GOBIERNO ABIERTO: AGENDA PENDIENTE

Por: Wilberth Vilca Laura (*)

El Gobierno Abierto es una política pública global, que se viene plasmando en la Alianza para el Gobierno Abierto-AGA (Open Government Partnership), impulsada desde el mes de setiembre del 2011, con una adhesión inicial de 64 países, cuyo propósito es: a) mejorar la transparencia y rendición de cuentas, b) promover la participación ciudadana y c) impulsar la colaboración entre las entidades públicas y la sociedad civil en las políticas públicas. Nuestro país se adhirió en abril de 2012, lo que se plasma en los planes de acción para implementar políticas de gobierno abierto, que son un compromiso y que se autoevalúan, de este modo se formularon dos planes: el primer Plan de Acción 2012-2014 (Res. Ministerial Nº 085-2012-PCM) que tuvo una consulta limitada y muchos compromisos que no pudieron concretarse; en el segundo Plan de Acción 2015-2016 (Res. Ministerial Nº 0176-2015-PCM), hubo mayor participación de la sociedad civil en la comisión multisectorial, pero en diciembre 2014 se retiraron porque el gobierno de entonces, evitó asumir la concreción de la Autoridad Autónoma de Transparencia y acceso a la información pública, que el gobierno de PPK, por fin lo creó pero sin autonomía y limitadas competencias (07 enero 2017). En la actualidad se viene elaborando el Tercer Plan de Acción 2017-2019, que debe aplicar estándares de co-creación, programado entre el 8 de setiembre al 31 de octubre, debiendo ser suficientemente abierto y transparente, las recomendaciones fueron: informar una vez al mes de los avances, involucre a todo el país y permanezca abierto en su proceso de formulación; sin embargo solo se realizaron talleres descentralizados en la Libertad, San Martín y Arequipa y dos mesas de trabajo en Lima. Habiendo culminado el periodo programado, entendemos que se encuentran en proceso de sistematización y que deberá ser validada, sin embargo la web oficial hasta el momento no publica dicha información: www.gestionpublica.gob.pe/gobierno-abierto/category/plan-de-accion/, lo cual es poco auspicioso para el gobierno central. En el contexto actual de una masificación de la corrupción en nuestro país, en todos los niveles de gobierno nacional, regional y local, y de otro fantasma vigente como es la “micro-corrupción”, debemos alentar y propiciar las políticas de gobierno abierto, al respecto la sociedad civil debe ganar mayor protagonismo, a través de sus comités de vigilancia, consejos de coordinación local y regional y algunas ONGs que solo se dedican a promover la transparencia en “industrias extractivas”, debido a que tienen fácil financiamiento de las mineras, la mesa de concertación de lucha contra la pobreza, o los gremios laborales, de mypes y los sectores juveniles y estudiantiles lamentablemente aún no valoran esta política global, que propicia los datos abiertos y el gobierno electrónico. El gobierno abierto va de la mano con la política nacional de modernización de la gestión pública, destacando la transparencia pública a todo nivel, datos abiertos, el fortalecimiento de la participación ciudadana y la colaboración de la sociedad civil en la gestión de gobierno. Es decir, es reinventar las políticas de democracia directa con las nuevas tecnologías de la información, es también un estándar que nos exigirán si aún aspiramos a ser incorporados en OCDE y que tiene horizonte también al cumplimiento de los 17 objetivos de desarrollo sostenible. La agenda pendiente de la AGA es el desafío de hoy.

 (*) Email: wilberthvilca@hotmail.com

 




Martes 05 de Diciembre de 2017

Por: Wilberth Vilca Laura (*)

Los días 1 y 2 de diciembre de 2017, se ha celebrado el Primer Congreso Macro-Sur...