Punto de Encuentro

“LO QUE OBSERVO A NIVEL MUNDIAL ES UN ENFRENTAMIENTO DIPLOMÁTICO, UNA “PETIT” NUEVA GUERRA FRÍA”

PUNTO DE ENCUENTRO entrevista a GERMÁN PERALTA, historiador y catedrático universitario.

Por: Daniel Rivera Canseco

PUNTO DE ENCUENTRO: ¿Cómo evalúa usted lo realizado por este gobierno tras más de 70 días del estado de emergencia?

GERMÁN PERALTA: Por los resultados, es un fracaso. Puede haber existido un intento de hacer algo, pero las medidas que han ejecutado, no han sido las de mejor rendimiento. En principio porque han actuado sin tener un real conocimiento de la situación del sector salud.

La ignorancia y el descuido en aplicar una política de salud, sostenida científicamente ha llevado al gobierno al desastre. El presidente comenzó afirmando que había que tener confianza en el Sistema de Salud peruano, sin embargo, los resultados evidencian, reflejan que este sistema está colapsado, Entonces el diagnóstico fue errático, motivo por el cual, no es exagerado pronosticar que los muertos lleguen a 10,000 personas, aunque el gobierno encubre las cifras reales en solo 3,000. La impresión que arroja esta catástrofe es que abunda la incapacidad, ignorancia y negligencia. Cuando el Presidente hace el anuncio de sus imprudentes políticas desconocía las limitaciones y desabastecimiento del sector salud, prefirió el show mediático, el discurso hueco y falaz. No supo ser estadista, en esta crisis demostró su enorme ignorancia y su corrupto comportamiento. Es un populista barato sin norte alguno, No es un estadista, porque no sabe gerenciar, no tiene metas, improvisa sin contrastar la realidad, no tiene liderato y no sabe escoger a sus ministros y asesores. Se ha confabulado con los caviares, marxistas camuflados, buenos para el desastre y la miseria de los países, pero nada acertados para solucionar los problemas. Vizcarra pasará a la historia porque él y su gabinete constituyen el Gobierno de la muerte. Son los responsables principales del desastre de la familia peruana y del desastre económico. Su negligencia va costar mucho al pueblo peruano, asimismo va ser devastador para la recuperación económica del país. Todo por proteger a su círculo de la muerte. Parece un gobierno hecho para matar. Las medidas, las hace tardíamente, como cerrar fronteras, así como las medicinas y el equipamiento, no lo hace directamente, sino mediante intermediarios, buscando coimas, como se ha denunciado. No utiliza los aviones de la fuerza aérea para comprar y traer inmediatamente, no previno la carencia de camas, oxigeno, mascarillas, guantes, el equipamiento médico luego sus medidas han sido tardías y finalmente el aplica unas medidas que tiene un carácter militar, es decir buscó el encierro, el acuartelamiento, que no está mal, pero no planificó correctamente la seguridad y el cuidado de las medidas, todo es pura improvisación. Faltó un líder con conocimiento y con capacidad de mando, capaz de guiarnos a la solución del problema. Se extraña la figura de un líder. Faltó un estadista como Alan García. Hoy, el pueblo siente su ausencia.

PUNTO DE ENCUENTRO: Como historiador, como hombre de humanidades ¿Cuán comparable es esta crisis que vivimos ahora con lo ocurrido con episodios anteriores en la historia de la humanidad, por ejemplo, con la peste negra, ¿cómo usted lo ve en perspectiva histórica?

GERMÁN PERALTA: Bueno, La historia comparada tiene sus limitaciones, cada caso responde a contextos diferentes, habría que hacer un balance más sosegado, más cauto, en principio peste, epidemias y virus son manifestaciones diferentes, las primeras han sido muy pocas y restringidas a espacios concretos. pero lo que sí puedo señalar es que, esta es la primera vez que hay una epidemia mundializada, Muchas se concentraron en Europa fundamentalmente, no llegaron a nuestro continente. Aquí producto de la conquista hubo una epidemia letal, cuyos efectos fueron muy fuertes para la población aborigen.

PUNTO DE ENCUENTRO: ¿Cómo la viruela, por ejemplo?

GERMÁN PERALTA: La viruela mató más que en las guerras y el genocidio de la conquista. La población indígena sufrió más por este tipo de epidemias traídas por los españoles. Entonces, esto que estamos viviendo a mi juicio, es la primera. Se trata de una epidemia a nivel mundial, realmente mundial; no tenemos información exacta de la situación en África o en Arabia, pero eso no significa que el virus no se haya extendido por esas latitudes, porque ésta afecta a todos los Continentes.

