Punto de Encuentro

“Si expulsan a Kenji, nos vamos todos”

Tercer proceso disciplinario al benjamín de los Fujimori-Higuchi apuntaría a su separación, mientras que “albertistas” y “keikistas” ahondan sus discrepancias.

La brecha entre los albertistas y keikistas cada día se agranda más y lejos de apuntar a la unidad de Fuerza Popular (FP) se dirige inevitablemente a la división. Y es que tras la decisión unánime de FP de pasar a proceso disciplinario a diez congresistas, entre ellos al parlamentario Kenji Fujimori, la única opción al parecer inevitable que le queda al partido naranja en un tercer proceso disciplinario al benjamín de los Fujimori-Higuchi es expulsarlo de la bancada.

Tan es así que el congresista y primer vicepresidente del Parlamento, Mario Mantilla, refirió ayer –en conferencia de prensa en el Hall de los Pasos Perdidos de Palacio Legislativo– que, sin ánimos de adelantar opinión, “[la expulsión] es lo que le corresponde a Kenji”, aunque matizó que debe pronunciarse el Comité Disciplinario de FP elegido para este proceso. Es decir, los parlamentarios César Segura, Juan Carlos del Águila y Nelly Cuadros.

Por otro lado, el vocero de FP, Daniel Salaverry acusó a los congresistas Guillermo Bocángel y Bienvenido Ramírez, dos de los ‘rebeldes’, de “haber negociado” con el Ejecutivo el proceso de vacancia presidencial a Pedro Pablo Kuczynski.

Por su parte el parlamentario Ramírez respondió a Salaverry y le exigió “que se lo diga en su cara”. Asimismo, declaró a EXPRESO que si Kenji dejara la bancada o fuera expulsado, seguramente “no se irá solo”. Tal es el resumen de la historia.

LE CORRESPONDE

Mantilla precisó que la suspensión de 120 días que recibió Kenji Fujimori en su segundo proceso disciplinario no lo exoneraría de una nueva medida porque también habría incurrido en falta tras impulsar el voto de abstención entre los nueve congresistas disidentes.

“No me quiero adelantar a dar opinión sobre este tema porque es la responsabilidad de la comisión que se formó para este asunto”, reiteró.

No obstante, al ser consultado sobre lo que determina el reglamento interno de la bancada si un parlamentario es llevado a un tercer proceso disciplinario con agravantes, dijo que corresponde una medida igual o superior a la anterior. Y la que sigue es la expulsión del partido por el criterio de gradualidad.

CAUTELA

EXPRESO también se contactó con el vocero alterno de FP, Héctor Becerril, quien el 29 de noviembre último dijo que si se iniciaba un tercer proceso a Kenji no quedaba otra opción que la expulsión del partido. Ayer, no obstante se mostró más cauto y prefirió no adelantar opinión hasta que el comité disciplinario emita un resultado final.

“No quiero adelantar opinión porque si el Comité Disciplinario evalúa los antecedentes del tema actual y finalmente decide por la expulsión, si Kenji apela esa decisión, esta va a llegar finalmente al Pleno de la bancada. Obviamente que yo voy a tener que votar sobre este tema. Si adelanto opinión no voy a poder votar”, expresó.

“Sin adelantar opinión puedo decir que la primera suspensión que se le dio fue de 60 días, luego de 120 días y obviamente los hechos que se están dando complican mucho la situación de Kenji, y él sabía perfectamente de que su caso es muy difícil. Hasta ahí puedo pronunciarme. Ya dependerá de la comisión plantear a lo que él se hace merecedor”, dijo.

Al ser consultado que si lo sano sería que se dé la separación definitiva de los dos bloques –el keikista y el kenjista–, Becerril respondió que lo sucedido era un tema muy complicado, porque no fue un asunto cualquiera lo que estaba de por medio sino una decisión contra la corrupción de un presidente.

“Estamos hablando de la vacancia por incapacidad moral permanente porque [Pedro Pablo] Kuczynski aceptó que recibió dinero de Odebrecht”, dijo.

“Es bien complicado el asunto porque los diez congresistas optaron por avalar la corrupción. Eso es lo grave y complicado. Yo espero que luego de este proceso disciplinario el tema se zanje y los que deban irse, se vayan, y los que se queden finalmente, que se integren, pero ya pensando en una unidad partidaria”, apuntó.

NO SE VA SOLO

EXPRESO le recordó al parlamentario del ala albertista Bienvenido Ramírez que un tercer proceso disciplinario derivaría inexorablemente en la expulsión de Kenji Fujimori, y le preguntó si en ese escenario dicho legislador se iría solo.

“Seguramente que no. Yo siempre lo voy a apoyar. Los diez somos como un roble y estamos unidos. Los diez estamos unidos y no nos van a dividir. Por más que intenten fragmentarnos no lo van a conseguir”, afirmó.

“Que feo y triste es ver que estos pronunciamientos y estas cosas estén pasando en nuestro país, pero nos someteremos a cualquier proceso disciplinario, pero no estamos de acuerdo con ello. La Constitución indica en su artículo 93 que los congresistas no estamos sujetos a mandato imperativo y no hay ningún fundamento en contra de un voto de conciencia. No lo existe”, dijo.

Es una situación muy traumática, añade, porque “no podemos aceptar esa sanción para el congresista más votado del Perú en las últimas elecciones. El congresista que arrastró y jaló a otros congresistas con sus electores y el que consiguió la mayor cantidad de firmas para el partido de FP esté siendo maltratado de esa forma por parlamentarios que, sin conocer al líder histórico, Alberto Fujimori, usaron su nombre para hoy estar en el Congreso”, expresó.

ERICK SÁNCHEZ NORIEGA – ericksancheznoriega@hotmail.com