Punto de Encuentro

Los mensajes polémicos del Santo Padre

Inevitablemente, las apreciaciones o acciones del Sumo Pontífice siempre causan revuelo.

Su llegada es esperada por millones de fieles, pero también por políticos y otros actores que aguardan alguna declaración suya sobre la crisis interna que se vive en nuestro país por estos días. Y es que el Papa Francisco, quien desde hoy estará en nuestro país, siempre genera polémica en cada una de sus visitas, ya sea con sus declaraciones o sus silencios.

Cuando viajó a Cuba, en septiembre de 2015, las “Damas de Blanco” (movimiento cubano que reúne a esposas y otros familiares de presos políticos) criticaron que durante su estadía el Sumo Pontífice no hablara de libertad, derechos humanos o la represión castrista existente.

“Dijo cosas muy bonitas en sus homilías, pero para que se lleven a la práctica es necesario que exista libertad”, declaró en aquella ocasión Berta Soler, líder de dicho movimiento.

Con respecto a esta isla, también se supo de su mediación para restaurar el diálogo entre Estados Unidos y Cuba luego de más de 50 años de la ruptura de sus relaciones diplomáticas. Tanto Barack Obama como Raúl Castro reconocieron que Francisco fue una figura clave en ese proceso.

Algo que ha llamado la atención es que desde que fue elegido como Sumo Pontífice, Francisco no ha vuelto a su país natal, Argentina, a pesar deque ya ha visitado otros países de América Latina. Las especulaciones sobre su ausencia crecen cada día, más ahora que el Papa anunció que no iría en todo el 2018.

“Comprendo que el Papa no tenga ganas de viajar porque hay un clima muy crispado en la sociedad argentina”, declaraba monseñor Mariano Fazio, número dos de la prelatura del Opus Dei, ante dicho anuncio.

 Pero lo cierto es que en ese país se habla mucho de diversos desencuentros y enfrentamientos entre el presidente Mauricio Macri y el Santo Padre.

La distancia entre ambos sería tan grande que varios analistas sostienen que el Papa considera más a María Eugenia Vidal, gobernadora de la provincia de Buenos Aires, que al mandatario argentino.

CRISIS VENEZOLANA

El pasado 8 de enero, el Papa Francisco mencionó que esperaba que las próximas elecciones en Venezuela logren dar inicio a la solución de los conflictos existentes en ese país. “Pienso en el querido Venezuela, que atraviesa una crisis cada vez más dramática y sin precedentes”, subrayó.

Dichas declaraciones parecen no haberle caído muy bien al presidente Nicolás Maduro, ya que días después exigió a la Asamblea Nacional Constituyente investigar a los prelados Antonio López Castillo y Víctor Hugo Basabe por supuestos “delitos de odio”. Su único crimen fue el lanzar fuertes críticas contra el gobierno chavista.

Maduro parece olvidar que poco más de un año antes tuvo una audiencia privada con el Sumo Pontífice como parte de una intervención del Vaticano entre el Ejecutivo y la Asamblea opositora, a fin de lograr una apertura al diálogo.

Probablemente, las últimas declaraciones del Papa Francisco en Chile donde pide perdón por los abusos sexuales de sacerdotes en ese país, son las que han generado más revuelo. “No puedo dejar de manifestar dolor y vergüenza por el daño a los niños por parte de los miembros de la Iglesia”, dijo el argentino.

A pesar de estas palabras, Francisco fue criticado por no destituir al obispo de Osorno, Juan Barros, a quien se acusa de haber encubierto al sacerdote Fernando Karadima (acusado de abusar a muchos menores de edad en Santiago).

Y es que las denuncias por violaciones en contra de curas católicos no es un tema reciente. Mucho se ha criticado la actitud de la Iglesia de proteger a sacerdotes pedófilos cambiándolos de sedes eclesiásticas o refugiándolos en ‘casas de oración’.

El Papa Francisco ha demostrado una y otra vez que no existe un tema tabú para él. Así, ha dejado frases –consideradas por muchos– polémicas, como decir que “el diablo castiga a México con mucha bronca” o que “los campos de refugiados son campos de concentración, porque están llenos de gente”.

Otra declaración suya que dividió las opiniones fue que la Iglesia debía pedirles perdón a los homosexuales por el trato que recibieron. Tal vez por comentarios como esos es que se le conoce como el ‘Papa rebelde’.

Desde la visión de EFE

La agencia de noticias EFE informó que la visita del pontífice al Perú se da en medio de una situación sumamente complicada para la clase política peruana, marcada por el escándalo de corrupción de Odebrecht y por el indulto al exmandatario Alberto Fujimori.

“Kuczynski, cuya permanencia en el cargo estuvo en entredicho hace menos de un mes a instancias del partido opositor fujimorista Fuerza Popular, también se ha expresado pidiendo que la visita ponga nuevamente en el camino de la paz y el diálogo a los peruanos”, informó.

En ese sentido se advierte que la crisis política obligó a Kuczynski a reformar su gobierno y pedir por la “reconciliación”, algo que no parece haber arrancado con buen pie, ya que las críticas no han cesado de arreciar.

“Esa necesidad de paz y diálogo no solo afecta al Gobierno con la oposición, sino también a los propios fujimoristas, cuyas dos principales figuras, los hijos del expresidente Fujimori Keiko y Kenji, están cada vez más enfrentados y el partido amenaza con escindirse”.

Kuczynski tiene planeado asistir a las actividades que cumplirá el Papa en Puerto Maldonado, Trujillo y Lima y, además, mantendrá (el viernes por la tarde) un encuentro privado con él en Palacio de Gobierno, sostiene la agencia EFE.

“Más allá de estos temas, la visita de Francisco incidirá en los temas ya previstos, como la situación y los problemas de los pueblos indígenas, que se afrontarán particularmente en el desplazamiento que el Papa hará a Puerto Maldonado, en el corazón de la selva amazónica”.

El cambio climático y las amenazas ambientales, otro de los ejes del viaje, atenderán en la norteña ciudad de Trujillo, azotada el año pasado por los embates del fenómeno del Niño costero, en la que Francisco visitará el barrio de Buenos Aires, devastado por las inundaciones.

Caso Colombia

De acuerdo a Marco Impagliazzo, presidente de la Comunidad de San Egidio, “las palabras del Papa fueron fundamentales, para acelerar el proceso de paz entre narcoguerrilla de las FARC y el gobierno de Colombia”. Impagliazzo habría sido el contacto entre las FARC y el Vaticano.

VICTORIA MANRIQUE

(Fuente www.expreso.com.pe)