Punto de Encuentro

Retiran a Hamilton Castro del caso Lava Jato

Aparte de las discrepancias públicas entre los dos equipos que creó Pablo Sánchez, la Fiscalía brasileña cortó la colaboración porque no veían frutos de su información entregada al Perú, donde no se ha firmado ni un acuerdo de colaboración eficaz.

Tal como lo venía anunciando, el nuevo fiscal de la Nación Pedro Chávarry realizó cambios en el equipo especial de fiscales que investiga todo lo relacionado con los presuntos delitos de corrupción de funcionarios y tráfico de influencias vinculados con la constructora Odebrecht y otras.

A través de la resolución de Fiscalía de la Nación Nº 2701-2018-MP-FN, publicada el día de ayer en el Diario Oficial El Peruano, se dio por concluida la designación del abogado Hamilton Castro Trigoso como coordinador del Equipo Especial de Fiscales del Caso Lava Jato.

De igual manera, precisa la norma que el fiscal Castro solo desempeñará funciones propias de su designación en la Fiscalía Supranacional Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios.

De otra parte, en la resolución de Fiscalía de la Nación Nº 2681-2018, se informa que Rafael Ernesto Vela Barba, fiscal superior coordinador de las Fiscalías Especializadas en Delitos de Lavado de Activos y Pérdida de Dominio, se desempeñará como el nuevo coordinador del Equipo Especial de Fiscales del Caso Lava Jato.

La resolución firmada por Pedro Chávarry también destaca a los magistrados Hernán Mendoza, Reggis Chávez y Kelly Tarazona como fiscales de apoyo a Vela Barba.

Otros que se incorporan al equipo son los magistrados José Domingo Pérez Gómez, Germán Juárez Atoche, Elvia del Carmen Caro Izquierdo, Jorge Armando Vargas Sueldo, Meryl Felicita Huamán Altamirano y Walter Edgardo Villanueva Luicho.

En la misma lista están Johny Ángel Solís Adrianzén, Erika Rocío Delgado Torres, Henry Amenábar Almonte, José Carlos Paredes Trujillo, Enrique Víctor Cárdenas Roldán, Christian Rubén Hoces Orendo, Alexander Daniel Taboada Guardián y Trilce Lissete Cruz Barrientos.

LAS INVESTIGACIONES

Como se recuerda, el exfiscal de la Nación Pablo Sánchez Velarde utilizó como estrategia a dos equipos diferentes para investigar todo lo relacionado con la constructora Odebrecht y en general el caso Lava Jato.

Por un lado contaba con el fiscal Hamilton Castro al mando de las investigaciones de los casos de corrupción de funcionarios; y por otro, el equipo estaba liderado por Rafael Vela, encargado de los casos de lavado de activos de los expresidentes y Keiko Fujimori.

Sin embargo, era evidente la existencia de discrepancias entre ambas coordinaciones. Por ejemplo, el equipo de lavado activos utilizó como plan la activación de la cooperación internacional con la finalidad de aprovechar los avances logrados por las autoridades de Brasil, mientras que Hamilton Castro firmaba un acuerdo secreto entre la Fiscalía y los ejecutivos de Odebrecht cuyos alcances no fueron conocidos.

“Existía un desorden que impedía la buena marcha de la investigación”, explicó el mismo Chávarry en una emisora radial. Además, indicó que “había controversia entre los propios integrantes del equipo que investiga”.

Antes, el economista Manuel Romero Caro, en un artículo para un medio local, observó que cuando los fiscales de lavado de activos al mando de Rafael Vela viajaron a Brasil para interrogar a Barata, no lograron obtener información de las irregularidades en los megaproyectos de inversión, pues eso le correspondía a la coordinación de Hamilton Castro.

Estos detalles, entre otros, son los que para los observadores retrasaron por mucho tiempo los avances eficaces en las investigaciones del caso Lava Jato, pues ambos equipos tomaban decisiones diferentes y hasta tenían descreencias públicas.

En cambio, las realizadas en Brasil contaban con un solo equipo y unidad de mando que coordinaba con los más de cien fiscales sumergidos en el caso de corrupción más grande de América Latina.

El equipo carioca logró que 77 ex ejecutivos de la constructora brasileña firmaran acuerdos de “delación premiada”, una figura jurídica parecida a la colaboración eficaz en el Perú,  y “ayudaron” a resolver con prontitud el caso Lava Jato.

Desde su fecha de inicio, el 17 de marzo de 2014, hasta la actualidad, cuatro años después, se sabe que son más de 200 los funcionarios públicos detenidos y más de 125 los sentenciados por el presunto pago de sobornos por parte de las empresas investigadas.

¿QUÉ SUCEDE EN PERÚ?

Dentro del caso Odebrecht, Perú está considerado como el país latinoamericano con mayor escándalo de corrupción por presunta financiación irregular de campañas electorales y pago de sobornos en obras públicas entre los años 2005 y 2014, periodo que abarca los mandos presidenciales de Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala.

