Punto de Encuentro

La Violencia Política en el Perú: Contra una sola Memoria Oficial

A propósito del artículo de Carlos Meléndez

Poco a poco la sociedad peruana va reaccionando contra la imposición de una sola Memoria Oficial sobre la violencia y terrorismo político que sufrió el país.

Desde PdE encuentro ya hemos señalado varias veces que querer imponer de manera burocrática una sola Memoria y pretender hacerla “oficial” no sólo recuerda al Stalinismo sino que va en contra precisamente del mandato expreso del LUM por ejemplo (“El LUM no busca ser un lugar de certezas o, mucho menos, de “la verdad oficial” en la representación del pasado, porque no es posible coincidir el pasado de la violencia en una memoria única y porque nadie –institución o persona– puede pretender ser la encarnación de “la verdad” o estar dotado de tal encargo por la sociedad.”

La sociedad peruana debe hacer frente a la cultura autoritaria de una sola Memoria, y PdE está en esa línea. Demás está decir que “una sola Memoria Oficial” va en contra de toda la metodología y enfoques de trabajo participativo desarrollados en décadas por la academia y la sociedad civil. Una sola memoria es el retorno perverso de una sola mirada al estilo de SL.

Decimos esto porque el artículo de Carlos Meléndez sobre las Memorias en Chile y Perú, aporta en la perspectiva democratizadora que señalamos. En este caso, Meléndez hace dos precisiones importantísimas:

  • Las violaciones a los DDHH sucedieron bajo un régimen democrático (a diferencia de Chile, Argentina y Sudáfrica, por ejemplo)
  • No considerar a miembros de las FFAA –los soldados rasos por ejemplo- como víctimas, es una carencia y error grave.

Como siempre, las dos precisiones de Meléndez son fundamentales.

La 1ra porque contra toda la doctrina y experiencia mundial sobre Comisiones de la Verdad, nunca en el Perú debió constituirse una, por la sencilla razón que se vivía en Democracia. Las Comisiones de la Verdad son para poner la luz a la violencia vivida en regímenes autoritarios y dictaduras. Nunca en regímenes democráticos.

La 2da, porque el fundamentalismo ideológico de la academia izquierdista peruana ha sobrepasado el maniqueísmo más ramplón, invisibilizando a todas las víctimas que consideraba parte de sus “enemigos ideológicos históricos”. Una verdadera estupidez.

Jóvenes, estudiantes, trabajadores, obreros, soldados, campesinos, empresarios, amas de casa, emprendedores, recuperemos nuestras Memorias. Liberémonos de los carceleros mentales. Liberémonos de las nuevas formas del pensamiento y de la cultura Autoritaria.

Lineamientos y Fundamentos Conceptuales del LUM

https://elcomercio.pe/opinion/rincon-del-autor/chile-peru-memorias-comparadas-carlos-melendez-noticia-548060