Punto de Encuentro

El Supremo da luz verde a Trump para que destine 2.500 millones del Pentágono al muro

La búsqueda en el cementerio de la joven desaparecida provoca enigmas disparatados.

El Tribunal Supremo de EE.UU. ha dado el mayor espaldarazo hasta el momento a la promesa emblemática de Donald Trump en su ascenso al poder en 2016: la construcción del muro con México. El órgano judicial de más rango en el país firmó una decisión la noche del viernes en la que permite al presidente de EE.UU. desviar 2.500 millones de dólares del Departamento de Defensa a la construcción del muro con México.

A comienzos de este año, la oposición en el Congreso -que tiene la potestad presupuestaria- a destinar recursos al muro- forzó el cierre gubernamental más largo de la historia de EE.UU. Trump reaccionó firmando una declaración de emergencia en la que se arrogaba poder para utilizar fondos de otras partidas para cumplir su promesa electoral. La legislación permite esas transferencias de fondos para situaciones «imprevistas» -como puede ser la reacción a un desastre natural- o para gastos a los que no se haya opuesto el poder legislativo.

La decisión, como tantas otras de Trump, fue contestada en los tribunales por organizaciones a favor de los inmigrantes y por las comunidades afectadas por la construcción del muro.

Ahora, el Supremo, apoyado en la mayoría conservadora (5-4) que ha consolidado tras la llegada de Trump al poder -en dos años y medio, ha confirmado a dos jueces conservadores-, ha decidido que el Gobierno «ha probado de forma suficiente» que tenía potestad para cambiar el destino de los fondos.

Los demandantes, representados legalmente por la Unión de Libertades Civiles Americanas (ACLU, en sus siglas en inglés), defendían que el poder presupuestario corresponde al Congreso y la decisión de la Casa Blanca ataca ese principio constitucional. La decisión del Supremo es un sobreseimiento a la orden de un tribunal de apelación inferior que dio la razón a quienes se oponían al desvío de fondos. Aquel tribunal aseguró que el interés público «está mejor servido en el respeto al mandato constitucional del poder presupuestario del Congreso, y permitiendo el interés público concebido por el Congreso reflejado en su negativa repetida a más financiación para la construcción del muro en la frontera».

«Gran victoria con el muro», celebró Trump en Twitter. «Gran victoria para la seguridad en la frontera y para el imperio de la ley». Muy distinta fue la reacción de la líder de la oposición demócrata, Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes: «Durante meses, el presidente ha buscado socavar nuestra preparación militar y robar a nuestros hombres y mujeres en uniforme para desperdiciar miles de millones en un muro ruinoso e inefectivo que los dos partidos del Congreso se han negado a financiar», aseguró en un comunicado.

La ACLU, por su parte, aseguró que no cejará en la pelea legal en otros recursos para contestar el desvío de fondos: “La separación de poderes de nuestra constitución recibirá un daño permanente si se permite que Trump saquee fondos militares para una muro xenófobo que el Congreso rechaza”, dijo en un comunicado Dror Ladin, uno de sus abogados.

Otro triunfo para Trump

La decisión del Supremo cierra una de las mejores semanas para Trump desde su llegada a la Casa Blanca. El martes, cerró un acuerdo con la oposición demócrata en el Congreso que evitará sacudidas presupuestarias -suspende el techo de gasto durante dos años- de aquí hasta que se decida su reelección, en noviembre del año que viene. El miércoles fue todavía mejor: la comparecencia de Robert Mueller, el investigador especial de la trama rusa, no aportó ninguna revelación explosiva. Al contrario, un Mueller titubeante y contrario a responder muchas preguntas, redujo las esperanzas de los demócratas de un impulso al ‘impeachment’ o recusación del presidente.

(Fuente www.abc.es)