Punto de Encuentro

¿NARANJA? QUE NO, QUE NO

Otros. Ese es el rubro porcentual en que se ubica Diethell Columbus, candidato al sillón municipal metropolitano de Lima por Fuerza Popular, agrupación de Keiko Fujimori.

Sencillo imaginar que el columnista y analista político haya creído que el peso gravitante que encarna la señora K. Fujimori en la política nacional, y su agrupación, como minoría número uno del Parlamento, significaría un chorreo de popularidad.

¿Qué ha fallado hasta ahora? 

La confección política permite que un líder nacional se muestre terco, implacable, sugerente (a ratos injerente) y que, sobre todo, sepa jugar, esperando y calculando, a que llegue su momento: Keiko aún se aferra a esto el día de hoy.

Pero la carrera municipal no aguarda primaveras, se maneja de acuerdo a certidumbres, aun éstas constituyan sendos pruritos o eternos ensayo balísticos.

Castañeda fue el mejor ejemplo de certidumbre y exasperación como respuesta al caos desatado por Susana Villarán (2014) que, en su momento, solo fue pieza de recambio de Álex Kouri, que, a su vez, a los limeños se les antojó mejor opción que Lourdes Flores (2010). 

Fuerza Popular afinca su don de mando, únicamente, en Keiko, convencidos que las regiones seguirán a la lideresa. Nunca ha tenido real despliegue municipal ni mensaje resoluto con propuestas eficaces para la ciudad capital.

Columbus tiene un plan de gobierno, pero cede ante el descrédito de la K en asuntos de concejil jurisdicción.

¿Aún puede  sorprender el 0,5 % de Columbus en las encuestas? Las razones se imponen. Por eso, el candidato naranja, autodenominado Ponja, ahora ya sabe.

https://elcomercio.pe/politica/elecciones-2018-diethell-columbus-dice-abandonara-justa-electoral-lima-noticia-553288