Entonces, debemos primero resaltar que, nos encontramos con un problema interconectado a nivel mundial que afecta evidentemente al hombre y la salud, pero también a la economía, aunque los más afectados son los pueblos menos desarrollados por sus bajos niveles de inversión en políticas salud. Sin embargo, los Estados altamente desarrollados como China, Europa y los Estados Unidos lo están, sufriendo. Lo cual significa que no han estado alertas a este novísimo COVID-19 que ha traído por suelo todas las políticas de salud a nivel mundial.

PUNTO DE ENCUENTRO: Podríamos decir que, ¿esto es un primer pulso fuerte a la globalización de algún modo u otro?

GERMÁN PERALTA:  Creo que es la primera vez que hay una epidemia globalizada, eso es lo primero y evidentemente, es un dardo muy fuerte contra las políticas del neoliberalismo. Aquellos que creían que todo se solucionaba con el mercado, han sido totalmente desestabilizados en sus predicciones. Motivo por lo cual, a partir de la post pandemia, hay que platearse ¿y después de la pandemia qué? respecto a ello, creo que van a cambiar muchos códigos, conductas, paradigmas. Todo ya no puede estar predeterminado, como afirma Zigmunt Bauman se camina hacia la licuefacción, hay que ir a nuevas pautas de interacción. Esas pautas tendrán que ser maleables como nunca antes lo fue, pues la modernidad tal cual la vivimos ha fracasado.  Sería bastante imprudente no considerar que la “modernidad fluida” ha impuesto un giro a la conducta humana. Creo que dada la globalización de la pandemia nos enfrentamos a un nuevo momento de la historia. En la globalización no se contaba con las masas. Hoy es el momento de contar con ellos. Mayor equidad y menos desigualdad. Estaríamos así combatiendo a la médula de la globalización capitalista. Debemos pensar en un Estado sin exclusión, el orden impuesto por la globalización debe modificarse.

La lucha por la existencia es la lucha por el espacio, debemos comprender que hay necesidad de aplicar una nueva agenda de Estado, pues la actual se está desgranando.  Indicaré, más no abordaré, dos o tres políticas a modificarse: educación, Salud y gobernanza. Necesitamos nuevas utopías o retomando a Baumann, necesitamos nuevos y mejores sólidos. Para construir seriamente debemos deshacernos de todo el lastre del pasado de la globalización y construir algo que sea duradero.

PUNTO DE ENCUENTRO: ¿Considera que ha habido una ausencia en la formación Educativa, entre otras también, de un acento en la disciplina civil diferente a la militar, pero disciplina al fin y al cabo,? ¿cree que eso como continente y como país en específico nos ha faltado?

GERMÁN PERALTA: Sí, totalmente, en la actualidad se observa que las pautas ya no están determinadas por una política que no entienda la interdisciplinariedad de los planes educativos. En la actualidad existe un enorme vacío, es necesario reformar. Al respecto hay un descuido mundial sobre la educación, esto nos lleva a plantear la necesidad de efectuar un revaloramiento de las políticas educativas. No es posible hablar de educación, sin tocar el problema del mercantilismo educativo, asimismo debemos plantearla como una disciplina social, como una cultura social, la cual en el Perú no se ha fomentado, lo que es terrible, pues, estamos viviendo una “desconexión”. Lo que estamos viviendo de acuerdo a Jacques Attali es un laberinto, la gente no respeta ni a la autoridad, ni a las normas, ni a las policías. A decir de Attali, “el laberinto se convirtió en obscuridad, en complejidad artificial en oscuridad inútil en fronda impensable”, lo contario de ello es la claridad, lo que actualmente se ha perdido. Por ejemplo, en el Callao donde resido, existe un fracaso total al cumplimiento de los dispositivos. Lo que observamos es que el poder se aleja a la velocidad de avión. Los intentos de poner orden se diluyen por la corrupción de la autoridad y por la indeseable actitud de no acatar y no cumplir con la norma. La ausencia de respeto al espacio público fracasa por la negligencia del poder político, municipal, regional y gobierno central. Las tres dimensiones del poder no son eficaces, porque no tienen un sentido del espacio público, de cultura social y de saber y hacer cumplir las normas. Los agentes son los medios de la corrupción, los responsables: alcaldes, gobernadores, Ministros y Presidente. Sin educación, sin cultura y sin conocimiento, no habrá jamás solución.

