Punto de Encuentro

"Estoy convencido de que Vizcarra va a ser candidato"

PUNTO DE ENCUENTRO entrevista a Mauricio MULDER, ex parlamentario y Presidente de la Dirección Política del APRA 

Por Sebastián Garaycochea

Punto de Encuentro: La coyuntura actual del COVID 19 ha demostrado la fragilidad de los diferentes países en términos institucionales, a pesar de las diferentes políticas empleadas para detener el avance de la enfermedad. Sin embargo, con excepción de algunos países puntuales, la mayoría de países en el mundo no han tenido buenos resultados conteniendo el contagio de esta enfermedad. En el caso peruano las cifras son críticas. ¿Se pudo haber hecho algo además de la medida de cuarentena obligatoria en la que parece recaer toda la estrategia del gobierno?

Mauricio Mulder: Si se hubiera hecho por lo menos uno de los ochenta hospitales que prometió el señor Vizcarra, estaríamos un poquito mejor.  Si se hubieran hecho los 80, estaríamos en una situación mucho más firme. Toda la infraestructura sanitaria del país, como dijo Fiorella Molinelli, está paralizada desde el año 2016. Ni Vizcarra, ni Humala ni PPK construyeron un hospital mas. 

En segunda instancia, ya cuando llegó la cuarentena, lo importante era prepararse para distanciar a la población. El gobierno hizo bien en un primer momento en establecer la cuarentena. Cuando recien empezo, hubo países como México y Estados Unidos que no hicieron cuarentena y les ha ido mal. Con la información que teníamos entonces, esta era la mejor propuesta. 

Sin embargo, el fracaso de la cuarentena radica en que vayamos enrumbados a los 100 días sin que se vaya flexibilizando ordenadamente la medida. Esto debió hacerse liberando estratégicamente zonas geográficas y sectores productivos conforme la información del avance de la pandemia lo permita. Esto hubiera permitido mantener un movimiento económico, producto del conocimiento del país. 

Pero, como no conocen el país, entonces sacan a los militares y todo el mundo a su casa. Esto refleja el desconocimiento que hay del país. No saben que hay un 75% de la población en condición informal que no puede acatar una cuarentena porque no tienen ingresos que caigan del cielo. 

Punto de Encuentro: La estrategia sanitaria se ha llevado a través del comando COVID, del MINSA, de los gobiernos regionales y locales y desde el grupo de prospectiva convocado por el MINSA. ¿Falta liderazgo del Ejecutivo para la toma de decisiones, canalizando de manera eficiente los recursos?

Mauricio Mulder: No solo falta de liderazgo, sino desorden y caos. Este tema se le encargó a la Ministra de Salud Elizabeth Hinostroza. Sin embargo, ante su incapacidad política, se decidió reemplazarla. Esto se hizo manteniendo el pacto político con el Frente Amplio. La decisión de poner a Zamora es estrictamente política. En el Frente Amplio han tenido siempre un ministro desde que Vizcarra es presidente.  Zamora es un político antes que un médico. Su nombramiento responde a motivaciones políticas y no profesionales o técnicas.

Como un Ministro de esta calidad no pudo contener la crisis, entonces convocaron a la señora Mazzetti para el comando COVID, quitándole al ministerio la responsabilidad política. Están distribuyendo la responsabilidad. En esta línea también se creó el Grupo Prospectiva, donde Zamora metió a todos sus amigos de la izquierda. Están ensayando formas de enfrentar el virus sin atender a criterios técnicos y científicos. Por eso, hasta el día de hoy estamos en lo mismo. 

Punto de Encuentro: ¿Ha fracasado la reforma judicial?

