Philip Westbury

 

Él es Philip Westbury, un clásico hombre inglés con sombrero de copa e impecable traje negro, bastón y paraguas a la mano, saludando cada mañana a la gente de su pueblo, diciendo: “Buenos días Darling”. Philip habla muy bien el inglés y  en su tiempo libre, fuma con deleite una clásica pipa inglesa. A Philip no le gusta tener muchos amigos. Este ejemplar británico nació 50 años atrás en Liverpool y nunca en su vida ha estado fuera de su pueblo. Philip tiene tan solo un mejor y único amigo, su nombre: Roger Badger, ellos son inseparables. Roger, un buen hombre, muy inteligente, astuto, con excelente sentido del humor y ocurrencias en el momento y espacio preciso.
Philip Westbury encontró en este hombre, amistad, confianza y alguien con quien conversar después del trabajo en el pub cercano a la oficina. Ambos trabajan en la misma compañía llamada: “Abogados Burbuja”. En efecto, Philip es abogado y está siempre muy ocupado, comenzando desde cada mañana  muy temprano tomando el primer bus mañanero:
“Hola  compañero,  ¿Cómo estás?”--- Le pregunta el chofer del bus cada mañana (¡La cara del mismo chofer, cada mañana!)
“No tan mal compañero, ¿y tú?”---Westbury pregunta cordialmente.
“No tan mal compañero; Gracias”
Este bus lo lleva directo al centro de Liverpool, donde en su oficina ya algunos preocupados clientes lo esperan interesados en contratar sus servicios. Siempre tiene un  descanso a  las 12: 30 PM, donde se encuentra con su mejor amigo y colega Roger Badger, en la cafetería de la empresa.  Es precioso este tiempo para Philip,  pues tiene la oportunidad  de expresar sus opiniones y comentarios acerca de fútbol (él es fanático del Liverpool), revistas de chisme  y de qué pasará en el próximo capítulo de su telenovela favorita. Por supuesto, ellos también tienen la oportunidad de compartir las experiencias  que se viven en la oficina, buenas, malas o regulares. Luego Philip continua con su trabajo hasta después del “tea time” (hora del té),  a veces hasta las 8 pm que es la hora de cenar en Inglaterra. Cada miércoles al mes es muy emocionante para Philip ya que estos dos excelentes amigos van  al cine club a ver clásicos ingleses como: “39 steps”, “Four weddings and a funeral”    “Ryans Daughter”, etcétera.
Philip  disfruta mucho la travesía  yendo  al cine, en el excelente automóvil de Roger Badger: Azul, convertible, deportivo,  con exquisito gusto y estilo.  Y es que  el  viento en la cara con la capota baja  a cierta velocidad, despierta en Philip la sensación de completa libertad.  Philip adora este carro.  Él cree que no existe otro como tal en el mundo entero.  Este auto es único para Philip Westbury.
Era así,  Philip tenía “todo lo que todo el mundo desea obtener en esta vida”: Una casa grande, esposa e hijos, un buen trabajo,  un buen salario,  ¿Para qué más? . La vida de Philip era responsable, no fácil, rutinaria  pero feliz. Un día, el jefe ejecutivo de la compañía, donde Philip trabajaba, decidió que algunos miembros del equipo de abogados debían ir para Nueva York  a  cubrir un interesante caso en ese país acerca de los derechos de maternidad de Angelina Jolie  sobre sus hijos,  y es que Angelina sabía de la buena reputación de este despacho británico . Philip fue uno de los miembros seleccionados arrivando a  Nueva York al día siguiente, tomando acto seguido, el  hotel que su compañía le brindaba en ese país.
El primer día en NY,  éste caballero inglés  quiso  tan solo tomar un taxi para ir a  su nuevo centro de trabajo .Cuando puso su índice en el aire para solicitarlo, una nube  amarilla de taxis apareció repentinamente delante de él, todos ellos diciendo en diferentes tiempos y tonos: “¿Para dónde vas  Bro?”. Con un poco de pánico,  Philip tomó cualquiera. Llegando a la nueva oficina en pocos minutos.
“Hola amigo, Usted es bienvenido!”--- Fueron las primeras palabras del staff de abogados de la diva. Ellos lucían muy amigables. Philip Westbury contestó con timidez y acento inglés: “Hola”
 “¿Quieres algo de beber brother?”.--- Uno de los abogados anfitriones le preguntó.
“(¡Caramba!, él dijo brother, no dijo compañero”).---Pensó. La palabra a la cual él estaba acostumbrado cada mañana no estaba ahí. Su respuesta fue instintiva con un poco de titubeo en la garganta: “Si, Gracias”.
Después del primer encuentro con su nuevo equipo, Philip decidió ir al centro de Nueva York a conocer la ciudad. Caminando, escuchando  música en su IPhone con sus audífonos estereofónicos: “Hombre inglés en Nueva York”de Sting. Durante su caminata, vio edificios  muy modernos,  rascacielos gigantescos, una gran publicidad de Coca Cola con diferentes y llamativos colores,  las calles con movimiento urbano, el  estruendoso ruido de los motores de los carros, el olor del smog y del estrés, todo al mismo tiempo.En ese instante las palabras de su mejor amigo, Roger Badger, vinieron  a su mente sorpresivamente:
“Ten cuidado Philip Westbury.  Nueva York es NorteAmérica y NorteAmérica no es Inglaterra”
De repente algo inesperado sucedió. Con gran sorpresa Philip vio flotando a 3 metros del suelo , un automóvil azul, convertible, con las mismas características de las del vehículo de su mejor amigo, Roger Badger.  Philip creyó en ese momento que Roger  había venido a Nueva York a visitarlo. Para su sorpresa, otro convertible azul apareció detrás del primero, también flotando y avanzando y luego otro, otro y otro… Eran 1000 carros azules convertibles volando en conjunto . Era una caravana promocional automovilística, publicitando este “nuevo modelo de auto volador 2017”. Philip Westbury estaba bastante desilusionado. Él creía que Roger y su auto eran únicos y extraordinarios.  En efecto lo eran, solo que sintió en ese preciso instante  romperse “una gran burbuja “alrededor de él. El dueño de este “nuevo modelo de carro”, era un genuino muchacho estadounidense, llamado Karl Thackray; su slogan era: “¡OH, OH!: El auto asombroso, porque con este carro cada día es diferente, pues todo el mundo es lo mismo, un ser humano como tú en este automóvil“.

Miguel Ángel Romero Maldonado (Arquitecto Ecológico)
Escrito en  Hertfordshire, Londres- Inglaterra .
 




Martes 28 de Febrero de 2017

 

Cuando tenía14,  mis hormonas y yo solo queríamos impresionar a las chicas. Así, la...
Miercoles 22 de Marzo de 2017

 

¡¿Papá, papá  es el fin del mundo?!  ¡El puente se cayó papá, La señora está...