Existe una ausencia de policías municipales capacitados, con identidad a su circunscripción, a su entidad. El municipio no ha tomado realmente el pulso y la importancia de lo que está sucediendo. Los mercados son focos de infección, en estos espacios públicos no se respetan ni 10 cm de distancias, las personas están en contacto por lo tanto en contagio directo.

Es increíble como los municipios no ponen atención a este problema, carecen de estrategias, este es el problema de porqué el Callao se constituye lamentablemente en el segundo foco de infección. Esta ausencia no es exclusiva lamentablemente del Perú, es producto de la incompetencia a nivel de América latina, aunque estos problemas también se presentan a nivel mundial, en menor escala. Los países europeos, como lo advierte la televisión está demostrando que existe una mayor aceptación a las disposiciones que dispone el gobierno, esto debido a su sistema educacional. Hemos visto la cultura cívica el respeto a las normas y a la ley. Solo a partir de acatar, respetar y a las correctas estrategias de política de salud que se implementen se va a vencer a la pandemia, 

En el Perú el primer gran foco de infección para los próximos días es el del transporte público, el mismo que se ha planteado equívocamente. El parque automotriz de servicio público está en grave crisis. La política de transportes públicos en el país también está colapsada, ¿Cómo van a hacer los choferes para evitar que no haya contacto? Cómo van a controlar a los micros. Esas flotas se convertirán en focos de contaminación. Sabemos que el establo legislativo está preparando un proyecto de ley al respecto. Lo que no se conoce es si se está trabajando con carácter técnico y bajo profundo estudio tal proyecto. Lo dudamos que así sea.

PUNTO DE ENCUENTRO: Usted ha dicho una cuestión interesante respecto al replanteamiento de una orientación neoliberal en manejo de la administración pública. En los diferentes países del mundo esta crítica ¿no podría alumbrar también la posibilidad de plantearse una alternativa que cruce de alguna manera los márgenes democráticos y se planteen autoritarismos populistas, quizás imitando el modelo de -aparente o eficacia-Chino?.

GERMÁN PERALTA: Los miles de años de gobierno que ha tenido China, han generado en primer lugar, una disciplina, una paciencia y un respeto al otro, producto de una educación sostenida por el Confucionismo la hacen diferente, impredecible, La historia cultural, científica y militar es milenaria. Esa suerte de fusión confuciana con un marxismo “oriental” determinan que China no sea comparable con ninguna otra potencia, es simplemente diferente, su disciplina, su laboriosidad y su sencillez, producto de la filosofía de Confucio. China es un caso excepcional de inevitable análisis.  A mi juicio, subsisten 2 sistemas con criterios diferentes, pero ¿Cuáles son esos dos sistemas? de un lado el comunismo para controlar a la población mediante el partido comunista, acompañada por los valores del confucionismo en la vida cotidiana y en cuanto a la política económica una política sostenida por el neoliberalismo, que se sustenta en la agresiva búsqueda de mercados.

China es un país mercantilista, lo que busca en su estrategia es vender sus productos y comprar materias primas. Refuerza el modelo primario exportador en países poco desarrollados como el Perú. Lo bueno de China, a diferencia de EEUU es que resulta ser el único país que en la historia de la humanidad no ha hecho ninguna guerra, los chinos no son país bélico, son más comerciantes lo que le interesa es el mercado para vender sus productos, pero no les interesa hacer la guerra para dominar a otro país, sus estrategias de dominación son diferentes.

PUNTO DE ENCUENTRO: Pero lo cierto es que, va a ver una tensión post pandemia, una tensión entre EEUU y China que se va a acrecentar, China incluso ha mandado ya a desdolarizar digamos su ámbito nacional. ¿Usted ve que esto podría configurarse como una segunda guerra fría?

GERMÁN PERALTA: Son estrategias diplomáticas. Son simples amagues, Si avanza la disputa habría que observar cuál es el comportamiento de Europa. No olvidemos que el enfrentamiento está promovido por Trump, quien según las encuestas se encuentra a 20 % del candidato demócrata.  Estos han tenido mejor “muñeca”, un trato diplomático menos belicoso. Después no debemos obviar otros escenarios, como son las Naciones Unidas, o la OMS, organismo que ha rechazado la postura de EEUU y Japón, países que han señalado que la pandemia del COVID 19 es un virus de laboratorio, creado en China. La OMS se ha manifestado tajantemente que eso es inexacto, que no se ajusta a los criterios científicos que ellos manejan, motivo por lo cual, esta primera avanzada de EEUU contra China ha sido desvirtuada por el máximo organismo de Salud Al ser desmentida y desautorizada tal postura EEUU ha manifestado en represión que no continuará  financiando a este organismo, entonces, lo que observo a nivel mundial es un enfrentamiento diplomático, una “petit” nueva Guerra fría, un  enfrentamiento que no beneficiará a ninguno de los dos colosos en pleno siglo XXI, lo que tú dices es correcto. 

