Punto de Encuentro

El país entra en parálisis y la recesión acecha

Vizcarra pateó el tablero. La democracia peruana peligra y la economía puede entrar en recesión.

El presidente Martín Vizcarra no le importó que el país y con ello las inversiones se paralicen durante un año, y tras reconocer que no puede gobernar, anunció la presentación al Congreso de una reforma constitucional de adelanto de elecciones generales, que implica el recorte del mandato congresal y presidencial al 28 de julio de 2020.

“Propongo una salida a esta crisis institucional. Presento al Congreso una reforma constitucional de adelanto de elecciones generales, que implica el recorte del mandato congresal al 28 de julio de 2020. De igual modo, en esa reforma se solicita el recorte del mandato presidencial a esa misma fecha”, dijo el mandatario durante su Mensaje a la Nación.

En pleno shock generado por el inesperado anuncio, congresistas de la bancada de Fuerza Popular (FP), del Apra y hasta de Acción Popular protestaron por la decisión presidencial, pero el mandatario solo atinó a mirarlos y luego continuar nervioso con su discurso.

Los más felices fueron los integrantes de las bancadas izquierdistas del Frente Amplio y Nuevo Perú que, de inmediato, se pararon y aplaudieron al presidente por haberles hecho caso a sus reclamos de llamar a nuevas elecciones. Entonces se vio a Rogelio Tucto, quien meses atrás pidió el indulto para el cabecilla terrorista Abimael Guzmán, vitorear al mandatario.

“La voz del pueblo peruano tiene que ser escuchada, por ello esta reforma constitucional deberá ser ratificada mediante referéndum. Esta solicitud la hago dentro del marco y respeto irrestricto a la Constitución Política del Perú”, indicó Vizcarra.

El mandatario justificó su decisión señalando que el Perú reclama “a gritos” un nuevo comienzo y añadió que los peruanos deben poder elegir su destino para dar paso al Perú del Bicentenario.

“Con esta acción se reforzarán los cimientos de nuestra República, aunque ello implique que todos nos tengamos que ir. Señores congresistas, ¡el Perú Primero!”, dijo en medio de abucheos.

La propuesta que según el Presidente hará salir de la crisis al país, fue hecha en el marco del análisis efectuado por Vizcarra sobre la reforma política, la cual dijo fue desnaturalizada sobre todo en lo referido al proyecto sobre inmunidad parlamentaria.

“Nos preocupa que el Congreso haga caso omiso al clamor ciudadano, manteniendo esta competencia dentro de sus fueros, reduciendo únicamente los plazos para el trámite. Señores, el problema no es solo la demora, sino que las solicitudes de levantamiento de inmunidad vienen siendo rechazadas sin ningún sustento. Es inadmisible que alguien, solo por ser congresista, no pueda ser juzgado o detenido”, sostuvo.

SIN MEA CULPA

Minutos antes, Vizcarra quien no hizo ningún mea culpa y por el contrario responsabilizó al Congreso de todos los males que tiene el país, dijo haber encontrado obstáculos y resistencias para sacar adelante la reforma política.

“Aquellos quienes evitan poner al Perú primero han tratado de frenar innumerables veces la reforma. Estas evasivas fueron las que alteraron nuestro proyecto sobre bicameralidad, desnaturalizándolo y perdiendo así, la oportunidad de regresar a un Parlamento de dos cámaras”, sostuvo.

Recordó que en abril de este año, el Ejecutivo presentó doce proyectos de ley para su debate y aprobación y “ante la inacción del Congreso”, se solicitó una cuestión de confianza sobre seis de los doce proyectos propuestos inicialmente.

“¿Cuáles fueron los resultados? A la fecha, el Pleno del Congreso aprobó los seis proyectos de ley. Pero, ¿qué tanto se ha mantenido de las propuestas originales del Ejecutivo?  Muchos especialistas se han pronunciado y hablan de una clara desnaturalización de las mismas, y algunos miembros de la Comisión de Reforma Política ya manifestaron su posición. Por ello sólo me pronunciaré sobre la última reforma constitucional vinculada a la inmunidad parlamentaria”, indicó.

Y, tras señalar que es una preocupación del ciudadano que los congresistas mantengan dicho beneficio, dijo que “es inadmisible que alguien, solo por ser congresista, no pueda ser juzgado o detenido”.

“Nuestro proyecto de ley propuso que sea otra instancia independiente que se encargue de determinar que los congresistas puedan ser o no juzgados y detenidos. ¿Dónde está la confianza que supuestamente el Congreso nos ha otorgado para trabajar la política anticorrupción?”, se preguntó.


CIERRE DEL CONGRESO

Según el mandatario no hay un lugar del Perú donde no haya recibido el reclamo de “Presidente, cierre el Congreso”.

“¿Alguien podría creer que esto es una simple coincidencia? Con la representatividad colapsada, fruto de la crisis política, hoy los peruanos no se sienten representados. Por lo que debemos, señores congresistas, hacernos cargo de esta realidad”, añadió.

Como preparando el terreno para lanzar el anuncio de adelanto de elecciones, el mandatario le dijo a la representación nacional que la situación tiene que cambiar.

“Como todos saben, la demanda ciudadana de disolución del Congreso es contundente, y considerando que la confianza solicitada para las reformas ha sido aprobada solo de palabra y denegada en los hechos, he decidido –como consecuencia de ello– poner nuevamente por encima de todo los intereses del Perú”, afirmó.

Enfatizó que, por ese motivo, decidió proponer “a este Parlamento, quizá su mayor reto en todo su período”, como es la aprobación del adelanto de elecciones, una propuesta que ha generado críticas de fujimoristas, apristas y de algunos integrantes de Acción Popular, así como el respaldo de oficialistas, “liberales” e izquierdistas, en un país cada vez más fracturado, cuya economía en crisis puede –en efecto– entrar en recesión, tal como señaló EXPRESO en la víspera, y tal como lo expresan analistas consultados para esta edición.

“Intentan desprestigiar la reforma judicial”

Antes de lanzar el explosivo pedido de adelanto de elecciones, el presidente Martín Vizcarra habló de la reforma judicial y dijo que pese a las críticas se está logrando tener un sistema judicial eficaz, oportuno y libre de cuestionamientos.

“Se creó la Autoridad Nacional de Integridad y Control en el Poder Judicial. Se contará con mayor independencia y autonomía para investigar y sancionar las faltas disciplinarias de jueces y fiscales gracias a la Autoridad Nacional de Integridad y Control en el Ministerio Público. Se ha fortalecido el Tribunal de Transparencia y Acceso a la Información Pública gracias a la implementación de un procedimiento administrativo electrónico”, dijo en su recuento.

Añadió que respetando la independencia de poderes y para construir un sistema judicial honesto e imparcial, se creó el Consejo para la Reforma del Sistema de Justicia.

Sin embargo, agregó que casi un año después son dos los proyectos que aún se encuentran en el Congreso: el proyecto de ley que modifica la Ley orgánica del Ministerio Público y el de probidad en el ejercicio de la abogacía.

“Sin embargo, hay fuertes resistencias al cambio, hay gente que está remando en sentido contrario y que no quiere ver un país renovado.  No es casual, entonces, que la creación de la Junta Nacional de Justicia encuentre problemas para entrar en funcionamiento, ni es casual que se busque responsabilizar al Gobierno. Porque sabemos que la intención es desprestigiar el proceso de la reforma judicial emprendida”, enfatizó.

(Fuente www.expreso,com.pe)