Mauricio Mulder: La palabra reforma la ha prostituido el señor Vizcarra desde que entró. A todo le llaman reforma. Pinta la casa de un color. Una reforma modifica las estructuras. Hace que se alcancen nuevos horizontes que no se pudo con lo  antiguo. La Junta Nacional de Justicia es lo mismo que el Consejo Nacional de la Magistratura. De reforma no tiene nada. Era una pantalla de humo para el golpe de estado que vino después. Se estaba generando un ambiente de confrontación con el Congreso para lograr el golpe. Cuando surge el tema, parte del caso de los jueces corruptos del Callao. Pero el mensaje de Vizcarra fue no reflexionan los congresistas. ¿Que tendrán que ver los congresistas? 

Punto de Encuentro: Hablando del tema de la reforma constitucional, en el extremo de la reforma electoral han habido una serie de complicaciones para implementar el calendario electoral que la nueva ley presupone. ¿Está preparado el Perú para enfrentar el proceso electoral de 2021, considerando el proceso de elecciones primarias que ahora está regulado?

El Perú probablemente no está preparado para estas elecciones. En cuanto a la “reforma” hecha por Fernando Tuesta, que no entiende absolutamente nada de partidos políticos, está hecha sin escuchar a los partidos. Para hacer este tipo de reforma, no basta leer la ciencia política europea. Hay que conocer la realidad política peruana. Conocer las dinámicas de los partidos y de la política. Y el señor Tuesta, con todo su séquito de intelectuales caviares con los que ha desarrollado esta propuesta, no han militado nunca en su vida en un partido político. Son médicos que no tienen experiencia y se les está dando el cuerpo del Estado para hacer una operación muy delicada. La comisión Tuesta consultó con todos los partidos. Y todos los partidos le dijimos que el sistema de elecciones primarias abiertas simultáneas obligatorias no iba a funcionar. Sin embargo se insistió con esto. Ahora, por el contexto del COVID se han vuelto irrealizables y se deben posponer. 

Postergar las primarias, conforme se ha aprobado en el predictamen de la comisión de Constitución,  no significa postergar las elecciones de 2021. La Constitución habla de que el mandato presidencial vence cada 5 años. El presidente no puede modificar eso. La única manera de hacer eso sería mediante un golpe de Estado, de un quebrantamiento del orden Constitucional. No hay otra. En el caso de las primarias, eso está regulado en una ley. Por lo que puede ser modificado por otra ley, como se está debatiendo en el Congreso. 

PUNTO DE ENCUENTRO: ¿Cuál es el panorama que se avizora para el Perú en la próxima contienda electoral? 

MAURICIO MULDER: Para mi el panorama es sumamente negro, puesto que no existen partidos políticos en el Perú. Los partidos políticos han sido por años atacados por los medios de comunicación. Los responsables de ellos son el Grupo El Comercio, La República y los sectores comunistas y caviares quienes desde hace más de una década han declarado una lucha contra los partidos políticos. 

Producto de ello es el Congreso actual que tenemos. Han burocratizado la vida de los partidos políticos. Desde la ley de partidos políticos del 2004, que es una mala ley, se ha atacado a los partidos organizados. Al punto de que ahora hay tres organismos encargados de investigar exhaustivamente a los partidos políticos, sin tener en cuenta que nadie percibe un sueldo por ejercer la labor partidaria. Por eso es que ahora tenemos más aventureros que partidos políticos. La prensa ha impulsado a personas y no partidos y no ideas. ¿Cómo es posible que pongan de presidenciable al alcalde de la Victoria, siendo tan limitado? Es culpa de toda la intelectualidad que por años nos ha pregonado ideas erróneas acerca de la política. No veo posibilidades para un partido serio en estas elecciones. Esto es una ruleta.

Y los espacios que han dejado los partidos han sido llenados por personajes que tienen universidades fachada. Que luego colocan a asesinos que hablan sandeces y media y los ponen con el número 1. En otros, el nepotismo es imperante. En el caso del partido morado no hay norte y el líder se escapa corriendo de la casa incendiándose de la amante. 

PUNTO DE ENCUENTRO: Esa problemática es grave ya que al llegar personas poco capacitadas al congreso suceden cosas como lo ocurrido con la propuesta de UPP para restablecer la Constitución del 79 y convocar una Asamblea Constituyente. ¿Qué opinión le merece?

