Punto de Encuentro

China publica su código de éxito y su reforma y apertura creará más milagros

Las frases “el milagro chino” o “éxitos inimaginables en la historia de la humanidad” se usan por la comunidad internacional para calificar los éxitos de la reforma y apertura de China, ¿cómo crear este milagro y qué trae este milagro a China y al mundo? Nos dio la respuesta el discurso que pronunció el martes 18 de diciembre el presidente chino, Xi Jinping, que también es el secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China; esta respuesta fue dada en la conferencia de celebración del 40º aniversario de la reforma y apertura del país. En dicho discurso importante, Xi resumió la trayectoria de 40 años de la reforma y apertura de China, los logros y las experiencias preciosas y también hizo un llamado a todos los miembros del partido y a todo el pueblo chino para que promuevan la reforma y apertura más adelante en la nueva era.

El discurso de Xi hizo un resumen y una revisión de los logros de estos 40 años en los diez terrenos; entre ellos, el impulso de las teorías, el desarrollo de la economía, la democracia, el desarrollo de la cultura, el mejoramiento del nivel de la vida del pueblo, la protección ecológica, la defensa, la diplomacia y la modernización militar, la reunificación pacífica de la patria y la administración del partido. Xi subrayó que la reforma y apertura cambió profundamente la fisionomía de China, la nación china, al pueblo chino y al PCCh. Dichas revisiones del presidente Xi tienen abundantes contenidos, así como francas y seguras actitudes, a través de las cuales el mundo no solo puede conocer el “código de los éxitos de China”, sino también puede percibir por qué los líderes chinos y su pueblo tienen la determinación y la confianza en avanzar la reforma y apertura más adelante.

Mirando los cambios de los últimos 40 años de la reforma y apertura, no es difícil entender por qué a los chinos les enorgullecen tanto los éxitos logrados, entre ellos, China ha pasado de situarse en una situación al borde del colapso de la economía nacional a ser la segunda economía más grande del mundo, el mayor país en industria, comercio y reserva de divisas con una tasa de contribución de más de 30% a la economía mundial; además, China también ha sacado a 740 millones de personas de la pobreza en los últimos 40 años, convirtiéndose de un país que sufría por el hambre, la escasez y la pobreza a un país con el ingreso disponible per cápita de 26 mil yuanes y el grupo con ingresos medios continúa expandiéndose. Para cumplir estos cambios grandes de la historia, China solo usó 40 años y el presidente Xi dijo orgullosamente en su discurso lo siguiente: “Hemos pasado décadas trabajando en el proceso de industrialización que los países desarrollados han experimentado durante cientos de años. En manos del pueblo chino, la imposibilidad llega a ser posible.”

¿Por qué los chinos tienen la capacidad de convertir la imposibilidad en la posibilidad? Xi indicó firmemente en su discurso: “¡todo el pueblo y todo el partido son el creador de la gran maravilla de la reforma y apertura con sus trabajos, inteligencia y valor!”. Xi resumió en nueve aspectos las preciosas experiencias logradas en los 40 años de la reforma y apertura de China y exige tomarlos como el importante principio de guía en el camino de China hacia el futuro; entre ellos se enumeran la persistencia de manera continua del liderazgo del partido, los esfuerzos para seguir cumpliendo las aspiraciones del pueblo por una vida mejor, el mantenimiento del marxismo como la guía, la adhesión a la senda del socialismo con peculiaridades chinas, el perfeccionamiento y el desarrollo del sistema socialista con peculiaridades chinas, el mantenimiento del desarrollo como la prioridad máxima, la ampliación de la apertura, la gobernanza plena y rigurosa sobre el PCCh así como el equilibrio entre la reforma, el desarrollo y la estabilidad.

Sin duda alguna, las experiencias preciosas de dichos nueve aspectos son el código de los éxitos de la reforma y apertura de China, que le interesan a la comunidad internacional; entre los cuales, las experiencias positivas de China en encontrar un equilibrio entre la reforma, el desarrollo y la estabilidad son muy útiles para los países en vía de desarrollo. Xi subrayó que el contenido y el modo de la reforma y apertura de China deben tomar como escala fundamental perfeccionar, así como mejorar el sistema socialista con peculiaridades chinas y promover el objetivo general de la modernización del sistema y la capacidad administrativa del país. Estas experiencias y las conclusiones aseguran que “el barco de la reforma y apertura de China marche en la ruta correcta”.

Después de 40 años, la reforma y apertura de China de hoy ha llegado a un nuevo punto de partida de la historia; para especificar, el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China propuso una meta más alta para el desarrollo de la economía y de la sociedad y elaboró las estrategia en varios pasos: lograr la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada en el logro básico de la modernización socialista y esforzarse por convertir a China en un gran país socialista moderno. Las metas son claras, pero, por otra parte, en la actualidad, el proteccionismo comercial global y el unilateralismo aumentan y la globalización económica se encuentra en una contracorriente; ello repercute en que la incertidumbre del entorno para el desarrollo de China está creciendo. Al respecto, Xi indicó en su discurso lo siguiente: China se encuentra con las dificultades en el desarrollo y en los momentos claves “las creencias, la firmeza y la confianza son sumamente importantes ”. Sus palabras suponen un recordatorio para el pueblo chino y también para animarlo, sobre todo, es llamado para todo el partido y todo el pueblo que continúen la reforma y apertura hacia adelante.

La reforma y apertura está en un nuevo punto de partida y se enfrentará a situaciones complejas y difíciles, pero, los chinos saben que con las creencias, la firmeza y la confianza así como con trabajo y esfuerzo se pueden crear milagros que llaman la atención de todo el mundo, y en el futuro, en los próximos 40 años o incluso más, China seguirá ofreciendo más milagros con sus concretas acciones al mundo, cumpliendo lo que predijo el ganador del Premio Nobel de Economía, Ronald H. Coase: una China más abierta, tolerante, segura e innovadora traerá más milagro al mundo.