducción de la desigualdad y la lucha contra la pobreza; como si  el Perú fuera un ejemplo de políticas de políticas sociales, el gobierno dispone gastar en foros para la foto ignorando que ni la pobreza ni la desigualdad se han reducido significativamente en los últimos cuatro años, esto a pesar de que el gasto para los programas asistencialistas se incrementó de mil 375 millones el 2010 a  cuatro mil 422 millones el 2014. Es decir, con más de tres veces el presupuesto, la inclusión se quedó en los sueldos de los funcionarios del gobierno y en la publicidad para vender la figura de Nadine Heredia como una impulsora de la lucha contra la pobreza, aunque los peruanos ya hace rato que no les creen.

La creadora e ideóloga de la inclusión, Carolina Trivelli, ha defendido la creación del nuevo ministerio argumentando que ellos  colocaron el desarrollo y la erradicación de la pobreza en el centro de la agenda nacional, innovando en su enfoque de articulación de programas sociales y la identificación de la falta de capacidades para su gestión[1]. Sin embargo, los indicadores que se publicitan en el portal del MIDIS no tienen nada que ver con objetivos concretos del desarrollo y reducción de la pobreza, sino más bien en el nivel de ejecución de gasto o cantidad de beneficiaros de los programas sociales. Es decir, el nuevo enfoque enfatiza cuántas personas están inscritas en un programa social en vez de los resultados que pueda generar para sacar a las personas del círculo de pobreza. Para este gobierno, la inclusión significa sumar beneficiarios del gasto corriente y no incluirlos en el mercado de trabajo, quedando la famosa articulación en poco más que discurso para las notas de prensa de palacio.

El gobierno de Nadine y la tecnocracia incrustada en el MIDIS no tiene nada que celebrar: en el último año la anemia infantil se incrementó en 1.3%[2], la pobreza en los últimos dos años se redujo menos del 3%[3], y en lo que es salud y educación los resultados han sido magros de acuerdo a todos los indicadores. De hecho, el énfasis parece haber estado en la foto y en los foros como los que están realizando para marketear a la primera dama con la alta alcurnia internacional. Será tarea del próximo gobierno volver a un enfoque integral que vaya más allá del discurso y busque lograr los indicadores que ya han sido señalados por el Centro de Planeamiento Estratégico hace más de 5 años y este gobierno ha preferido olvidar.



[1] Entre el discurso y la acción. Desafíos, discusiones y dilemas en el marco de la creación del Ministerio de Inclusión Social / Carolina Trivelli y Silvana Vargas Winstanley. Lima, IEP, 2014 (Documento de Trabajo, 208. Serie de Política 9)

[2] http://www.ins.gob.pe/repositorioaps/0/4/jer/evidencias/ANEMIA%20FINAL_v.03mayo2015.pdf

[3] http://www.inei.gob.pe/media/cifras_de_pobreza/nota-de-prensa-n065-inei-2014.pdf




Martes 06 de Octubre de 2015

La crisis por la guerra en Siria ha desatado una controversia internacional por la falta de solidaridad de muchos países...

Miercoles 11 de Noviembre de 2015

Las AFP han entrado a la campaña electoral gracias a la torpe decisión de cambiar sus tasas de...