PUNTO DE ENCUENTRO: Ahora ¿Qué toca a los países que están en vías de desarrollo en ese contexto, es decir en el contexto en el que nuevamente van a ver 2 potencias disputándose en este caso el control económico del mundo, ¿Qué les toca a países como el Perú por ejemplo en un contexto así?

GERMÁN PERALTA: Veamos, el viejo mandato de Haya de la Torre que dice, “ni con Washington ni con Moscú”, hay que convertirlo en ¡Ni con Washington ni con Pekin!, en ese sentido, un país como el Perú o cualesquiera de los países latinoamericanos, no pueden involucrarse con una u otra parte, tenemos el triste ejemplo de Cuba.

Producto de la experiencia de las relaciones internacionales como se ha manejado la economía y las políticas y el manejo de fronteras a nivel mundial, los países de América Latina tendrían que asumir la postura unitaria, de no involucrarse, lo cual nos conlleva a repensar en una verdadera integración política a relevar probablemente algunos organismos y darles más fuerza de carácter regional más realista.

Es importante que América Latina no impulse el juego de apoyar a uno u al otro porque ambos son capitalistas globalizadores, los chinos son la manifestación del capitalismo de Estado, en tanto que EEUU es el representante del viejo capitalismo privado. Ambos nos van a seguir dominando, colonizando, no podemos permitir ser jalados de la nariz por ninguna de estas potencias. Nos corresponde mantener una tercera voz que no esté contaminada por los principios de una u otra potencia. Aspiramos una integración independiente, con libertad democrática y justicia social. 

PUNTO DE ENCUENTRO: En el escenario en el cual ahora se discute prácticamente de manera única el asunto médico, el asunto económico y se relevan otros temas, ¿cuál es el reto para volver a posicionar en la agenda asuntos fundamentales como educación y cultura?, ¿qué cosas se pueden hacer en la post pandemia?

GERMÁN PERALTA: Es una pregunta muy sugestiva. Existe un tema de fondo que es Salud, trabajar un plan quinquenal, otros lo plantean a mediano plazo. Lo importante es hacerlo mediante un estudio profundo sobre las condiciones de las políticas de salud y de nuestras instituciones de salud, las condiciones en las que están trabajando los médicos, todo el personal sanitario, Existe déficits en todos los niveles. Me parece que esto es lo primero, modificar todo, pues el sistema está colapsado.

En segundo lugar, también hacer un planeamiento y una modificación del sistema educativo tanto universidad como secundaria y primaria, se tiene que ir hacia un manejo más dinámico, más profundo, ante todo no podemos obviar nuestra diversidad cultural y geográfica. Te doy un solo ejemplo en educación, referido a la infraestructura, los criterios de políticas en ésta comienzan por señalar que para que exista una buena educación en un centro educativo tiene que contar con buenos espacios de recreación, tiene que haber árboles y tiene que existir servicios Higiénicos, duchas y fuentes de agua, contar con ambientes que permitan permanente higiene. Asimismo, debe regresarse a una educación con valores, educación con mayor recurso tecnológico, profesores más actualizados y comprometidos con el cambio. Hay que humanizar modernamente más al niño para que haya más respeto a las normas, comprometerlo a guardar una identidad con su localidad, región y país. Pues lo realizado hasta ahora es un lastre y debe implementarse un riguroso sistema de seguimiento a las reformas. Deben modernizarse los currículos y mallas educativas. Debe retornarse a la enseñanza de mañana y tarde. Las UGEL no han cumplido sus trabajos de fiscalización activa. Un añadido, colegios que cuenten con más de 35 alumnos por salón deben ser severamente multados, si reinciden clausurados. Actualmente hay centros educativos, especialmente privados que tienen 50 o más alumnos, entonces cómo vamos a plantear cambios cuando existe hacinamiento. La educación no es una empresa mercantil. Para ejecutar una profunda reforma educativa debe implementarse una política cualitativa impulsada con lineamientos éticos en la praxis y aplicando una política científica que reconozca el valor de lo local, de lo regional. En cuanto a Cultura, no solamente debemos percibirla como tema arqueológico, es a no dudarlo visión importante, pero debe observarse la situación de los archivos, necesitamos una ley más proteccionista de nuestra memoria histórica, requerimos mejores locales, de acuerdo a criterios internacionales. Estamos llegando al bicentenario, sin una real y verdadera política archivística.