MAURICIO MULDER: No existe forma jurídica válida que determine que una autoridad en el Perú pueda convocar a una Asamblea Constituyente, ni siquiera el presidente. La Asamblea Constituyente es una figura que se emplea en momentos de crisis democrática para retornar a los rumbos democráticos. 

En cuanto a la propuesta, La Constitución solo puede ser derogada por referéndum. En este momento eso no es posible, por ende, no hay manera de que la Constitución la deroguen. Salvo, claro con un golpe de Estado. Además, ¿Para que se pide restituir la Constitución del 79 y también convocar a Asamblea Constituyente? Eso no tiene sentido. ¿Va a regir la del 79 por 5 meses que dure la Constituyente? Ahí te das cuenta de la capacidad de estas personas.

PUNTO DE ENCUENTRO: Si bien es cierto no estamos preparados para una reforma Constitucional total, han habido otras propuestas de modificaciones específicas. Por ejemplo, la referida al artículo 61 de la Constitución acerca del control de precios en caso de emergencia. ¿Considera que se debe cambiar el espíritu del capítulo económico actual?

MAURICIO MULDER: No debería cambiar el espíritu del capítulo económico. Sin embargo, la Constitución en partes minimiza la posibilidad de acción del Estado. Además, creemos en un principio de planificación económica que se derogó en la Constitución del 93.  Creemos en la planificación económica, que amplía el rol subsidiario del Estado en la economía y que debe ser el marco para el desarrollo del capitalismo del Perú. Esto no les gusta escuchar a los neoliberales.

Los conceptos que permiten que la iniciativa privada sea libre, que haya estabilidad jurídica y tributaria, que los contratos sean santificados son los que han permitido que el Perú crezca. No se puede negar que el gobierno aprista, el mejor de la historia del Perú, que hizo crecer 8 u 10% al país, manejó la economía empleando esos instrumentos jurídicos. De manera tal que permitió que el Perú integre la Alianza del Pacífico, se integre a tratados de libre comercio y, en definitiva, que haya menos pobreza, como demuestran los indicadores. 

Fijar precios no es la medida que deberíamos tomar.  Esto demuestra la ignorancia supina de Urresti, quien es uno de los que promueve esto. El decía que el primer gobierno aprista era un desastre, que se hacían colas tremendas y etc. Esto pasaba por la fijación de precios, que venía desde la época de los militares. Los que contradictoriamente critican el gobierno aprista del 85 que fijó precios, ahora defienden la misma medida. Una incoherencia increíble.

PUNTO DE ENCUENTRO: la cuestión de confianza al gabinete de Zeballos a pesar de todos los escándalos sucedidos últimamente. ¿Era responsable mantener este consejo de ministros o hubiera correspondido no dar la confianza y que se cambie?

MAURICIO MULDER: Hubiera sido recomendable no dar la confianza. Este gabinete es un desastre. Pero, ¿quién iba a reemplazar a estas personas? Gente igual o peor a sus antecesores. No se trata de que se vaya el gabinete. Se trata de que se vaya el gobierno. Pero eso no va a pasar, porque están enquistados en todo el aparato del Estado. 

La influencia es transversal, Ejecutivo, Poder Judicial, y el Congreso. Este Congreso no iba a censurar nunca al premier. Todo lo que se dijo en el pleno, eso es mentira. Solo están aparentando democracia. Este congreso no tiene visión de Estado, únicamente están ganando terreno para las próximas elecciones. Como no se pueden reelegir, según la interpretación dada por el JNE, están aprovechando la plataforma que tienen ahora en el Congreso para hacer demagogia.

PUNTO DE ENCUENTRO: En todo caso, ¿sería un gesto de buena fe política que Vizcarra haga algunos cambios en el gabinete ministerial? ¿O Vizcarra ya debe mantenerse firme con el equipo que ha elegido?

