Punto de Encuentro

Funcionarios de ONG inglesa de izquierda, organizaban orgías en medio de una catástrofe humanitaria.

Doble moral criminal.

Al igual que los dirigentes de la izquierda socialista latinoamericana (Lula, Ollanta, Villarán, Ortega, Maduro, Kichner), funcionarios de la ONG humanitaria inglesa OXFAM organizaban orgías en sus oficinas de Haití, en medio de una catástrofe humanitaria que dejó 1.5 millones de personas sin hogar.

La significación cultural y política del hecho muestra racismo, una mentalidad colonial, abuso de dominio y desprecio por la dignidad de las personas vulnerables.

Urge una nueva izquierda democrática mundial.

Oxfam admite que varios cooperantes suyos contrataron prostitutas tras el terremoto de Haití

El informe interno de la organización humanitaria "no descartaba la existencia de menores entre los explotados", según el diario 'The Times'

La organización no gubernamental Oxfam, una de las más importantes de Reino Unido, se ha visto envuelta en un escándalo, después de que el periódico británico The Times publicara este viernes que algunos de sus trabajadores contrataron prostitutas en Haití, en ocasiones para realizar orgías en las dependencias pagadas por la organización, durante la operación de ayuda humanitaria posterior al terremoto que destruyó el país en 2010.

Oxfam, que recibe 340 millones de euros al año entre fondos del Gobierno británico y donaciones públicas, ha reconocido que hubo una investigación interna y que varias personas fueron despedidas por estos hechos. El informe de la organización humanitaria, elaborado en 2011, "no descartaba la existencia de menores entre los explotados", según el diario británico, y denunciaba una “cultura de la impunidad” entre el personal destinado en la isla.

El Gobierno británico, a raíz de la investigación de The Times, ha exigido a la Oxfam que le entregue el informe y la información de los cooperantes implicados.

En un comunicado, publicado este viernes por la mañana, la ONG reconoce que "el comportamiento de algunos miembros del personal de Oxfam descubierto en Haití en 2011 fue totalmente inaceptable” y niega las acusaciones, vertidas en el diario conservador, de que encubrió el escándalo. Asegura que cuatro personas fueron despedidas y se aceptó la dimisión de otras tres, incluido el director de la organización en el país.

Oxfam desplegó a dos centenares de cooperantes en Haití para prestar ayuda humanitaria al país, tras el desastre natural que hace ochos años dejó 220.000 víctimas mortales, 300.00 heridos y un millón y medio de personas sin hogar. Al año siguiente, una persona contactó con las oficinas centrales de Oxfam en Oxford para denunciar la conducta irregular de algunos trabajadores de la ONG en la isla, según informa The Times. Tras escucharle, la organización ordenó una investigación que hasta ahora no había trascendido a la luz pública.

Las pesquisas internas destaparon que el director de la organización para el país, el belga Roland van Hauwermeiren, de 68 años, había contratado a jóvenes prostitutas y las había invitado a la villa alquilada por Oxfam, informa el rotativo británico. La entonces directora ejecutiva de la organización, Barbara Stocking, en lugar de despedirlo, le ofreció "una salida gradual y digna" a cambio de que cooperara en la investigación. No se le impuso siquiera una acción disciplinaria.

Algunos trabajadores se referían al edificio de Oxfam en Puerto Príncipe, pagado con fondos procedentes de donaciones, como “la casa de putas”, según una fuente anónima citada por The Times. "Organizaban grandes fiestas con prostitutas. Estas chicas llevaban camisetas de Oxfam, medio desnudas, era como una orgía de Calígula completa. Fue increíble. Fue loco. En una fiesta había al menos cinco niñas y dos de ellas tenían camisetas blancas de Oxfam. Estos hombres solían hablar sobre la celebración de 'barbacoas de carne joven", dijo al rotativo la misma fuente, que asegura que uno de los residentes de la casa le enseñó imágenes de una orgía que guardaba en el móvil.

La prostitución es ilegal en Haití y la edad de consentimiento son los 18 años. Además, pagar por sexo quebranta el código de conducta de la organización. Oxfam declaró, según el diario británico, que no denunció los incidentes a las autoridades haitianas porque “era extremadamente improbable que llevaran a cabo acción alguna”.

(Fuente https://elpais.com/internacional/2018/02/09/actualidad/1518171239_246192.html)