Punto de Encuentro

PPK y Odebrecht jugaron en pared

Su oposición inicial a la Interocéanica se acabó cuando Westfield logró asesoría, afirma expresidente de anterior comisión Lava Jato.

El presidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) fue “una piedra en el zapato” de Odebrecht solo hasta que se firmó el contrato entre Westfield Capital, de propiedad del hoy mandatario, y la constructora brasileña para una asesoría en la financiación del proyecto de la Interoceánica. Así lo afirmó a EXPRESO el excongresista Juan Pari, quien presidió la anterior comisión Lava Jato del Congreso.

De acuerdo a Pari, Kuczynski sería el que impidió que en el contrato firmado por el Gobierno de Alejandro Toledo, en agosto de 2005, para la construcción de la carretera Interoceánica Sur,  se incluya el instrumento financiero que le permitía a la constructora balancear sus recursos, “o como dice el propio presidente Pedro Pablo Kuczynski,  levantar dinero para el proyecto”.

Ese instrumento (certificado de reconocimiento de avance de obra) se incluye recién en la tercera adenda de la Interoceánica Sur el 26 de julio de 2006, es decir,  seis días después  de firmarse el contrato de asesoría financiera entre Westfield y la Concesionaria Interoceánica Sur Tramo III S.A, que estuvo integrada por Odebrecht, Graña y Montero, JJC Contratistas e Ingenieros Civiles.

Para Pari, lo que habría buscado PPK era amarrar el tema del instrumento financiero para beneficio propio, ya que ningún proyecto puede funcionar si no cuenta con financiamiento. “El contrato [entre la concesionaria y Westfield] dice: diseñar y negociar los certificados de reconocimiento para el avance de obras. Esto no estaba incluido en el acuerdo inicial. Recién se incluyó en la tercera adenda”, señaló en declaraciones a este diario.

En ese sentido el exlegislador dijo que no es cierto que Kuczynski haya sido “una piedra en el zapato” en el tema de la Interoceánica tal como lo aseguró Marcelo Odebrecht en su declaración ante los fiscales peruanos. Por el contrario, afirmó que su oposición inicial a la obra habría tenido un objetivo particular.

LA CAJA 2

Por otro lado, Pari dijo que las pesquisas sobre el megacaso de corrupción generado por Odebrecht no deben centrarse solo en el esperado interrogatorio de Jorge Barata en la medida en que hay otros actores que también deben ser investigados.

“Aquí no se trata de esperar únicamente lo que diga Jorge Barata porque se podrían sacar conclusiones inadecuadas y sin pruebas. En ese sentido, creo que el Ministerio Público debe abrir una investigación inmediata a Luis Mameri porque él era quien autorizaba el pago de las coimas a funcionarios peruanos con dinero de la caja 2”, indicó.

Añadió que también debe ser incluido en las investigaciones fiscales Ricardo Boleira, quien tiene mucho que decir porque fue un alto funcionario de Odebrecht. “Ambos deben ser interrogados bajo la modalidad de colaboración eficaz”, sostuvo.

Pari fundamentó su pedido en las declaraciones formuladas por el propio Jorge Barata el 15 de diciembre de 2016 a la justicia del Brasil. “Allí revela el procedimiento utilizado para el pago de los sobornos a funcionarios peruanos y, entre otras cosas, dice que fue Luis Mameri, presidente de Odebrecht para América Latina, el que autorizó los pagos a Jorge Cuba”, dijo.

“En la declaración que Marcelo Odebrecht da al fiscal brasileño señala que Luis Mameri asume la responsabilidad de líder empresarial para América Latina desde el 2007 al 2016. Este señor venía de forma permanente al Perú cada tres meses para el seguimiento a los proyectos. Y Jorge Barata se reportaba ante él”, agregó.

En ese sentido, sostuvo que Mameri es pieza clave en las investigaciones porque  cuenta con una información importante y clasificada. Él  conocería toda la relación de funcionarios públicos a los cuales Odebrecht les entregó aportes de dinero a cambio de obtener las licitaciones de las grandes obras.

El expresidente de la Comisión Lava Jato dijo además que otro personaje importante que podría dar más luces sobre la red de corrupción organizada por la constructora brasilera es Ricardo Boleira, quien se encargó de todas las operaciones que realizaba Odebrecht en el Perú desde 2011, fecha en la que Jorge Barata asumió la responsabilidad de representar a esa empresa en América Latina.

EN PAREJA

La relación entre Pedro Pablo Kuczynski y Odebrecht quedó en evidencia a raíz de los contratos de asesoría suscritos por su empresa, Westfield Capital, con la mencionada constructora. Ello aun cuando PPK ha insistido en que estos fueron suscritos por su socio, Gerardo Sepúlveda.

DEMASIADAS COINCIDENCIAS

Si bien el Contrato de Concesión de la Interoceánica Sur Tramo 2 se firmó el 4 de agosto de 2005, han sido las adendas firmadas posteriormente las que despertaron todas las alarmas.

Una de ellas es la Adenda Nº 3, firmada el 26 de julio de 2006 por Alejandro Toledo y Pedro Pablo Kuczynski, solo dos días antes que terminen sus funciones en el Ejecutivo. La importancia de esta adenda es que incorpora el concepto de Certificado de Avance de Obra (CAO) y Certificados de Reconocimiento de Deuda (CRPAOs).

Pero, lo que genera más suspicacias es que dicha adenda se firmó solo 144 horas después de la suscripción de un contrato entre la Concesionaria Interoceánica Sur Tramo 3 S.A y Westfield Capital (de propiedad de Kuczynski) para la evaluación, diseño, negociación e implementación –justamente– de los CRPAOs.

Pero, ¿cuál es la importancia de un CRPAO? Pues que se trata de un instrumento que certifica y acredita la obligación directa, general, incondicional e irrevocable del concedente (Estado) de pagar el monto establecido en dicho certificado en los plazos establecidos. Es más, de acuerdo a especialistas, “los CRPAOs son incondicionales e irrevocables y ‘representan’ deuda pública”.

Ahora, si nos fijamos en la línea de tiempo, veremos que a pesar de que el contrato suscrito entre Westfield y la empresa Concesionaria Interoceánica Sur se suscribió seis días antes de la firma de la tercera adenda, ya incluía la negociación de los CRPAOs, a pesar de que estos no estaban referidos en el primer contrato firmado entre el Ejecutivo y dicha concesionaria.

Por ello, Juan Pari reiteró que el motivo por el que no se incluyeron estos certificados en el contrato de agosto de 2005 sería precisamente porque Kuczynski buscaba una negociación posterior con la concesionaria. La coincidencia entre la firma de ambos contratos parece darle la razón.

Fuente www.expreso.com.pe)