Velasquistas PPKeiko

El discurso en contra de los partidos políticos no viene de ahora. Durante los setentas Carlos Delgado Olivera, el teórico más importante del velasquismo, sostuvo  que era posible gobernar un país sin la necesidad de partidos, y que más bien éstos deberían desaparecer porque el pueblo no necesitaba intermediarios, sino autogestión y una relación directa con lo que se consideraba la revolución pero era en verdad el aparato estatal de los militares. Si bien los sueños financiados por la deuda de esos tiempos no se realizaron, hemos podido escuchar a PPK y Keiko Fujimori usando un lenguaje similar al velasquista, proponiendo articular alianzas que dependan únicamente de sus liderazgos al más propio estilo dictatorial, sin ningún proyecto a futuro más allá de sus personalidades.

En el caso de Keiko no nos debería sorprender que sea afín a la tesis velasquista del “no partido”, porque fue precisamente la que utilizó su padre para romper al movimiento sindical y a cualquier tipo de organización que no estaba organizada o supeditada a él. En el caso de PPK, con su célebre frase “los partidos apestan” dejó en claro que él sólo está interesado en montar sancochados electorales que le sirvan como catapulta al poder, pero no busca articular ningún proyecto a mediano o largo plazo plazo. Esta estrategia le sirve a ambos candidatos para no tener que responder a nadie y poder montarse en el caballito de la demagogia, exactamente como hizo Ollanta Humala para llegar al poder ofreciendo gas a 12 soles y la ya archi consagrada y manoseada “mano dura” (exactamente lo contrario a lo que vemos el día de hoy).

Para los defensores de Velasco no debe haber victoria más amarga que su discurso anti partidos sea el caballito de batalla de la derecha autoritaria y la liberal, y para los PPkausas no debe haber contradicción más flagrante que repetir el discurso del gobierno al que normalmente culpan por todos los males del país. Lo cierto es que el 2016 se acerca y no parece que Accion Popular, el Frente Amplio o el PPC tengan alguna opción a jugar un papel importante, con lo cual nos quedamos, salvo la excepción del APRA, con candidatos que sólo buscan articular caciques regionales y provinciales que se venden al mejor postor. Al parecer los velasquistas PPKeiko no se han dado cuenta que a pesar de todo el marketing que hagan ellos son parte de la clase política peruana de los últimos 30 años, deberían comenzar a actual como tal y no como personajes de farándula. 




Domingo 24 de Mayo de 2015

Durante los últimos 6 meses varios grupos de profesionales del Partido Aprista hemos venido trabajando el Plan de Gobierno 2016-2021...

Viernes 03 de Julio de 2015

Una reciente encuesta hecha por encargo de la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima señala que para un...