Punto de Encuentro

Comprobado: régimen izquierdista de Maduro mandó asesinar a Oscar Pérez

Ante el lamentable silencio de la izquierda peruana, del mutis cómplice de sus líderes ante la tragedia humanitaria que ocurre en Venezuela,  de la afonía de las ONGs que trabajan los DDHH, ahora se comprueba que el Régimen dictatorial de Maduro, mando asesinar al Policia Oscar Perez, cuando este ya estaba rendido. 

«Nadie dispara, nadie. Ni los que estamos aquí en la casa, nadie dispara, nadie. Esto es una entrega», se escucha en la grabación.

Un audio que recoge la comunicación por radio entre los cuerpos policiales que participaron en la captura del expolicía Óscar Pérez revela que el sublevado y seis de sus hombres fueron capturados con vida tras negociar su rendición.

En el operativo del pasado 15 de enero, el inspector de la Policía Científica, de 36 años, negoció su rendición con el militar encargado de la operación e incluso en persona cuando los efectivos tomaron control de la vivienda en la que se hallaban escondidos, según se desprende del extracto de un audio revelado por la cadena Univision.

«Nadie dispara, nadie. Ni los que estamos aquí en la casa, nadie dispara, nadie. Esto es una entrega», se escucha decir en la grabación al militar a cargo de la operación Rafael Bastardo, comandante de la Fuerza de Acciones Especiales (FAES), cuerpo táctico de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

En el audio obtenido por Univisión Noticias, y grabado entre las 11.15 y 11.32 de la mañana de ese día, cuando las fuerzas de seguridad habían tomado control de la vivienda, se escucha en varias ocasiones repetir la orden de no disparar de parte de los mandos militares.

A pesar de ello, los efectivos, unos 500 hombres de cuatro cuerpos se seguridad fuertemente armados, con unos 20 cohetes rusos RPG y tanques, continuaron disparando contra la vivienda, sin que se reporten disparos de parte de los sublevados.

A partir de un momento de la grabación, entregada a la cadena hispana por policías ligados a la operación, los oficiales que dirigen la incursión identifican a Bastardo con el código Alfa 6.

«El ciudadano Alfa 6 mantiene negociación con los cinco-ocho (sospechosos). Nadie dispara, nadie dispara", instruyen los efectivos.

Casi tres horas después de estas conversaciones, Pérez y los otros seis compañeros murieron y llegaron a la Morgue de Caracas con un disparo en la cabeza, de acuerdo a las actas de defunción entregadas a los familiares tres días después del suceso.

Poco antes del allanamiento del domicilio, Pérez y los sublevados grabaron mensajes en vídeo en los que reconocían que estaban rodeados y manifestaban su intención de rendirse pero con garantías para su vida.

El hecho es investigado por la Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, y mereció críticas de diversas organizaciones de exiliados venezolanos.

El viernes, la madre y esposa del expolicía, Aminta Pérez y Danahis Vivas, respectivamente, se reunieron en Washington con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y le entregaron una denuncia por la ejecución extrajudicial de Pérez y sus compañeros.

En su cuenta oficial en Twitter, Almagro, un feroz crítico del régimen venezolano que encabeza Nicolás Maduro, publicó una foto del encuentro y se comprometió a investigar los hechos.

La esposa del expolicía publicó luego en esa red social otra imagen en la que ella y la madre de Pérez aparecen en la sede del Departamento de Estado de EEUU, sin explicar el motivo de la visita.

(Fuente www.abc.es)