El eterno déjà vu de los huaicos

Hace unos años cubrí como periodista un simulacro de sismo en pleno corazón de emporio comercial de Mesa Redonda. Sí, aquella zona del centro de Lima que es tan famosa por su cuantiosa oferta de productos como por sus tragedias.  Aquella zona que fue escenario de aquel incendio la noche del 29 de diciembre de 2001 dejando más de 300 muertos.

Por sus antecedentes, la participación en aquel simulacro de los comerciantes y clientes de Mesa Redonda debió ser seria y exigente. Pues ocurrió todo lo contrario. Risas y carcajadas era lo que más observaba. Como si fueran espectadores de un gran show, muchos se quedaban cruzados de brazos para ver las arriesgadas maniobras del personal de la policía nacional.

Cero participación en un simulacro. Y es que así somos los peruanos en general. Somos indisciplinados, nos da pereza participar activamente en un simulacro. Nos olvidamos rápidamente de las tragedias. Seguimos conviviendo con el peligro como si fuera algo natural.

En Chosica, en donde ya hay 8 muertos, producto de recientes huaicos, pasa lo mismo. Es un permanente Déjà vu. Cada cierto tiempo, somos testigos de esta tragedia. La población, como en muchas partes del país, se resiste a vivir con precaución. Es amante del peligro al vivir en las orillas del río. La excusa siempre será “no tengo otro lado donde vivir”. Pero es allí donde interviene la autoridad para proponer un plan de crecimiento urbano. Pero ni prevención en el ciudadano ha habido, ni interés en la autoridad tampoco. Y en Chosica la autoridad municipal reelecta casi eternamente poco ha avanzado.

La cultura de prevención se construye en varios años y con persistencia. Si nos descuidamos, dejamos abierta la posibilidad a que más huaicos sigan provocando muertes.

Nuestro país, es una zona que por su naturaleza estará siempre afectada por las inclemencias de la naturaleza. Y es cierto por otro lado que como Chosica, existen cientos de localidades que viven bajo peligro permanente. En esa línea, no basta entonces con tener prevención. Es necesario tener planificación urbana. Es indispensable tener educación de calidad para que estas familias tengan la posibilidad de tener mejor nivel de vida y. Es necesario tener autoridad para convencer a la población de ir a un lugar seguro. Todo va así evitar decisiones suicidas de vivir al lado de un río de la mano.

Si esta cadena no funciona, de nada servirá que el Perú siga siendo para otros países un territorio en franco crecimiento económico. Esos, son números para fuera. Pero para adentro, la cosa va más allá que una buena cifra.




Viernes 20 de Marzo de 2015

Aún recuerdo cuanto te escapaste y prácticamente te dimos por perdido. Había salido a pasearte en el parque como casi...

Viernes 03 de Abril de 2015

¿Quién no ha vivido en carne propia las amenazas del transporte público en el Perú? ¿Quién no ha tenido la...