Punto de Encuentro

Las fuerzas kurdas capturan en Siria a los dos últimos «Beatles» de Daesh

Este cuarteto es acusado de ser responsable de la detención y decapitación de unos 20 rehenes. Fueron secuestrados por los Beatles los españoles Javier Espinosa («El Mundo»), Marc Marginedas («El Periódico») y el fotoperiodista Ricard García Vilanova.

Dos yihadistas británicos del autodenominado Estado Islámico, cómplices de «Jihadi John», han sido capturados en Siria por una fuerza kurdo-siria aliada de Washington, las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF), ha informado este jueves un responsable militar estadounidense.

Se trata de dos miembros de la «célula de ejecución» de Daesh, apodada «The Beatles». Fueron detenidos a principios de enero en el este de Siria, ha precisado un funcionario estadounidense en un comunicado.

Este cuarteto es acusado de ser responsable de la detención y decapitación de unos 20 rehenes, incluidos los periodistas estadounidenses James Foley y Steven Sotloff y el cooperante estadounidense Peter Kassig. Con mejor suerte, los españoles Javier Espinosa (El Mundo), Marc Marginedas (El Periódico) y el fotoperiodista Ricard García Vilanova recuperaron su libertad tras ser secuestrados por este grupo de yihadistas.

El primero de los yihadistas capturados ha sido identificado como El-Shafee el-Sheik. El segundo, en la lista negra de «terroristas internacionales» elaborada por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, es Alexanda Amon Kotey o Alexander Kotey, de nacionalidad británica, ghanesa y chipriota. Nacido en diciembre de 1983, pasó por la ciudad siria de Raqa, el antiguo bastión del autodenominado «califato» del Estado Islámico.

El Ministerio de Relaciones Exteriores británico se negó a confirmar su captura: «No comentamos casos individuales o investigaciones en curso», dijo un portavoz. El Departamento de Estado acusó el año pasado a Kotey de «ejecutar» rehenes y recurrir a «métodos de tortura especialmente crueles».

El más famoso de los cuatro «Beatles» yihadistas fue el británico Mohammed Emwazi, conocido por sus vídeos de decapitación a cautivos de Daesh en 2014 y 2015, en los que aparecía con un cuchillo de carnicero en la mano y vestido de negro. Apodado «Jihadi John», Emwazi fue asesinado en noviembre de 2015 al atacar Raqa.

Con decapitaciones cuidadosamente escenificadas un escenario desértico, cuerpos sin cabeza que yacen a sus pies, Emwazi cometió algunas de las ejecuciones más atroces del Daesh Se había convertido en la bandera de la propaganda y la campaña de terror en Internet buscada por el grupo yihadista.

Los cooperantes británicos David Haines y Alan Henning, los estadounidenses Peter Abdul-Rahman Kassig, Steven Sotloff y James Foley, así como el japonés Kenji Goto, fueron decapitados por Emwazi frente a una cámara.

(Fuente www.abc.es)