MAURICIO MULDER: Si no lo ha hecho hasta ahora, no lo hará. Ya se creyó el cuento de sus asesores que le aseguran que no debe rendir cuentas a nadie. El Ejecutivo está tratando de demostrar que lo que más le importa, no es reducir la cantidad de muertos. Lo que le importa realmente es no bajar en las encuestas de aprobación. Y esto evidentemente porque tiene intereses en postular más adelante. Como sabe de la interpretación en cuanto a gobiernos regionales del JNE, que permitió la participación de un vicegobernador regional que había asumido la gobernatura ante la vacancia del gobernador, entonces por analogía se le permitiria la reelección a Vizcarra, y se está tratando de asegurar. Estoy convencido de que va a ser candidato.

Punto de encuentro: ¿Le queda resto físico y político a Vizcarra para tentar una reelección? ¿No sería suicida? 

Tiene la estructura del Estado, el apoyo de los medios y lo apoya la caviarada. Esto le alcanza solo para quedarse en el poder. No le importa sacar al país adelante. Eso y evitar las acusaciones de corrupción. Cuando haya el cambio de poder, y se redistribuya la correlación de fuerzas, deberá responder por los 41 procesos que tiene pendientes con la justicia. 

Sin embargo, está claro que no va a poder sacar adelante el país. No le importa eso. Solo le interesa el poder. Y evadir los cuestionamientos de corrupción. Quien asuma el reto de ser presidente no puede ser cualquier persona. Imagínate que Urresti sea presidente. Sería pasar de la sartén a la olla. Aunque es considerado presidenciable, esta es una desgracia. Peor que el coronavirus. 

Una manera de mejorar el nivel de la clase política peruana sería establecer el voto voluntario. Esto elevaría el nivel de criterio en la elección. Irían a votar solo los interesados, los que sí se informan. El voto obligatorio surgió como una medida para restringir la participación aprista. Como los apristas eran los únicos que votaban, se planteó el voto obligatorio, diluyendo así el voto aprista.  

Punto de Encuentro: ¿Podría contarnos la historia de la vez que conoció a Víctor Raúl Haya de la Torre en persona por primera vez?

Claro que si. Yo conocí a Haya de la Torre en el 74. Yo era cachimbo en la catolica y ya era aprista. Era aprista desde el colegio, pero no había ido al partido. Y fui una noche al local del partido porque había leído el libro de Augusto Thorndike, el año de la barbarie. Entonces, yo le comente este libro a un compañero de la universidad, Raúl Lozano me acuerdo. El me dijo ¿por qué no vas al partido? Ahi tambien venden libros, deberias ir.  

El año de la barbarie es la historia de la revolución de 1932, escrita por un Velasquista encima. Está tan bien narrada y contada, que me dio por seguir buscando sobre la revolución. Entonces, siguiendo el consejo, fui al partido. Y ahi, efectivamente vendían libros. Y yo me compre un libro ahí al final de la rotonda. Había una compañera que se llamaba Margarita, que me vendió el libro Mi testimonio de la revolución del 32, de Juvenal Ñique. Y cuando se lo compre, la compañera Margarita me pregunto ¿por que no se lo haces firmar al jefe? Y yo le dije, pero y el jefe ¿dónde está?. Y ella me dijo, señalando al frente, al cuarto donde está la jefatura: Ahi esta. Y ahi estaba. A mi me pareció tan sencillo que Haya de la Torre, del que acababa de leer todas estas proezas estuviera ahí, tan cerca. Entonces me paré en la puerta, medio chupado con el libro el mano. Y Haya me vio y me dijo, adelante, adelante. Entonces yo entré y le pregunté si me podía firmar el libro, a lo que Haya accedió complacido. Mientras lo firmaba me pregunto: tu, ¿de qué universidad eres?. Yo le respondí que era de la Catolica. ¿De la catolica? Esa es ahora como era San Marcos en mi época. Y me firmo el libro, y hasta ahora lo guardo. Me quede ahí hablando con él desde las 7 de la noche hasta las 1 de la mañana más o menos.