Punto de Encuentro

Sus servidores

El fiscal Rafael Vela, quien dirige el Equipo Especial Lava Jato, ha recibido el respaldo integral de los miembros de su equipo, luego de que estos fueran como delegados del Ministerio Público a Brasil para arribar a un acuerdo con las actuales autoridades de la empresa Odebrecht y lograr establecer nuevos parámetros de colaboración entre las partes.

La colaboración que busca el equipo fiscal peruano radica en que Odebrecht proporcione, de manera absoluta e irrestricta, toda la información que se encuentre almacenada en los archivos de los servidores informáticos llamados My Web Day y Drousys, que fueron utilizados por los ex directivos de la constructora para dejar archivo de los irregulares tratos que ellos sostenían con cientos de funcionarios públicos y privados de varios países de América Latina, incluido Perú.

Ambos equipos se han puesto de acuerdo en mantener una permanente colaboración para los siguientes meses u años; tiempo que sea necesario para absolver toda conjetura que sea formulada desde Fiscalía con respecto a la participación de ex autoridades peruanas en el manejo adulterado de sus cargos para favorecer a la empresa brasilera.

Aun así, será recién la próxima semana que se concrete el acuerdo entre los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez, junto a los procuradores Jorge Ramírez y Silvana Carrión, como la parte investigadora con el director jurídico de Odebrecht, Ricardo Luis Machado Weyll, junto a su actual representante en el Perú, Mauricio Cruz, como la parte investigada.

Este esperado acontecimiento supone la preocupación de muchas de nuestras ex autoridades máximas y, difícilmente, podría corresponder mayor tranquilidad para la mayoría de ellos. Sin embargo, la información que a partir de ahora tenga recepción en el Ministerio Público, como producto de esta última diligencia, permitirá conocer el asidero de las acusaciones hasta ahora realizadas contra los principales imputados.

Esta nueva información desclasificada y desencriptada desde los servidores My Web Day y Drousys será la que proporcione los lineamientos básicos para tesis fiscales que logren elaborar teorías acusatorias mejor sustentadas en materia de cohecho, tráfico de influencia, lavado de activos, organización criminal y demás que por ahora encuentran resistencia de parte de juristas críticos que detectan falencias o, incluso, incoherencias en la elaboración de las acusaciones.

El mayor beneficio para la causa de la lucha anticorrupción será lograr desvincular los resultados de las pesquisas fiscales del cargado ambiente político todavía imperante en el país (que podría empezar a suscitarse adverso ahora para Vizcarra y sus aliados).

Las ex autoridades que actualmente se encuentran con libertades restringidas, presas o con petición de asilo deberían ser las más interesadas en que se revele toda esta información. Han dicho ellos que desde algunas instituciones del Estado se ha desplegado persecución u hostigamiento contra sus figuras políticas.

En esto han coincidido, en su momento,  Alejandro Toledo, Ollanta Humala, Keiko Fujimori y Alan García, quien ha sido el último en utilizar dicho argumento para sostener su petición a la República Oriental del Uruguay. Quien no la debe, no la teme ha sido dicho también. My Web Day y Drousys empezarán a hablar dentro de poco.