¿Qué es el Trumpismo?

En un artículo del Huffington Post que ha despertado mucha polémica1 el historiador Steven Conn analiza la emergencia de Trump con la de los líderes fascistas luego de la primera guerra mundial, recordando que las principales características de estos autócratas no eran sus políticas económicas sino su estilo político basado en una figura carismática con poder absoluto, el culto a la personalidad y el nacionalismo xenófobo, características que definen al emergente Trumpismo. El corresponsal de CNN Patrick Gillespie ha comentado sobre el tema2 comparando el estilo de Perón en Argentina y Chavez en Venezuela con el de Trump, notando como todos ellos usaron la polarización, las promesas imposibles y echarle la culpa a poderes extranjeros sobre los males de su país. Lo que define al Trumpismo, como al chavismo o el peronismo, no sería su proyecto político sino sus cualidades personales y la atracción de la gente sobre ellos.

Esta semana Trump ha pasado a la defensiva luego que afirmara que el juez que lleva el caso contra la fraudulenta universidad que manejaba el magnate  está parcializado “por ser mexicano” a pesar que se le aclaró durante la entrevista que el juez era norteamericano con padres hispanos, a lo que replico que “aun así es mexicano”. Pero la campaña de Trump no parece muy interesada en el voto latino y están convencidos que polarizando van a lograr que una mayor cantidad de votantes blancos tradicionales se sumen a su causa. De hecho durante las primarias esa ha sido la forma como Trump ha logrado posicionarse.  La marca de Trump es nunca retractarse y mostrarse como alguien que está más allá de lo políticamente correcto, relacionándose así con el estadounidense harto de la política y que quiere un líder que diga lo que ellos no pueden decir.

Pero el Trumpismo puede estar en otra realidad. El comentario contra el juez de origen latino ha provocado una rápida reacción negativa de varios senadores republicanos en tiempos en que deberían estar sanando heridas luego de las primarias. Todas las encuestas muestran a Trump cuesta arriba frente a Hillary Clinton aun cuando los jóvenes que acompañaron a Bernie Sanders todavía no definen su voto por ella. Sólo 13 millones y medio de norteamericanos han votado por Trump en las elecciones primarias, aproximadamente el 5% de la población votante. ¿Hasta dónde podrá Trump continuar rompiendo los esquemas? Los latinoamericanos ya aprendimos con Venezuela como los líderes autoritarios pueden llevar a la quiebra un país, el Trumpismo puede hacerlo con buena parte del mundo.

 

1. Trumpismo! And Americaan Fascism http://www.huffingtonpost.com/steven-conn/trumpismo-and-american-fa_b_9507034.html

2. Trumpismo: Eerily similar to Latin America's macho leaders http://money.cnn.com/2016/03/23/news/economy/trumpismo-macho-latin-america/




Sabado 28 de Mayo de 2016

En las últimas semanas no he dejado de sorprenderme con el nivel de polarización que despierta Hillary Clinton en los...

Jueves 16 de Junio de 2016

Luego del asesinato en la discoteca Pulse de Orlando se ha reavivado el debate sobre el control de armas en...