De los 77 colaboradores eficaces con los que contó Brasil, se sabe que solo cinco de ellos están directamente relacionados con el Perú, entre ellos Jorge Barata y Ricardo Boleira, superintendentes de Odebrecht en Perú, y Fernando Migliaccio da Silva, acusado de entregar soborno de 3 millones de dólares al expresidente Ollanta Humala.

Lo cierto es que hasta el momento en el país han pasado cerca de 19 meses y no hay ningún acuerdo de colaboración eficaz cerrado. Incluso, la fiscalía brasileña confirmó que los acuerdos de cooperación judicial con autoridades peruanas fueron suspendidos luego de reclamaciones realizadas por abogados del grupo.

Los letrados informaron a EFE que Perú “estaría incumpliendo los requisitos establecidos por Brasil para la asistencia jurídica en las investigaciones envolviendo a la empresa”. Es decir, al día de hoy, el caso se encuentra paralizado.

De igual manera, fuentes ligadas a Odebrecht señalaron a EXPRESO que los abogados de la constructora brindaron abundante información a la fiscalía peruana con la que podían cerrar los casos, no obstante piensan que fue mal usada o desperdiciada.

Por eso es que la colaboración se suspende y al parecer la Fiscalía brasileña podría retomar el tema siempre y  cuando vea un cambio de rumbo con el nuevo titular del Ministerio Público en el Perú, Pedro Chávarry, que es motivo de una campaña de demolición de los medios de la concentración mediática precisamente vinculados a Odebrecht.

“No habrá una política de secreto”

Desde su primer discurso como nuevo fiscal de la Nación, Pedro Chávarry hizo alusión a los cambios que realizaría en las investigaciones de Lava Jato. En más de una ocasión, así como en una entrevista brindada a ‘Hildebrandt en sus trece’, resaltó que será muy riguroso en todo.

“Aquí no habrá una política de secreto, sino de transparentar todo lo que se va a hacer”, señaló con referencia tácita al documento secreto firmado por Hamilton Castro con Odebrecht.

“Todos los fiscales de los casos emblemáticos, como este [de Keiko Fujimori], van a tener que informar de sus avances”, agregó el flamante magistrado.

Como se recuerda, ese acuerdo secreto no se quiso entregar ni a la Comisión Lava Jato del Congreso.

76

Este fue el número de proyectos realizados por Odebrecht en Perú y Jorge Barata afirma que solo en ocho de ellos se otorgaron sobornos, lo que disminuye el monto de reparaciones a pagar por la constructora y oculta los casos de los megaproyectos.

El papel del PJ

En los cerca de dos años que lleva el caso Lava Jato están presos solo un viceministro del MTC (Jorge Cuba), un exgobernador regional (Jorge Acurio), funcionarios medios y una voleibolista.

Los  ejecutivos de las consorciadas de Odebrecht y los peces gordos de la política están libres.

El énfasis mediático estuvo centrado en los aportes de Odebrecht a las campañas de los candidatos presidenciales, como los US$ 3 millones a la pareja Humala-Heredia, y no así a los grandes megaproyectos, como el Gasoducto, donde estuvieron de por medio US$ 7,400 millones

VENDER PROYECTOS COMO CHAGLLA

LA ESTRATEGIA DE ODEBRECHT

1) Vender lo más rápidamente posible sus proyectos, en especial la hidroeléctrica de Chaglla. 2) Pagar lo menos posible por la reparación civil al Estado. 3) Quedarse a trabajar en el Perú y reanudar sus actividades normalmente. Es la opinión  de Manuel Romero Caro.

BUSCA SER LABORADOR EFICAZ

GARRETA Y VILLARÁN

El brasileño Valdemir Garreta, que busca acogerse a la colaboración eficaz en el Perú, ya declaró haber recibido US$ 3 millones de Odebrecht y OAS como pago por publicidad y asesorías brindadas en la campaña por el ‘No’ a la alcaldesa Susana Villarán, entre 2012 y 2013.

Hamilton Castro

El fiscal Hamilton Castro dijo ayer no conocer la resolución que lo separa del caso Lava Jato. A su llegada de París, Francia, donde interrogó al publicista y asesor político Luis Favre, Castro dijo que el lunes 30 dará un informe al fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, sobre la audiencia que sostuvo  con el mencionado publicista.

SALIDA ANUNCIADA

EXPRESO advirtió desde hace más de un año que la presencia del fiscal Hamilton Castro al frente de la investigación del caso Lava Jato era insostenible.

Incluso dimos cuenta en nuestras páginas de los cuestionamientos de las exprocuradoras Yeni Vilcatoma y Katherine Ampuero, quienes  acusan a Castro de haber encubierto a la exalcaldesa Susana Villarán, implicada en presuntos actos de corrupción.

(Fuente www.expreso.com.pe)