Es una decepción que debe revertirse. No olvidarse que más del 90 % de los locales donde funcionan los archivos son anacrónicos, no son funcionales, los documentos están hacinados, son un peligro para ser devorados por un incendio. Debe existir una política inmediata para preservar mejor nuestra memoria histórica. Los órganos desconcentrados, como la Biblioteca Nacional, debe mejorar en sus servicios y cumplir con su rol de crear el sistema de bibliotecas a nivel nacional, Asimismo, debe implementarse una política nacional de sinfónicas regionales juveniles. Sin embargo, no hay que olvidar otros aspectos, el Estado no se ha preocupado por el rescate y valoración de la cultura amazónica, es necesario desterrar este olvido. Requerimos en el mundo andino y en la amazonia, investigar y estudiar mitos, ritos, y medicina tradicional.

No hay que olvidar la cultura viva, la creación cotidiana que se da en las fábricas, en la calle. Se debe impulsar la creación de una política cultural que el Ministerio no la tiene. Todo ello es posible si se tiene la concepción de trabajar con la empresa privada, y si se nombra un Ministro con capacidad para exigir al gobierno lo que solicita la Unesco para cultura, es decir mejor presupuesto, Entonces, solo entonces, habrá cambios. Sin financiamiento no existe política cultural.

PUNTO DE ENCUENTRO: Se quiere regresar a un debate respecto a un cambio mayor a nivel constitucional, es decir, o regresar la constitución del 79 o hacer una asamblea constituyente. En ese aspecto, ¿usted cree que es un momento pertinente como para plantearse esos casos?

ENTREVISTADO: Bueno, regresar en bloque a la constitución del 79 no sería la medida más correcta, me parece que hay necesidad de una nueva Constitución que integre los aspectos de carácter social. en lo político debe retornarse al sistema bicameral de la del 79. Asimismo, debe respetarse todos los derechos humanos, los derechos del trabajador. La Constitución del 93 debe modificarse, es producto de una dictadura. Borea la llama “el papelote”, otro tema es la regionalización, debe modificarse, no pueden existir 24 regiones, se debe trabajar para reducirlas. La ley de Toledo fue un fiasco. El capítulo económico tiene que modificarse, debe mantener una filosofía más humana, más empresarial, debe promocionarse más las empresas mixtas. Referente a las empresas estratégicas, estas deben ser manejadas por el Estado, bajo una fuerte superintendencia que realice permanente seguimiento de fiscalización. el Sistema Legislativo, por ejemplo, debería regresar a las dos cámaras. Hay que buscar solución, nuevas medidas que se pueden hacer, pero retrotraer una Constitución de hace 30 años me parece bastante problemático.

Es más factible discutir las líneas maestras de la constitución del 79, a plantear su retorno de un plumazo. No Hay que olvidarse que los comunistas de todo pelaje, no la firmaron, estaban en contra. Ahora la reclaman, la solicitan, piden su retorno ¡Quien los entiende!  Considero que debe existir una nueva Constitución que tome todo lo nuevo que hay en ambas (79 y 93) haciendo nuevas innovaciones. Por ejemplo, la constitución del 79 no hablaba que el Perú era país plurinacional, la del 93 si lo integra, entonces este es un aporte que no se puede descartar.

La Constitución del 93 es una carta neoliberal, se inspira en la filosofía de esa época, bastante privatista y antilaboral. Otro dato, en educación superior, las universidades son la puerta abierta para el enriquecimiento de grupos familiares. Desde Fujimori se ha permitido el derecho a convertirse en “empresas con fines de lucro”. Con lo cual todas las universidades cambaron de estatus, dejaron la ley universitaria y se acogieron al anodino dispositivo legislativo. En el Perú hay cerca de 100 universidades privadas, solo el 10% son de mediana calidad, el resto son una estafa. Entonces, el país está otorgando a estas universidades privadas el tesoro más grande que tiene, la riqueza más invalorable: su juventud, es decir sus profesionales, sus líderes del mañana. No puede ser que el lucro de unos pocos, impida el buen desarrollo.

Esto es una majadería, Este grupo de malas instituciones trafican con los títulos, asaltan las economías de los padres, fomentan la mediocridad profesional. Debe acabarse con esta mercantilización de la Educación Superior. En este sentido la reforma Constitucional debe hacer grandes modificaciones, tendrá que ser una modificación cualitativa, moderna y con perspectiva hacia el futuro, concertando democracia, libertad y desarrollo económico.