Un chosicano en mi distrito

¿Quién no ha vivido en carne propia las amenazas del transporte público en el Perú? ¿Quién no ha tenido la oportunidad de experimentar las carreras de buses como los llamados “Chosicanos” o algo parecido en su distrito?

La respuesta se cae de madura. Una vez, cuando iba a la universidad, subí a una couster cuyo piso metálico había sido bañado con una sustancia líquida con olor a combustible. El bus estaba casi lleno, por lo que no tuve más remedio que hacer el viaje parado. La sustancia líquida colocada recientemente en el piso provocó que la couster se convirtiera en prácticamente una pista de patinaje. Todos lo que nos encontrábamos parados resbalábamos y chochábamos entre sí, sin contar las peligrosas maniobras del chofer. Una curva peligrosa por allí, una frenada intempestiva, una ganada a la luz del semáforo, una carrera con otra movilidad y encima el piso resbaladizo, hicieron que ese viaje sea el más traumático que recuerdo.

Hace poco, una amiga me contó su experiencia en los llamados “chosicanos”, esas cousters que llegan hasta el hoy golpeado distrito de Lurigancho – Chosica. Los chosicanos son sinónimos de informalidad, de peligro al volante, de inseguridad y de descontrol. Son los Orión de Chosica. Y lamentablemente nadie hace nada. Chosica ya tiene bastante con la nula planificación urbana promovida por el casi eterno alcalde Luis Bueno. Chosica no merece que se le asocié más con estas amenazas al volante.

Según datos oficiales, existen 4 mil unidades denominadas “chosicanos” que operan asociadas en 5 empresas. Tienen 3 millones de soles en papeletas. En lo que va del año, sus unidades han sido protagonistas de 7 accidentes con el saldo de 7 muertos y más de 100 heridos.

Los “chosicanos” deben dar paso a una verdadera reforma del transporte que no solo tenga como enfoque principal Lima Metropolitana. Reforma que termine con esos permisos que les otorgan en el Callao por ejemplo para operar con total libertad.

“Chosicanos” hay en todos lados. No solo es una empresa. No solo es un distrito de Lima el que los tiene. Es por ejemplo un mal chofer que le preocupa solo la ganancia del día y es capaz de hacer lo imposible por ganar a ese pasajero que levanta la mano. No le importa aquella persona que está parada en la vereda. Si la atropella, seguro saldrá con la excusa que fue culpa del transeúnte.

Acabemos con los “chosicanos” y con toda esa cultura matonezca, delictiva y brabucona al volante que hay en Chosica y en todos los distritos. Nosotros como ciudadanos hagamos nuestro trabajo y exijamos eso. Solo basta que las autoridades municipales hagan también su trabajo. ¿Lo harán alguna vez?

@RenzoMazzei 




Viernes 27 de Marzo de 2015

Hace unos años cubrí como periodista un simulacro de sismo en pleno corazón de emporio comercial de Mesa Redonda. Sí,...

Viernes 10 de Abril de 2015

“Saquen una hoja en blanco y pongan las 5 noticias más importantes del día”, dijo en tono enérgico y casi...