Punto de Encuentro

Jueces abusan con prisiones preventivas

LA EXCEPCIÓN SE HA HECHO REGLA, DICE PRESIDENTE DEL CNM

Orlando Velásquez asegura que será un requisito para la ratificación que los magistrados puedan fundamentar sus sentencias.

Habló fuerte y claro. Orlando Velásquez, presidente del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) –institución encargada de nombrar y ratificar a jueces y fiscales– fue muy crítico con los magistrados que ordenan prisión preventiva ya que, aseguró, hay un abuso en su uso.

Por eso, dijo a EXPRESO que la cantidad de sentencias emitidas de este tipo por un juez serán tomadas en cuenta al momento de su ratificación.

“Plantearé eso, ya que nosotros tenemos la potestad de evaluar y ratificar a los jueces. Además, es una vergüenza que el 90 % de las sentencias sean de prisiones preventivas y solo el 10 % sentencias efectivas. Las cárceles están llenas con personas que tienen sentencia preventiva. Si finalmente se les absuelve, ¿quién devuelve la vida a esa gente, a su familia?”, cuestionó.

Según Velásquez, actualmente los fueros internacionales están mirando la actuación de jueces y fiscales, e incluso existen recomendaciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en torno a la prisión preventiva, puesto que debería ser una alternativa de excepción, no una constante.

“Pero en este momento nuestros jueces, lamentablemente porque son más aplaudidos, han convertido lo excepcional en regla. Por eso, desde fuera no nos están mirando como un país que respeta el Estado de derecho”, indicó.

Ante el cuestionamiento de que esto pueda ser interpretado como una interferencia a la labor de los jueces, Velásquez reiteró su respaldo a la imparcialidad e independencia de sus decisiones, y aseguró que en caso de que los magistrados puedan fundamentar la motivación de una prisión preventiva será respetada.

Pero  agregó que veía muy difícil sostener una excepción para el 90 % de los justiciables. “Es el reto que nos estamos planteando, algo tenemos que hacer definitivamente y vamos a comenzar por ahí”, dijo.

El presidente del CNM aseveró que sus declaraciones no iban dirigidas a ningún juez en especial, porque no le gustaba personalizar. Pero sostuvo que “si por ahí hay un señor que le gusta la película es su problema, no vamos a juzgar al Poder Judicial por alguien que quiere exhibirse por ahí”, dijo.

Velásquez también elogió la labor que viene desarrollando el presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, sobre todo en la implementación del nuevo Sistema Nacional Anticorrupción, la cual corresponde a una ley dada antes de su mandato.

“La Sala Penal Nacional fue creada para los delitos de terrorismo, pero como los jueces son provisionales cada presidente del Poder Judicial que llegaba iba llamando a sus amigos y ahora esa Sala es más grande que la suprema. Alguien tiene que ordenar eso, y creo que Duberlí va a trascender en la historia porque lo está haciendo”, dijo.

OBSERVATORIO

Una de las propuestas planteadas por el nuevo presidente del CNM es el de un observatorio que permita acceder a la hoja de vida de un juez desde cualquier lugar, es decir, saber los casos que ha llevado, las decisiones que tomó o si presenta algún conflicto de interés con el caso que pueda dirigir.

Para Velásquez, esta herramienta será muy importante, ya que va a permitir la “total transparencia” en la actuación de los magistrados. Además, sostuvo que contribuirá a la labor de quien designe a un juez para dirigir un determinado caso, ya que puede no conocer que exista algún impedimento para que dirija ese proceso.

“Si hay conflictos de interés el juez está obligado a abstenerse, informar a su superior, al presidente de la sala y a quien corresponda de su estructura. De lo contrario, no solo puede crear una decisión injusta o parcializada, sino que en algún momento puede interrumpirse el proceso y caerse todo lo avanzado”, precisó.

El presidente del CNM enfatizó que existirán los candados necesarios para que no existan abusos o incorporación de denuncias contra un magistrado por temas personales o porque no estuvieron de acuerdo con su decisión.

NO DESAPARECERÁ

Orlando Velásquez también se mostró convencido de la importancia del CNM en la institucionalidad nacional y por eso está seguro de su continuidad, a pesar de las censuras que ha recibido esta institución.

“Que desaparezca significa entregarlo el poder político. A pesar de las críticas que nos hacen, ya no salen jueces politizados, que responder a uno u otro poder político”, dijo.

Nuevos miembros

Velásquez anunció que se elegirán a dos miembros más para que integren el CNM ya que, de acuerdo a la Constitución, el total de integrantes del Consejo debe ser nueve.

“La Carta Magna señala que los siete miembros elegidos incorporen a dos más, los mismos que deben ser elegidos directamente por el CNM, un miembro de los empresarios y otro de los trabajadores”, dijo.

Reformas al MP

Para Orlando Velásquez, uno de los cambios que debería realizar el Ministerio Público es el adoptar una estructura de línea de mando parecida al Poder Judicial, donde si bien el presidente se conecta con todo el sistema judicial, cada corte es una instancia no solo ejecutiva sino también jurisdiccional.

“Un fiscal de la Nación no puede, desde Lima, nombrar al fiscal provisional de Ayacucho. Esta línea de mando autocrática le hace daño, incluso, al propio Pablo Sánchez, porque lo responsabilizan por la actuación de ese fiscal. Debería ser el presidente de la junta de fiscales de esa región quien lo nombre”, dijo.

Velásquez también planteó un trabajo más coordinado entre la Fiscalía y el Poder Judicial, para que se rompa esa barrera infranqueable entre la etapa donde termina la labor del fiscal y comienza la del juez, para que este último no se encuentre maniatado si el primero no pidió alguna especificación.

Otro problema que afrontan todas las instituciones de justicia, asegura Velásquez, es el poco presupuesto que les es asignado, lo cual no permite implementar los cambios necesarios para mejorar todo el sistema.

“Hay fiscales que tienen mensualmente 3 mil o 4 mil expedientes, que en el día tienen que resolver 200. Estoy convencido de que el Ministerio Público necesita llegar a por lo menos 10 mil o 12 mil fiscales, no hay otra alternativa. Igual el Poder Judicial que, por lo menos, debería tener 6 mil jueces. Reclamamos una justicia con mayor presencia y celeridad, pero para eso se necesita un mayor presupuesto”, dijo.

Requisitos

Orlando Velásquez indicó que, pronto, uno de los requisitos para que un juez o fiscal postulante a zonas en las que no se habla español tenga derecho a dar examen, será que hable la lengua del lugar.

“En el reglamento actual lo hemos planteado, incluso hemos dado una bonificación del 15 % a aquel que conoce el idioma. Dentro de poco avanzaremos más y será un requisito; si no, no tendrá derecho siquiera a dar el examen”, indicó, y agregó que ya están saliendo las primeras sentencias en quechua y aimara.

VICTORIA MANRIQUE

(Fuente www.expreso.com.pe)