Punto de Encuentro

Brasil a pocas horas de la segunda vuelta electoral

Escribe: José Antonio Torres Iriarte (*)

Brasil es la primera economía de América Latina, el país más poblado de la región y desde 1985 recuperó su democracia, luego de más de 20 años de haberse establecido un régimen militar. Brasil logró impulsar un proceso de industrialización bajo los parámetros señalados por la CEPAL, organismo internacional que acuño el llamado modelo de "sustitución de importaciones".

En los años sesenta la "teoría de la dependencia" formulada por los intelectuales Fernando Henrique Cardoso, Teothonio Dos Santos y otros, propusieron para Brasil y los países latinoamericanos; un proceso de transformaciones sociales. Luego del golpe de 1964; esta generación continuaría con su trabajo intelectual en Chile y durante el gobierno de Unidad Popular de Salvador Allende, especialmente.

Brasil forma parte del MERCOSUR y alentó la formación de UNASUR y con otros países como Rusia, China, India y Sudáfrica; integran los BRICS.

La economía brasileña ha optado por un sesgo proteccionista y alentado la integración regional "hacía adentro", desvirtuando políticas de apertura comercial y desdeñando la firma de Tratados de Libre Comercio con los EEUU, la Unión Europea y otros bloques o economías del mundo.

Luego de los dos gobiernos de Fernando Henríque Cardoso y la llegada del Partido de los Trabajadores con "LULA" y Dilma Rouseff al poder; HOY el sistema democrático brasileño está en crisis y en pocos días se celebrará la segunda vuelta electoral, entre el candidato conservador BOLSONARO y el candidato del PT, HADADD.

Brasil ha sido remecido por el caso LAVAJATO, que ha puesto al descubierto la "organización criminal" montada desde el gobierno y el Partido de los Trabajadores; que desde los años ochenta se propuso levantar las banderas de la "transformación social en América Latina", teniendo en el Foro de Sao Paulo, un instrumento de proselitismo político, que en el Peru, tuvo como referente político al fallecido congresista Javier Diez Canseco.

Se instituyó una evidente alianza política-empresarial; con el claro propósito de hacer posible, que constructoras como Odebrecht, OAS, Andrade Gutiérrez o Camargo Correa; lograran presencia en las principales obras de ingeniería civil en América Latina.

Hoy con el ex líder sindical y ex Presidente de Brasil, privado de su libertad por "mandato judicial"; las posibilidades de victoria del Partido de los Trabajadores se reducen sustantivamente.

Desde el poder y en alianza con las principales empresas constructoras brasileñas y bajo el liderazgo del Presidente "LULA", hoy condenado a 12 años de prisión e impedido de postular a la Presidencia de Brasil.

Sin embargo el ESCÁNDALO LAVAJATO que ha afectado la estabilidad política en 12 países de la región y que es materia de investigación en Estados Unidos y Suiza; generó el procesamiento y posterior SENTENCIA del ex presidente LULA.

                                                                                                                                          

No hay persecución política, ni existe ensañamiento de la justicia brasileña hacía el ex Presidente. Lo cierto es que en la primera vuelta electoral, el candidato Bolsonaro logró más del 46 % y el candidato "sucesor" de LULA, el señor HADADD algo más del 28 %.

El Partido de los Trabajadores desde el gobierno aumentó el gasto público y realizó grandes esfuerzos por reducir la pobreza en un país con grandes brechas sociales. La reelección del presidente "LULA" y la de Dilma Rouseff, pusieron de manifiesto la "popularidad" de las políticas sociales que pretendían cambiar la realidad social del gigante sudaméricano.

Más allá de los sondeos de opinión, este 28 de Octubre el electorado de Brasil optará entre un candidato ultraconservador, admirador de la larga dictadura militar y el señor HADADD, ex  Alcalde de Sao Paulo, que goza del aval político del ex Presidente LULA.

Lima,Octubre del 2018