Así no se habla mudo

Luis Castañeda Lossio ha dicho que la reforma del transporte de Lima la inició durante su anterior gestión edil en el 2006. Un poco más y se revienta cohetes con fiesta patronal incluida. El actual Alcalde de Lima mantiene la costumbre del político tradicional: “se autoproclama mejor que su antecesor y que todo lo que no estuvo en su gestión fue malo”. En otras palabras volvemos a la estrategia del borrón y cuenta nueva, de la exterminación de todo rastro de la gestión anterior, la cultura del “yo soy y nadie más”.

El actual Alcalde de Lima se impuso por amplia ventaja en las recientes elecciones municipales debido a dos factores principales. Uno, la ineficiente gestión de Susana Villarán. Y dos, su principal valor atribuido por los electores limeños: una autoridad que hace obra, “un buen gerente”. Y esa debe ser su línea de acción. Debe agradecer que para su fortuna, el factor Comunicore pasó por agua tibia para los electores.

En ese escenario, es claro que Castañeda Lossio no ha entendido el mensaje de las urnas. No ha sido elegido para mirar atrás, tampoco para cuestionar a la gestión Villarán. No está nuevamente como Alcalde para decir que el corredor azul se llame ahora línea azul. O que nunca hubo reforma del transporte. No ha sido electo para autoproclamarse el mejor.

Un buen gerente, como supuestamente es apreciado Castañeda Lossio por el elector limeño, debe reforzar lo avanzado y hacer lo que se ha dejado de hacer. Un buen gerente administra lo que tiene y no lo destruye. No promueve una sesión informativa en la Municipalidad de Lima para luego sacar bajo la manga una ordenanza que vuelve al estado anterior el sistema de transporte. Esas prácticas son de la vieja y mala política.

Pero lo que es peor. Cuando nuestro Alcalde capitalino cuestiona que nunca hubo reforma del transporte, no anuncia si quiera un esbozo de lo que serán los cambios que su gestión impulsará. Equivoca su estrategia el burgomaestre limeño si quiere marcar distancias con su antecesora. Lo mismo hizo Susana Villarán en su primer año de gestión y vemos ahora como terminó. “Haga obra señor Castañeda”. Quédese mudo y hable con una buena gestión. Eso es lo único que le pide el elector limeño.

@renzomazzei




Viernes 27 de Febrero de 2015

Una policía de tránsito me prohíbe doblar a la izquierda por una avenida muy transitada de Lima. No había ninguna...

Viernes 13 de Marzo de 2015

“Sácame a ese negro” le decía un alto personaje de la Iglesia peruana a su agente de seguridad. El religioso,...