Punto de Encuentro

La asunción de Martín Vizcarra: El sano retorno a la Política como diálogo y servicio al país

Después de una larga crisis de gobernabilidad provocada por la ineptitud política asociada a esquemas de corrupción gubernamental, la debilitada institucionalidad política logró resolverla dentro de los cánones constitucionales: Martín Vizcarra, el 1er Vicepresidente, asumió la Presidencia de la República.

¿Quién es y qué representa Martín Vizcarra?

Martín Vizcarra proviene de una familia política. Su padre, César Vizcarra Vargas,  fue un destacado y querido dirigente Aprista en Moquegua, elegido constituyente junto con Haya de la Torre en 1978. Martín Vizcarra fue candidato del Partido del Pueblo al Gobierno Regional en el año 2006. El año 2010 fue elegido Gobernador de Moquegua y –junto con Cesar Villanueva en San Martín- condujo los dos únicos procesos exitosos del proceso de descentralización (proceso que es un fracaso generalizado en todos los demás casos) mejorando de manera impresionante los indicadores de calidad educativa.

Martín Vizcarra representa la llegada al poder de las élites provincianas a Lima. Representa el retorno al sano ejercicio de la política entendida como diálogo, concertación y capacidad de gestión pública eficiente. Representa al imparable país mestizo, profesional y emprendedor emergente. Representa el ejercicio de la política entendida como vocación y capacidad de servicio al país. Finalmente, representa una perspectiva ideológica Social Demócrata o de Democracia Social equidistante del liberalismo mercantilista como del radicalismo de izquierdas.

¿Quiénes perdieron?

Definitivamente perdieron los grupos del mafioso lobby empresarial mercantilista que tomó el gobierno con la asunción de PPK (y que fue también el sostén de Toledo y de Humala)

El Perú tiene una nueva Plutocracia (gobierno de los más ricos) zángana y ratera. Esta Nueva Plutocracia (la anterior impidió la llegada democrática de Haya de la Torre al poder)  está conformada básicamente por  la asociación de intereses de tres actores:

a) un grupo de empresas mercantilistas vinculadas al rubro de la construcción principalmente,

b) un monopolio de los medios de comunicación y vinculados a esas empresas,

c) un sector de la academia y del mundo de las ONGs de la izquierda oligárquica peruana beneficiaria de contratos con el Estado (por ejemplo, recuerdan los contratos con la ex Ministra de Educación Patricia Salas o con la anterior Alcaldesa Susana Villarán?)

El esquema para robarle al país es sencillo: los empresarios mercantilistas fraguan contratos leoninos para asaltar el tesoro público (miren como PPK eliminó el SNIP apenas llegó al poder y luego observó la Ley para fortalecer la Contraloría); los medios de comunicación del Monopolio  reciben la subvención estatal  para defender los intereses de los primerosy -en nombre de la libertad de expresión-  desinforman al país y destruir mediáticamente a todo aquel que denuncie los robos; y la red de ONGs de izquierda oligárquica -que recibe contratos del Estado y de la Cooperación-genera el discurso y la manipulación de evidencias para “legitimar” el asalto al Estado y la sociedad (por ejemplo, en las últimas semanas -al mejor estilo Orweliano del Gran Hermano- la muletilla para encubrir los actos delictivos de PPK era “defender la institucionalidad democrática”!!).

¿Cómo está el país?

A pesar de tener grandes recursos y contar con una importante fortaleza financiera  (consecuencia principalmente de las medidas de política tomadas en el 2do Gobierno de García bajo el Ministro de Economía Luis Carranza)y gozar una subida de los precios de nuestros minerales, los más pobres y vulnerables de nuestra sociedad siguen siendo afectados gravemente.

Les compartimos sólo dos indicadores (INEI) que lo muestran con claridad:

a)      el desempleo ha crecido (en manufactura se perdió 4.2% de puestos de trabajo y el empleo formal se redujo en 1% afectando a más de 50,000 trabajadores),

b)      los indicadores sociales críticos son muy graves (la anemia infantil se ha estancado alrededor del 43% a nivel nacional!!, es decir 1 de cada 2 niños entre 6meses  y 3 años es anémico, y la Tuberculosis (la enfermedad de los pobres) básicamente sigue igual que en el 2007 sino ha crecido.

Es decir, mientras los lobistas de derecha mercantilista y de la izquierda caviar se han llenado los bolsillos provenientes de contratos delincuenciales con el Estado, los trabajadores, los más pobres y la infancia, están cada día peor.

¿Cuáles son los primeros pasos que debe dar el nuevo Presidente?

Desde PdE creemos que son 3:

1ro, reafirmar el sentido de la política como apuesta por el diálogo y negociación y capacidad de gestión pública. Para ello debe nombrar un gabinete con esas capacidades. La primera buena señal  en esa línea es el  nombramiento de César Villanueva, nuevo Primer Ministro. La segunda buena noticia es que llega al MEF David Tuesta, que proviene de la CAF, recomendado por Luis Carranza, el ex Ministro de Economía del 2do gobierno de Alan García y, probablemente el mejor Ministro de Economía de la historia Republicana. Salieron los lobistas y entran dos  servidores públicos de alto nivel. Gol.

2do, impulsar un sustantivo fortalecimiento de los sistemas de Control del gasto del Estado para enfrentar resueltamente a la mega corrupción en que nos han sumido los Gobiernos de Toledo, Humala y PPK.  La promulgación de la nueva Ley de la Contraloría es una medida acertada en esa línea.

Estos dos pasos han sido dados de inmediato y los saludamos fraternalmente.

Hay un 3er paso que es crítico para comenzar a romper la argolla y esquema de dominio de la nueva Plutocracia peruana: la tramposa subvención que todos los peruanos hacemos a los medios de comunicación a través de la “publicidad estatal”. El Presidente  Vizcarra debe cortar ese robo, que además se usa  para desinformar a la sociedad  con los propios públicos para defender los intereses de ésta nueva Plutocracia saqueadora del país. La Ley Mulder, que prohíbe la publicidad Estatal en medios privados, debe ser aprobada de inmediato, para –además- poner las condiciones de una verdadera libertad de prensa y de empresa.

Libertad de prensa real.

Libertad de empresa real.

Liberalismo real señores de El Comercio.