Punto de Encuentro

Torturado el hijo del ingeniero que denunció los apagones en Venezuela

El hijo de Winston Cabas, presidente de la Asociación de Ingenieros Eléctricos, fue arrestado por las Fuerzas de Acciones Especiales y golpeado durante diez horas.

Decir la verdad puede costar la tortura en la dictadura venezolana. Eso fue lo que le ocurrió a Arnaldo Cabas, hijo del ingeniero Winston Cabas, quien ha denunciado los fallos del sistema eléctrico nacional, advirtiendo que se iba a producir un nuevo apagón como en efecto ocurrió el 22 de julio.

Un poco antes del reciente apagón,Winston Cabas, presidente de la Asociación de Ingenieros Eléctricos de Venezuela, ya se encontraba en el exilio, escapando de las amenazas que le había lanzado Diosdado Cabello.

Cuando se cumple su pronóstico que dejó sin electricidad a casi todo el país, el número dos del régimen ordenó la captura del ingeniero Cabas, calificándolo de un «vidente».

Sin embargo, la temida Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) de la policía a quien detuvo es a Arnaldo, hijo del ingeniero Cabas sometíndole a torturas durante unas 10 horas hasta que logró salir en libertad gracias a la presión internacional, especialmente la de Luis Almagro, secretario de la OEA.

El joven Arnaldo ha contado su pesadilla a través de un vídeo que salió en Youtube este martes 30. Según el joven, le colgaron de las manos y le dieron golpes como si fuera piñata:

«Estaban buscando a mi papá, me preguntaban que dónde estaba. Al percatarse que yo era hijo de Winston (Cabas) me llevaron inmediatamente, me esposaron, me montaron en una camioneta, me empezaron a dar golpes, me guindaron de un gancho dentro de la misma camioneta, comenzaron a darme golpes en las costillas».

Golpes cada 20 minutos

A continuación lo llevaron al FAES de Petare (este de Caracas) donde «me torturaron, me dieron golpes con un palo preguntándome dónde estaba mi papá. Me decían que yo pagaría las cosas que hizo mi papá, que cómo él sabía que se iba a ir la luz, cuánto nos pagaron. Así me tuvieron hasta las 11 de la noche. Cada 20 y 30 minutos me daban más y más golpes», dijo el joven.

Señaló que habían, incluso, habían hablado de llevar a cabo el traslado para el DGCIM (Dirección General de Contrainteligencia Militar), donde le advirtieron que allí le arrancarían las uñas. «Preguntaban a cada rato quién era mi papá, por qué tanta llamadera por mí. A las 11 de la noche me soltaron», añadió Arnaldo.

Por su parte, el ingeniero eléctrico, Winston Cabas, ha advertido que muy pronto ocurrirá otro apagón en Venezuela, como el que se registró el lunes 22 de julio debido a las pésimas condiciones del Sistema Eléctrico Nacional que no se ha podido reponer desde el masivo y prolongado corte de luz que duró más de 4 días en marzo pasado.

Hace algo más de una semana, el 22 de julio, se produjo otro fallo en el sistema nacional eléctrico. El ministro de Comunicación chavista, Jorge Rodríguez, que el apagón era «consecuencia» de un «ataque electromagnético que buscaba afectar el sistema de generación hidroeléctrica de Guayana, principal proveedor de este servicio en el país».» al sur de Venezuela.

El sistema eléctrico nacional ha colapsado pese a la cuantiosa inversión que se ha hecho de 100.000 millones de dólares que se han perdido por la corrupción chavista. Varios de los implicados están pagando penas en España.

El ingeniero Cabas explicó que cuando se reanuden las actividades escolares a mediados de septiembre próximo y empiecen a hacerle exigencias a las centrales eléctricas, que están apagadas por la falta de mantenimiento y combustible, se va a sobrepasar el desarrollo logístico del Bajo Caroní.

Además, expresó que el régimen de Nicolás Maduro ha demostrado una incapacidad absoluta. «Entreguen el poder, negocien su salida, vayamos a una solución política pacífica, el venezolano no puede seguir pasando penurias debido a las incompetencias», comentó.

(Fuente www.abc.es)